MUNDO

EEUU queda solo en la ONU por su defensa de respuesta israelí en Gaza


Israel argumenta que el movimiento Hamás está detrás de las movilizaciones. Teme que ingresen a su territorio y advierte que habrá respuestas. Las movilizaciones continuarán, según los líderes de Hamás

Al menos 2.400 palestinos resultaron heridos. Una bebé murió por el gas lacrimógeno
Escuchar el artículo Pausar Lectura

16/05/2018

EEUU defendió ayer en solitario la respuesta de Israel a las protestas en Gaza durante una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, en la que una mayoría de países cuestionaron la actuación israelí que este lunes causó unos 60 palestinos muertos.

Varios Estados miembros y la propia ONU, además, reclamaron una investigación independiente sobre lo sucedido ayer y exigieron a Israel que limite el uso de la fuerza. El único país que se desmarcó claramente del sentir general del Consejo de Seguridad fue Estados Unidos, el gran aliado de Israel, que culpó exclusivamente al movimiento islamista Hamás de la violencia y lo acusó de utilizar a civiles como escudo para tratar de llevar a cabo ataques.

“¿Quién entre nosotros aceptaría este tipo de actividad en su frontera? Ningún país en esta sala actuaría con más contención que Israel", dijo la embajadora estadounidense, Nikki Haley, durante el debate. Según fuentes diplomáticas, EEUU impidió que el Consejo de Seguridad adoptase una declaración sobre los hechos en la que se pedía una investigación imparcial.
 
Sin capital no habrá paz
Haley, además, aseguró que lo sucedido ayer no tiene ninguna conexión con el traslado de la embajada de EEUU a Jerusalén y acusó a Irán de estar detrás de “los terroristas de Hamás".

“Aquellos que sugieren que la violencia en Gaza tiene algo que ver con el emplazamiento de la embajada de EEUU están sumamente equivocados", insistió.

La diplomática defendió esa decisión  y consideró que no puede haber ningún acuerdo de paz que no incluya a Jerusalén como capital israelí. 

En respuesta, la mayoría de los miembros del Consejo de Seguridad insistieron en que el estatus de Jerusalén solo puede definirse en un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos. Algunos, como Rusia, advirtieron que las “acciones unilaterales" estadounidenses están teniendo un impacto negativo sobre el terreno y desestabilizando aún más la situación. Bolivia pidió que la Corte Penal Internacional (CPI) investigue “los crímenes cometidos" contra los palestinos durante las manifestaciones de las últimas semanas.

Los Estados árabes apoyaron al embajador palestino, Riyad Mansur, que criticó la inacción de Naciones Unidas ante el sufrimiento de la
población civil.

Kuwait, el representante árabe en el Consejo de Seguridad, tiene previsto presentar una propuesta de resolución para que se ofrezca protección internacional a los civiles palestinos.

Israel defendió que lo que otros llaman manifestaciones son “disturbios violentos" para penetrar en territorio israelí para causar daños. Asegura que Hamás está usando escudos humanos. Los líderes de Hamás dicen que seguirán protestando. 

Israel vivió un día de  celebraciones, mientras  el resto del mundo lo criticaba
Israel vivió el lunes un día de celebraciones por la inauguración de la nueva embajada estadounidense en Jerusalén, y el 70.º aniversario de su creación, pero ayer enfrentaba una lluvia de reclamos diplomáticos por la crisis en Gaza.

El presidente palestino, Mahmud Abás, llamó a consultas a Hossam Zomlot, representante en Estados Unidos de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).

Turquía e Israel, en una nueva  pulseada, expulsaron temporalmente a los respectivos representantes diplomáticos. El presidente turco, Recep
Tayyip Erdogan, advirtió que la cumbre islámica del viernes sobre los palestinos enviará "un mensaje fuerte al mundo".
Sudáfrica llamó a consultas a su embajador en Israel. Irlanda convocó en Dublín al embajador israelí, y fue seguida por Bélgica, que llamó a la embajadora Simona Frankel, después de que calificara de "terroristas" a todas las víctimas de Gaza, según Bruselas.

La UE y Londres hicieron llamados a la calma y, al igual que Pekín y Francia, criticaron al uso de la fuerza desproporcionada por parte de Israel.
El Consejo de Derechos Humanos de la ONU y la organización Amnistía Internacional, considerados enemigos por Israel, se refirieron a las acciones israelíes como "crímenes de guerra".

EL CONTEXTO 

Protestas
La Franja de Gaza es desde el 30 de marzo escenario del movimiento La marcha del retorno, que terminó el lunes con enfrentamientos en los que murieron cerca de 60 palestinos por disparos israelíes.

Recuperación
Las marchas reivindican el derecho de los palestinos a volver a las tierras de las que huyeron o fueron expulsados con la creación de Israel en 1948. 

Bolivia
El presidente de la Comunidad de Palestina en Bolivia, Ayman Altaramsi, condenó “el genocidio y masacre israelí en la Franja de Gaza ayer, lunes, por el traslado de la embajada de Estados Unidos a Jerusalén”. 



 




En esta nota