BOLIVIA

El terremoto que sacudió Wenchuan todavía duele en China


EL DEBER estuvo en Wenchuan, uno de los distritos más afectados por el fenómeno telúrico en 2008, para verificar los efectos del sismo y las obras de reconstrucción

Foto: Carlos Morales
Foto: Carlos Morales
Foto: Carlos Morales
Foto: Carlos Morales
Escuchar el artículo Pausar Lectura

18/05/2018

El reloj marcaba las 14:28 aquella tarde del 12 de mayo cuando la tierra se movió de su lugar en la escuela secundaria Suanho, en el pueblo de Yingxiu.

Los jóvenes habían ingresado a las aulas ocho minutos antes y se preparaban para un día normal de clases. Todo se vino abajo tras un minuto y veintidos segundos que duró el terremoto de 8 grados Richter que sacudió la provincia de Sichuan en 2008, hace 10 años.

Casi nada quedó en su sitio. Pueblos enteros fueron literalmente borrados del mapa por la ferocidad del sismo.

Foto: Carlos Morales 

Los registros oficiales hablan de 69.227 muertos y 374. 643 heridos. Una herida que todavía no cierra y que sus pobladores expresan con lágrimas en los ojos.

EL DEBER estuvo en Wenchuan, uno de los distritos más afectados por el fenómeno telúrico, para verificar los efectos del sismo y las obras de reconstrucción.

Un pueblo arrasado

De los 12.700 habitantes de Yingxiu, 6.530 murieron por el sismo, es decir, más de la mitad del poblado perdió la vida.

El lugar está habitado por las etnias Tza y Cha, que viven de la agricultura y la ganadería. Hoy, la mayoría vive del turismo.

Casi el 80% de los edificios y casas fueron destruidos.

Wang es parte de la etnia Tza. Viste un colorido y elegante traje con el que sus coterráneos reciben a los invitados especiales. Su familia más cercana se salvó, pero otros murieron bajo los escombros.

Foto: Carlos Morales 

"Sentimos un ruido muy fuerte y vimos cómo los caminos hacían como olas. Cuando salimos de la casa no podíamos mantenernos de pie. Solo pensé que iba a morir".

El sismo fue tan potente en Yingxiu que la planta baja de los edificios se hundió mas de un metro bajo la tierra.

Además, provocó un alud de lodo y piedras que bloqueó el camino de acceso a Yingxiu, que quedó como una isla aislada del exterior.

Profesores héroes

La escuela de Suanho se había terminado de construir en 2006, por lo que funcionó apenas dos años antes de ser destruida por el terremoto.

El centro educativo tenia 1.527 estudiantes y 133 maestros. Producto del terremoto murieron 55 personas en total. Hay 19 estudiantes desaparecidos cuyos cuerpos no pudieron ser recuperados de entre los escombros.

Las historias de los maestros y alumnos que sufrieron el terremoto en Yingxiu son estremecedoras.

La maestra Chen quedó atrapada en un cuarto de baño. Durante tres días de las operaciones de rescate ella podía oir los gritos de los rescatistas, pero ellos no la podían escuchar. Finalmente con una piedra golpeó un caño de desague y eso permitió que la pudieran rescatar. Chen sintió que había nacido de nuevo, por eso fijó su nuevo cumpleaños el 12 de mayo.

Foto: Carlos Morales 

El maestro Fantzie daba clases de computación cuando sobrevino el desastre. Había 42 estudiantes en el aula cuando tembló la tierra. El educador se puso debajo de la puerta para evitar que se caiga y por esa acción logró que los estudiantes escapen del lugar. Tras salir el último estudiante el edificio se vino abajo y Fantzie murió bajo los escombros. Sus estudiantes le rindieron homenaje a los pies de su tumba resaltando que él les había dado una segunda vida.

La difícil reconstrucción

Cuando ella tenía 35 años, Bu Zhenying perdió a su único hijo en el terremoto de Wichuan. El Gobierno acaba de darle un departamento nuevo en Beichuan Qiang y ella siente que comienza una nueva vida.

"El momento que supe de la muerte de mi hijo, sentí que otro terremoto ocurría en mi corazón", contó Bu al diario China Daily.

Otras 7.396 viviendas fueron entregadas esta semana como parte de los proyectos oficiales de reconstrucción que ya beneficiaron a unas 12 millones de personas.

Beichuan Qiang fue una de las ciudades más afectadas por el sismo. Unas 20.000 personas murieron o terminaron desaparecidas por el desastre.

Diez años después 38 poblaciones del distrito de Sichuan fueron completamente reconstruidos por la acción gubernamental que obligó a una inversión por más de 268.000 millones de dólares.

Foto: Carlos Morales 

Nuevas escuelas, hospitales, departamentos, casas y parques fueron reconstruidos desde los escombros.

Unos 15 meses tomó la reconstrucción total de Beichuan en un área de 5 kilómetros cuadrados donde ahora viven unas 35.000 personas. Está ubicada a 23 kilómetros de la destruida ciudad, dado que era imposible hacerlo en el mismo lugar.

El viejo Beichuan ha sido preservado para hacer estudios sobre el impacto de los terremotos en diferentes tipos de estructuras.

El presidente chino Xi Jinping visitó las zonas reconstridas en Yingxiu, epicentro del terremoto, y aseguró que las obras demuestran "la superioridad del Partido Comunista y del sistema socialista para enfrentar cualquier catástrofe natural".

Datos de la reconstrucción

-Fondos para la reconstrucción: 268.000 millones de dólares

-Proyectos de reconstrucción: 29.692

-Departamentos construidos: 5 millones (12 millones de personas)

-Trabajadores beneficiados: 1,7 millones

-Escuelas reconstruidas: 8.283

-Hospitales reconstruidos: 2.292



 




En esta nota