MUNDO

Assange no tendrá su vista de extradición a EEUU hasta febrero de 2020


A finales de octubre, se celebrará una vista para determinar, entre otras cosas, qué tribunal estudiará la solicitud de Estados Unidos


Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

14/06/2019

La justicia británica decidirá sobre la petición estadounidense de extraditar al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, para juzgarlo por espionaje, durante una vista fijada para finales de febrero de 2020.

Durante una sesión de procedimiento, la jueza Emma Arbuthnot ordenó "una audiencia de cinco días en febrero, probablemente a partir del 24 de febrero", anunció un portavoz judicial en Londres.

Assange no estuvo presente en la sala el viernes, pero siguió el procedimiento por videoconferencia desde la prisión de Belmarsh, en el sudeste de Londres, donde cumple una condena de 50 semanas por violar su libertad condicional cuando en 2012 se refugió en la embajada de Ecuador en Londres.



"175 años de mi vida están en juego", dijo el australiano de 47 años, aludiendo a la duración de la pena a la que puede ser condenado. También afirmó que "WikiLeaks no es más que una publicación".

Assange "está sometido a una enorme presión, enfrentado a un caso complejo y de enorme envergadura", después de haber "sufrido las consecuencias de su confinamiento en la embajada y ahora en la cárcel", dijo a la AFP su abogada británica, Jennifer Robinson.

"Perdió peso y vomita"

El fundador de WikiLeaks está actualmente ingresado en la unidad médica de la cárcel.



"Estoy preocupado por él porque está mal", dijo a la AFP el cineasta australiano John Pilger, que asistió a la vista. "Lo visité en prisión, ha perdido mucho peso y vomitaba", agregó.

Estados Unidos presentó 18 cargos contra Assange, que vivió casi siete refugiado en la legación diplomática ecuatoriana, donde fue detenido el 11 de abril por las autoridades británicas después que Quito le retirase el asilo concedido por el anterior presidente Rafael Correa.

Dieciséis de las 17 acusaciones de Estados Unidos contra Assange en virtud de la Ley de espionaje se refieren a la obtención y difusión de información clasificada por WikiLeaks cuando en 2010 publicó cientos de miles de documentos militares y diplomáticos clasificados.

Un cargo separado concierne presuntas actividades de piratería informática.

Si es condenado por todos ellos, podría ser sentenciado a hasta 175 años de cárcel.



La decisión que la justicia británica tome en febrero podrá ser recurrida por los abogados de Assange, que ya anunciaron su determinación a luchar hasta el final para evitar que sea entregado a Estados Unidos.

Con gritos de "¡Sólo hay una decisión: no a la extradición!", medio centenar de personas manifestaron su apoyo al controvertido fundador de WikiLeaks a las puertas del tribunal. Enarbolaban banderolas y pancartas en las que podía leerse "Liberen a Julian Assange" y "Esto no es procesamiento, es persecución".



 




En esta nota