REVISTA EXTRA

Yalitza Aparicio se empodera


El lugar exacto. Ser la elegida como actriz principal de Roma fue más que una casualidad. De origen mixteco, tuvo que vencer sus miedos y prepararse para estar frente a las luces del cine. En estos días pasea su talento por todo el mundo y encara ser la sensación de Hollywood


Estreno mundial. El 17 de diciembre de 2018, en el estreno de Roma en Netflix, Yalitza lució un vestido Gucci. Sus atuendos son analizados con lupa por la prensa
Escuchar el artículo Pausar Lectura

Hace 6 días

Lo último que vimos de ella fue el tremendo ‘cumbión’ que bailó en el festejo junto al elenco de Roma, por los dos globos de oro ganados hace una semana. Y es que para Yalitza Aparicio toda su vida cambió desde hace tres años y pasó de tener una relación huraña con las cámaras a posar para revistas de moda internacional, desfilar por alfombras rojas y responder toda clase de preguntas sobre su papel protagónico en el filme de Alfonso Cuarón.

Fue el director mexicano el que declaró que desde el primer momento supo que ella era la indicada, y se refería a que ella encajaba en el perfil que él buscaba para darle vida a una historia, con connotaciones autobiográficas. Ella tendría, ni más ni menos que el rol protagónico y daría vida a un personaje importante en la vida del niño Cuarón, sería ‘Cleo’. Ese fue el nombre ficticio que escogió para ‘Libo’, su nana en los años 70, en una ciudad conflictiva y en su barrio más acomodado, Roma.

Para Yalitza, en realidad fue diferente, diversos medios han contado que ella llegó al casting en la pequeña Tlaxiaco, Oaxaca, para acompañar a su hermana, más que en busca de un papel, preocupada por el estado de gravidez de su par. También, porque tuvo muchas dudas, antes de aceptar, tendría que vencer su timidez y en su familia sobrevolaba la desconfianza ante aquel grupo de productores aparecido de un día para otro en su comunidad. El miedo se basaba en el peligro de que sea gente implicada en el tráfico de blancas.

Esa fue una venturosa casualidad para la inexperimentada actriz, que antes del casting estaba desempleada y se procuraba algún dinero ayudando a su hermana en la elaboración de piñatas. Antes, había trabajado como maestra de preescolar, carrera para la que se había formado académicamente.

Se dejó encontrar

Fueron sus características físicas, la naturalidad para decir las cosas sin decir mucho y el recuerdo que despertó en el director, las cualidades que le dieron el papel en Roma. Aunque, paralelo a ello, surgía un nuevo obstáculo que sortear y era que el personaje necesitaba hablar mixteco, un idioma que su padre nunca quiso que aprenda, él pensaba que si sus hijos lo hablaban serían víctimas de discriminación.

Ella era la elegida y ante eso no podría haber imposibles. Por eso, una amiga suya, Nancy, fue llamada por Yalitza para ayudarle en la tarea de aprender su lengua ancestral. Juntas, vieron la oportunidad de enseñarle al mundo un poco de su cultura y de sus raíces. De eso se siente orgullosa y, siempre guiada por Cuarón, se embarcó en el reto de mostrarse a sí misma y su reacción natural frente a las circunstancias, sin poses, ensayos, ni gestos aprendidos, declaró para la revista Vogue mexicana.

Esa simpleza fue el aspecto que más se le ha cuestionado, acerca de su actuación. La crítica apuntó a una aparente falta de emociones o cierta incapacidad de la actriz para hacer que su personaje genere empatía. En su defensa, Cuarón ha explicado que esas características eran las que buscaban para reflejar la identidad y el mundo interior de ‘Libo’.

Y nadie mejor que el director para reconocer los atributos que demandaba en Aparicio. En ella, reconoció también la sonrisa y recordó a su amada nana, que conoce de toda la vida, con sus cualidades y su trato. “Fue inmediato. Fue una de esas veces en las que conoces a alguien (a Yalitza) y dices, por favor, espero que ella diga que sí”, detalló a la revista Variety.

En la meca del cine

Fue Hollywood el que se deslumbró con la presencia de Yalitza, aunque ella también ha dejado que la industria la deslumbre. No en vano, se ha dejado vestir por las mejores casas de moda y ha lucido orgullosa diseños exclusivos de grandes nombres. Su rol es de embajadora y un símbolo del empoderamiento femenino, que está cambiando las reglas del juego detrás de unos ojos negros, rasgos indígenas y piel tostada.

Ella se mueve cómoda ante los flashes, ya fue tapa de la Vogue mexicana y tuvo visibilidad en la Vogue británica. Otras tantas publicaciones han explotado su belleza, porque es su hora de brillar. Yalitza lo sabe y lo está aprovechando para mostrar, a través de sí misma, a su pueblo.

A su paso, ha ido despertando admiradores, entre los que ahora puede llamar colegas suyos, y andan circulando en las redes sus fotos con Angelina Jolie, Emma Stone y Hugh Jackman, que no han desaprovechado la coincidencia para pedirle instantáneas. La prensa asegura que es sensación y, al parecer, no se equivoca.

Recogiendo premios

El pasado fin de semana, Roma se hizo con dos estatuillas en los Globos de Oro. Antes, la actriz ya había cosechado el galardón a Nueva Actriz en los Hollywood Film Awards y había sido nominada como Actriz Revelación en los Premios Gotham 2018.

Habrá que esperar, para saber qué vendrá en próximas premiaciones. De lo que sí se puede estar seguros es que ella estará en cada evento, con la misma sonrisa que conquistó a Cuarón.

4. Discurso. Al recibir el galardón de Nueva Actriz de Hollywood
5. Portada. La revista Vogue México la puso en tapa para enviar un men - saje de empo - deramiento femenino
6. Premiada. En la gala de los Globo de Oro, junto a Cuarón y la ac - triz Marina de Tavira