MUNDO

Ecuador da vía libre para liberar a Julian Assange


El Gobierno de Lenín Moreno obtuvo garantías de Londres para que el líder de WikiLeaks no sea extraditado a Estados Unidos


Assange analiza la propuesta y alerta que EEUU lo quiere preso
Escuchar el artículo Pausar Lectura

Hace 5 días

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, reveló que “está hecho el camino” para que el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, decida abandonar la embajada ecuatoriana en Londres, donde está asilado desde 2012.

“Está hecho el camino para que Assange tome la decisión de salir a una casi libertad”, declaró Moreno a la prensa, al afirmar que Reino Unido le ha garantizado que el australiano no será extraditado a un país donde su vida corra peligro.

“Digo casi libertad porque no olvidemos que él no se presentó a los juzgados británicos y tiene que pagar una pena no larga por aquello. Eso lo decidirá la justicia británica”, precisó el mandatario.

El australiano, de 47 años, teme ser extraditado a Estados Unidos por difundir miles de secretos oficiales de ese país a través de su página web.

Ecuador sostiene que Assange no afronta ningún pedido de extradición; sin embargo, en noviembre WikiLeaks indicó que su editor fue aparentemente inculpado por la justicia estadounidense por publicar documentos robados al Partido Demócrata durante las elecciones presidenciales de EEUU en 2016.

“Nos enviaron una comunicación oficial del Gobierno británico indicando que la Constitución de Gran Bretaña impide que una persona sea extraditada a un sitio donde corra peligro su vida”, indicó Moreno.

Assange se refugió en 2012 en la embajada de Ecuador para evitar ser enviado a Suecia, que lo reclamaba para enfrentar acusaciones por supuestos delitos sexuales. Esas causas no prosperaron.

Nueva relación

Por su parte, el nuevo embajador de Ecuador en el Reino Unido, Jaime Marchán, viaja rá próximamente a Londres con el objetivo de fomentar una relación bilateral castigada por el caso del fundador de Wikileaks, Julian Assange, pero que considera “no está condicionada por su asilo”.

“Las instrucciones que he recibido son muy claras y se orientan esencialmente en repotenciar las relaciones del Ecuador con el Reino Unido”, explicó en una entrevista este diplomático de carrera que entre 1975 y 1978 fue cónsul y encargado de negocios en la misma legación de la capital británica.

De 71 años y quiteño, desde que fuera designado embajador, Marchán ultima preparativos para viajar la próxima semana a la Embajada ecuatoriana, que desde hace seis años está inevitablemente en el foco público.

Se ha fijado entre sus objetivos, “salir un poco de la zona de reflectores mediáticos en relación al tema del señor Assange”, indicó el diplomático.