BÉLGICA

El grupo yihadista Estado Islámico reivindica el ataque en Lieja


Benjamin Herman, el belga de 31 años autor del ataque de Lieja, es un viejo conocido de la justicia belga desde su adolescencia con condenas por robo o consumo de estupefacientes y se convirtió al islam en prisión en 2012

Familiares dejan flores en sitios donde fallecieron sus seres queridos en el atentado. Foto Reuters
Escuchar el artículo Pausar Lectura

30/05/2018

El grupo Estado Islámico (EI) reivindicó este miércoles el ataque perpetrado la víspera en la ciudad belga de Lieja por un individuo que mató a dos policías y un estudiante, según el órgano de propaganda de la organización yihadista, Amaq.

Benjamin Herman, el belga de 31 años autor del ataque de Lieja, es un viejo conocido de la justicia belga desde su adolescencia con condenas por robo o consumo de estupefacientes y se convirtió al islam en prisión en 2012.

"El autor del ataque en la ciudad de Lieja, en Bélgica, es un soldado del Estado Islámico", afirmó el grupo en un comunicado publicado por Amaq.

Un día después del "asesinato terrorista" de tres personas, Bélgica se interrogaba sobre las motivaciones que llevaron a un hombre considerado en principio "no peligroso" en prisión, según el ministro de Justicia Koen Geens, a matar a dos agentes de policía y un joven de 22 años.

Te puede interesar: 

Herman aprovechó un permiso penitenciario con el objetivo de preparar su reinserción, "una decisión normal" según Geens, para pasar al acto. "Ya tuvo 13 permisos penitenciarios de este tipo que se desarrollaron bien", explicó el ministro a la radio La Première el miércoles.

Nacido el 12 de enero de 1987 en el seno de una familia de Rochefort, una localidad del sur de Bélgica conocida por su cerveza trapista, Herman experimenta sus primeros problemas con la justicia a los 16 años.

En 2003, ingresa en un centro cerrado para jóvenes delincuentes en Everberg, en la provincia del Brabante Flamenco (centro). ¿Sus primeros delitos? "Incendio provocado, agresión con lesiones, resistencia a la autoridad", según el diario La Meuse.

Su hermano Dimitri, tres años menor, sigue a menudo sus pasos y "ambos pasarán varias veces ante el juez de menores", agrega el rotativo.

Desde el martes, los medios belgas presentan a Benjamin Herman como un delincuente muy inestable y violento por su adicción a las drogas.
   



 




En esta nota