MUNDO

Dos muertos y 15 heridos, a horas del Día D para el ingreso de la ayuda


Los enfrentamientos armados se produjeron en la frontera con Brasil. Una comunidad indígena resiste el cierre de la frontera. Dos conciertos a un lado y al otro del límite con Colombia llaman la atención mundial


Dos conciertos, dos posiciones. Los primeros por la ayuda humanitaria y los otros contra EEUU
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

23/02/2019

Dos muertos y más de 15 heridos es el saldo preliminar de un enfrentamiento armado entre fuerzas militares venezolanas y un grupo de indígenas en el estado de Bolívar, fronterizo con Brasil, a pocas horas del Día D, hoy sábado 23, en el que la oposición intentará ingresar la ayuda humanitaria a Venezuela y romper el bloqueo militar impuesto por el Gobierno de Nicolás Maduro.

El enfrentamiento entre una comunidad indígena y la Fuerza Armada de Venezuela en el estado venezolano de Bolívar se cobró otra vida, con lo que se elevó a dos el número de fallecidos, informó el diputado opositor Américo De Grazia.

“Rolando García, indígena pemón, es la segunda víctima fatal de la operación criminal del General José Montoya (GN, Guardia Nacional). Quien fallece, ingresó herido al Hospital de #Pacaraima #Brasil. Hay 3 heridos de bala, graves. Todas las víctimas son indígenas”, dijo el parlamentario en su cuenta de Twitter.



Según los datos del diputado, hay al menos 15 heridos de bala, tres de ellos de gravedad.

De acuerdo con la información aportada por los diputados de Bolívar, los indígenas pemones de la comunidad kumarakapay se enfrentaron a militares para impedir el bloqueo de la ayuda humanitaria que se acopia en el estado brasileño de Roraima y que el Gobierno de Nicolás Maduro se niega a aceptar. En declaraciones al canal en línea VIVOplay, De Grazia indicó que en horas de la mañana se presentó “un tiroteo” que causó unas 15 personas heridas, que “tres de ellas” habían sido trasladadas hasta el hospital de Santa Elena de Uairén (en Bolívar) y “una fallecida indígena”.

Dos conciertos, dos países

En la víspera del esperado ingreso de ayuda a Venezuela, el pulso por el poder en ese país se escenifica con dos conciertos apoyados por la oposición y el chavismo en cada extremo de un puente limítrofe con Colombia.



El espectáculo más multitudinario se llevó a cabo ayer del lado colombiano, mientras que a unos 300 metros de allí, en el lado venezolano, comenzó el espectáculo musical de tres días que anunció el gobierno de Nicolás Maduro.

A merced del fuerte sol de la ciudad de Cúcuta, ríos de gente de blanco disfrutaban del Venezuela Aid Live, una maratón de artistas de habla hispana que atendieron el llamado del promotor del evento, el multimillonario británico Richard Branson. Los organizadores esperaban al menos 250.000 asistentes.

Con el apoyo del opositor Juan Guaidó, reconocido por medio centenar de naciones como presidente interino de Venezuela, la iniciativa pretende dar un impulso para recaudar 100 millones de dólares en 60 días, con el fin de comprar alimentos y medicinas para el país petrolero, sumido en su peor crisis en la historia moderna. Unos 2,7 millones de venezolanos han migrado desde 2015, según la ONU.

“El que fue el país más rico de Latinoamérica ahora es el más pobre, eso es inaceptable (...) traigamos el cambio. Hagamos de hoy un día de esperanza para toda Venezuela”, dijo Branson en el inicio del concierto.

Uno de los primeros en subir al escenario fue el baladista venezolano José Luis Rodríguez, más conocido como El Puma, quien llamó a las fuerzas armadas de su país a no impedir el paso de la ayuda escencial. “Despójense de eso, del uniforme y de las armas, no disparen al pueblo”, dijo.



Maduro dice que no pasarán

El Gobierno de Maduro advierte que no dejará ingresar los cargamentos porque, según él, se trata de un pretexto de Estados Unidos y sus aliados para invadir militarmente a Venezuela.

Branson caminó por el puente internacional de Tienditas, aledaño a donde se realiza el evento, y constató el bloqueo realizado por militares venezolanos en ese paso, uno de los cuatro en Colombia por donde se prevé que el sábado pasen alimentos, kits de aseo y productos médicos.

La migrante venezolana Reymar Perdomo abrió el concierto con un reggae que cantaba en los autobuses de Lima y que se hizo viral en las redes sociales. “Lo mío fue una tragedia con beneficios. Ahora hay que aprovechar este evento ya que los ojos del mundo están encima nuestro”, dijo a la AFP.

Entretanto, al otro lado del puente, comenzó el concierto organizado por el gobierno de Maduro, “Hands off Venezuela” (Manos fuera de Venezuela), en un lugar fuertemente custodiado por efectivos militares.

En medio de esta oposición de espectáculos, los venezolanos contienen la respiración en la víspera del día previsto por Guaidó para la entrada de ayuda humanitaria extranjera a Venezuela.

En las bodegas colombianas del complejo del puente de Tienditas, que no ha sido inaugurado por el cierre temporal de la frontera ordenado por Maduro en 2016, aguardan más de 600 toneladas de provisiones.

Guaidó, que el jueves emprendió viaje hacia la zona limítrofe, asegura que esta entrará “sí o sí” el sábado (hoy) a Venezuela.

PARA EVO MORALES, LA AYUDA ES UN “CABALLO DE TROYA” PARA UNA INVASIÓN

El presidente Evo Morales advirtió de que la ayuda humanitaria a Venezuela puede ser utilizada para invadir el país y provocar un conflicto bélico, por lo que llamó a defender a ese país.

“Lamentamos que la Ayuda Humanitaria quiera ser utilizada como “caballo de Troya” en Venezuela, para invadir y provocar una guerra”, escribió el mandatario boliviano en su cuenta en Twitter.

Morales señaló en su mensaje en la red social que “los hermanos latinoamericanos no podemos ser cómplices de una intervención militar”.

“Defender a Venezuela es defender la soberanía de América Latina”, sentenció el presidente.

Posteriormente, en un discurso en la localidad de Caiza, en la región suroccidental de Potosí, el presidente se preguntó “qué ayuda humanitaria” se envía a Venezuela, ya que a su juicio “en el fondo es el petróleo” lo que interesa de este país.

Al respecto, argumentó que Estados Unidos “no tiene reservas de petróleo para muchos años”, mientras que Venezuela es uno de los países con más reservas en todo el mundo.

El mandatario añadió que el objetivo real es “adueñarse del petróleo venezolano, con eso enfrentar a otros continentes”.

“Si hay un problema económico en Venezuela, es producto del bloqueo económico que ejercita Estados Unidos”, apuntó. “No va a haber paz si no se respeta la soberanía de un Estado, su soberanía política y fundamentalmente su soberanía económica”, dijo.

EXJEFE VINCULA A MADURO CON NARCO Y HEZBOLÁ

El exencargado de Inteligencia Militar de Venezuela y una de las figuras más conocidas del gobierno de ese país anunció su respaldo a la oposición y llamó a Nicolás Maduro un dictador cuyo círculo cercano está lleno de corruptos, que ha tratado con el narcotráfico y cortejado al grupo militante Hezbolá.

En entrevistas con The New York Times, Hugo Carvajal, de 58 años y quien es diputado del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSDV), exhortó a otros militares a romper filas con el presidente antes de una jornada de probable tensión hoy, en la que los opositores buscarán pasar la ayuda humanitaria por las fronteras frente a un bloqueo ordenado por Maduro.

Carvajal reconoció al jefe del Parlamento, Juan Guaidó, como presidente encargado, y pidió a Nicolás Maduro asumir la crisis del país.

“Presidente encargado de la República Bolivariana de Venezuela, Juan Guaidó Márquez, aquí está un soldado más por las causas de la libertad y la democracia para ser útil en la consecución de los objetivos de restablecer el orden constitucional que nos permita convocar a elecciones libres”, dijo en un video difundido en Twitter.

El parlamentario, que fue cercano al fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013), criticó al Gobierno de Nicolás Maduro, al que considera un “usurpador”, por no aceptar la ayuda humanitaria que se encuentra bloqueada en la frontera por militares y pidió a los funcionarios castrenses seguir lo que les dicte su corazón. Señaló que las Fuerzas Armadas venezolanas “están subyugadas bajo lineamientos cubanos” y que no tienen capacidad de enfrentar a ningún enemigo.

“El día de hoy técnicamente no tenemos capacidad para enfrentar a ningún enemigo”, aseguró.



 




Notas Relacionadas