ARGENTINA

Asaltado a punta de pistola el último Nobel de Medicina


Rosbash fue atacado por dos motochorros dentro de la Ciudad Universitaria, un predio en los límites de la capital argentina que agrupa las facultades de Ciencias Exactas y Arquitectura de de la Universidad de Buenos Aires.


Michael Rosbash recibe el Nobel de Medicina, el 10 de diciembre de 2017 en Estocolmo. TELAM
Escuchar el artículo Pausar Lectura

06/04/2018

El científico estadounidense viaja a Argentina para recibir un Honoris Causa en la UBA. En Argentina les llaman “motochorros”: personas que se movilizan en moto eligen un auto al azar, amenazan al conductor, rompen un cristal, se abalanzan sobre lo que encuentran a mano dentro del vehículo y huyen a toda velocidad entre el tráfico. Es una modalidad que por habitual no llama la atención, hasta que la víctima es alguien relevante, como el estadounidense Michael Rosbash, último premio Nobel de Medicina por sus investigaciones sobre los relojes biológicos.

Rosbash fue atacado a punta de pistola por dos motochorros dentro de la Ciudad Universitaria, un predio en los límites de la capital argentina que agrupa las facultades de Ciencias Exactas y Arquitectura de la Universidad de Buenos Aires (UBA). El Nobel estaba allí para recibir un Honoris Causa y dar una conferencia. Rosbash no recibió herida alguna, pero el robo lo obligó a tramitar su pasaporte a toda velocidad en la embajada de su país, porque tiene pasaje de regreso para el viernes.

La Facultad de Ciencias Exactas emitió un comunicado con los detalles del robo. Las autoridades contaron que Rosbash y el profesor Omar Coso, que lo acompañaba, dejaron su auto “frente al Instituto de Fisiología, Biología Molecular y Neurociencias”. Entonces, “fueron abordados por los motociclistas que, después de amenazarlos con un arma, rompieron la luneta trasera del vehículo tomando los objetos personales y dándose a la fuga”.

La Ciudad Universitaria está en una zona aislada del resto de Buenos Aires por el aeropuerto, el río, predios deportivos, la avenida costanera norte y hasta una vía de ferrocarril. De todas formas, la salida para los "motochorros" es veloz y los robos son constantes. La facultad lo dejó claro en su comunicado, a modo de queja: “Si bien este hecho puede cobrar dimensión destacada debido a que uno de los afectados es una figura científica de la máxima jerarquía internacional, la comunidad que desarrolla sus actividades habituales en Ciudad Universitaria convive diariamente con robos, hurtos y otras situaciones de violencia”.

Tras el robo, Rosbash se dirigió a la embajada de Estados Unidos para tramitar de urgencia un nuevo pasaporte. Suspendió entrevistas, pero la facultad confirmó horas después que cumpliría por la tarde con la conferencia prevista ante sus colegas argentinos.

Rosbash, nacido en Kansas City en 1944, recibió el año pasado el Nobel de Medicina junto a sus colegas Jeffrey C. Hall y Michael W. Young "por sus descubrimientos de los mecanismos moleculares que controlan el ritmo circadiano", según el jurado del Instituto Karolinska de Estocolmo, responsable del galardón. En el momento de sus hallazgos, Rosbash y Hall trabajaban en la Universidad Brandeis, en Waltham, y Young investigaba en la Universidad Rockefeller, en Nueva York. Gracias a su trabajo, hoy se sabe que los seres vivos portan en sus células un reloj interno, sincronizado con las vueltas que da la Tierra.



 




En esta nota