MUNDO

Ecuador reclama a Bolivia y Venezuela por caso Correa


La Justicia ecuatoriana acusa al exmandatario de estar vinculado al secuestro en Colombia del exdiputado Fernando Balda

Rafael Correa en el ojo de la tormenta, también por casos de corrupción
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

05/07/2018

El Gobierno de Ecuador envió ayer “notas formales de protesta” a Bolivia y Venezuela, después de que los mandatarios Evo Morales y Nicolás Maduro criticaran el pedido de captura y prisión preventiva del expresidente Rafael Correa, supuestamente implicado en el secuestro de un exlegislador.

En una declaración de prensa, el canciller ecuatoriano, José Valencia, anunció que se presentaron “notas formales de protesta”  y se llamó a los embajadores de Venezuela y Bolivia en Ecuador para que expliquen las declaraciones de sus presidentes.

 Asimismo, dijo que se pidió que el embajador de Ecuador en Bolivia regrese al país para tratar el tema y se suspendió el traslado a Venezuela del nuevo delegado diplomático en ese país.



Morales había rechazado en las últimas horas la solicitud de encarcelamiento contra el exmandatario ecuatoriano Rafael Correa y denunció una supuesta “injerencia” de Estados Unidos en ese pedido.

“Rechazamos solicitud de la Fiscalía de Ecuador de prisión preventiva contra el expresidente de ese país, Hno. @MashiRafael”, escribió el mandatario en Twitter.

Por su parte, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió que “cese la persecución” contra el exmandatario de Ecuador, Rafael Correa, a quien la justicia de ese país le ordenó prisión preventiva. 

El expresidente ecuatoriano Rafael Correa, quien vive en Bélgica tras dejar el poder en 2017, está en camino de ir a prisión por orden de un juez, a raíz de su presunta vinculación en el secuestro de un opositor en Colombia en 2012.



La jueza Daniela Camacho aceptó este martes un pedido de la Fiscalía y ordenó “prisión preventiva” contra el popular exmandatario de 55 años, según una decisión difundida por la Corte Nacional de Justicia (CNJ). Al mismo tiempo activó una circular roja para que la Interpol ubique a Correa con fines de extradición.

 Correa, quien gobernó Ecuador durante una década, es acusado de los delitos de asociación ilícita y secuestro del exdiputado Fernando Balda, según la Fiscalía. La investigación todavía está en curso y el dirigente podría ser sobreseído antes de que la suprema CNJ lo llame a juicio.
Correa ya había anticipado que podría solicitar asilo en Bélgica, de donde es oriunda su esposa. “Buscarán humillarnos y hacernos pasar un mal rato”, señaló tras denunciar un complot político.



 




En esta nota