ESCÁNDALO

Cambridge Analytica se declara en quiebra en EEUU


Está acusada de haber usado los datos personales de 90 millones de usuarios de Facebook sin su consentimiento

Escuchar el artículo Pausar Lectura

18/05/2018

La firma británica de análisis de datos Cambridge Analytica, en el centro del escándalo por el uso fraudulento de datos de los usuarios de Facebook, presentó una declaración voluntaria de bancarrota en Estados Unidos, según documentos presentados en un tribunal de Nueva York.

La empresa, cuyo abogado registró la declaración el miércoles, anunció a principios de mayo que cesaba sus operaciones, iniciaba un proceso de insolvencia en el Reino Unido y preparaba la declaración de bancarrota Estados Unidos.

Cambridge Analytica está acusada de haber usado los datos personales de 90 millones de usuarios de Facebook sin su consentimiento. Esta información habría sido utilizada para elaborar un programa que permitió predecir e influenciar el voto de los electores en la campaña presidencial de Estados Unidos de 2016, que ganó Donald Trump.

La empresa británica lo negó categóricamente, a pesar de las grabaciones en cámara oculta de su director general, Alexander Nix, que acabó siendo suspendido.

Facebook, por su parte, insiste en que ignoraba que los datos recuperados por la empresa analítica a través de una aplicación de pruebas psicológicas desarrollada por un investigador universitario fueran utilizados con fines políticos.   El gigante estadounidense se vio sin embargo arrastrado por el escándalo, acusado de no proteger suficientemente a sus usuarios.

Su fundador y director ejecutivo, Mark Zuckerberg, tuvo que pedir disculpas en abril por los "errores" de su empresa ante los parlamentarios estadounidenses. 

No calla

Christopher Wylie, que destapó el escándalo del uso de datos de Facebook con fines electorales, testificó en el Congreso de EEUU. El exdirector de investigación de Cambridge Analytica, la consultora que durante años funcionó como una alquimia electoral, declaró este miércoles en el Congreso de Estados Unidos que la compañía compartió datos con ejecutivos vinculadas a la inteligencia rusa y usó investigadores de este país. Wylie también fue quien filtró información sobre el secuestro de datos privados de 50 millones de usuarios de Facebook por parte de la firma británica para influir en la campaña electoral en favor de Donald Trump. Y no mentía.

En una comisión del Senado, Wylie apuntó que el académico de la Universidad de Cambridge que creó la aplicación, Alexander Kogan, trabajaba al mismo tiempo en proyectos financiados por Rusia. "Esto significa que, además de los datos de Facebook a los que accedieron en Rusia, existen motivos razonables para sospechar que CA (Cambridge Analytica) podría haber sido un objetivo de inteligencia de los servicios de seguridad rusos... y que los servicios de seguridad rusos podrían haber sido informados de la existencia de los datos de Facebook de CA", informó Wylie en su testimonio escrito.

Wylie agregó que Cambridge Analytica "usó investigadores rusos para recoger sus datos, y abiertamente compartió información sobre 'campañas de rumores' con compañías y ejecutivos vinculados a la agencia de inteligencia rusa FSB". Reconoció que durante ese periodo estaba preocupado por "el nivel de compromiso que la compañía tenía con Rusia".