MUNDO

Alcaldes fronterizos rechazan el muro y la crisis que plantea Trump


El presidente estadounidense visitó la zona fronteriza entre EEUU y México y amenaza con declarar emergencia nacional. Titular demócrata de la Cámara de Representantes le pide terminar ‘culebrón’


Trump ha amenazado con declarar emergencia nacional para construir el muro
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

11/01/2019

Alcaldes de ciudades fronterizas de Estados Unidos aseguran que no existe una “crisis” en la región colindante con México, tal y como afirma el presidente Donald Trump, y que el muro que el mandatario quiere construir no es la “solución mágica” a los problemas de seguridad del país. Mientras tanto el mandatario estuvo visitando la frontera.

Tony Martínez, alcalde de la ciudad texana de Brownsville, dijo hoy a Efe que la frontera con México no es “Siria” ni existe ningún tipo de conflicto ni de “crisis” para demandar la construcción de un muro fronterizo.

En su opinión, las urbes fronterizas son seguras, “verdad” que “no quiere ver” Trump, que hoy estuvo en McAllen (Texas) en un nuevo intento de presionar a la oposición demócrata de que le dé los fondos necesarios para construir el muro fronterizo.

También rechaza esa visión de crisis fronteriza Arturo Garino, alcalde independiente de la ciudad fronteriza de Nogales, en Arizona. “Nos afecta que el país crea que existe una ‘crisis’ en la frontera y que nos vean de una forma negativa. La gente que vivimos en la frontera nos dedicamos más al crecimiento económico y no tanto a la seguridad nacional”, dijo a Efe.

Jonathan Rothschild, alcalde demócrata de Tucson (Arizona), comparte el mismo punto de vista y señaló que “la región fronteriza tiene que ser vista con una mente abierta” y que el “muro fronterizo no es la solución mágica” para resolver los problemas de seguridad.

Emergencia nacional

El presidente Trump reiteró ayer desde el jardín de la Casa Blanca que podría declarar la emergencia nacional en caso de que el Congreso no atienda sus demandas de aprobar 5.700 millones de dólares para construir su muro en la frontera con México.

“Tengo pleno derecho para declarar la emergencia nacional. No lo voy a hacer ahora, pero si lo tengo que hacer, lo haré”, advirtió Trump. Su aviso fue pronunciado antes de desplazarse al pueblo fronterizo de McAllen (Texas), lugar que ostenta la cifra récord de cruces ilegales de migrantes.

En caso de que declare “emergencia nacional”, Trump podría eludir el poder del Congreso intentando redirigir los fondos del Departamento de Defensa para construir el muro, cuya partida se han negado a incluir los demócratas dentro de la legislación para terminar con el apagón.

Un culebrón

La presidenta de la Cámara de representantes, Nancy Pelosi, acusó ayer al mandatario estadounidense, Donald Trump, de preferir “un culebrón” a negociar “con seriedad” la seguridad fronteriza y el fin del cierre parcial de la Administración.

“Ni siquiera estoy segura de que el presidente quiera el muro, creo que sencillamente pretende crear un debate en torno al mismo”, consideró Pelosi en su rueda de prensa semanal, en Washington.

La líder demócrata californiana criticó a Trump por su “petulancia” a la hora de gestionar la financiación del Gobierno que preside y sugirió que estaría liderando el “papel dramático” durante el actual debate político.