MUNDO

Expresidente plantea investigar a todas las constructoras brasileñas


Senador Óscar Ortiz ve que caso Lava Jato es sinónimo de OAS. Plantean investigar sin límites de tiempo y periodos de gobierno  

Escuchar el artículo Pausar Lectura

06/04/2018

Categórico. El expresidente Carlos Mesa cree que la  investigación del caso Lava Jato en Bolivia no debe circunscribirse a un periodo y debe encararse sin restricción de jerarquías ni de niveles e incluirse al total de la presencia de constructoras internacionales en Bolivia, incluyendo la brasileña OAS. 

La ponencia de Mesa asoma después de que la comisión que indagará los supuestos sobornos en la operación Lava Jato que involucra a empresas brasileñas anunciara que la pesquisa se enfocará en los mandos medios, que según la justicia brasileña, recibieron dinero para adjudicar el tramo Roboré-El Carmen a Camargo Correa, entre 2004 y 2006. Se descartó la revisión de contratos del actual Gobierno con OAS. 

“Si queremos transparencia y si creemos que hemos llevado adelante nuestro trabajo de manera correcta es necesaria e imprescindible una investigación amplia para que no haya ningún tipo de duda y debe trabajarse en el periodo completo de la presencia internacional de las empresas constructoras en el país y no solo circunscribirse hasta 2006”, señaló Mesa. 

El expresidente dijo que espera pluralidad de la comisión que investiga el caso Lava Jato y que debe encarar un trabajo integral  dentro de Bolivia y consultando a la  fuente que dio la información. 

Para el senador Óscar Ortiz, el caso Lava Jato para los bolivianos es sinónimo de OAS. Denunció que la empresa brasileña que regaló un departamento al expresidente Lula da Silva se adjudicó contratos por $us 850 millones en la gestión del presidente Evo Morales.

“La comisión del partido oficialista no quiere investigar las empresas del escándalo Lava Jato en Brasil que hubieran tenido contratos en Bolivia”, puntualizó.

Según el ministro de Gobierno, Carlos Romero, la Asamblea ha dividido la investigación en dos etapas. La primera comprende Odedrecht; sin embargo, la firma observada es  Camargo Correa que construyó Roboré-El Carmen. “Luego se indagará a OAS”, dijo. 

Para el analista Gustavo Pedraza, la investigación en Brasil encontró vínculos con Bolivia suficientes para escudriñar a fondo las obras donde hayan intervenido las empresas brasileñas, sin excepción y sin límites de tiempo y periodos de gobiernos. 



 




En esta nota