SOCIEDAD

Ocho meses de gestación de un reportaje premiado


Los colmillos de la mafia ganó el trofeo medioambiental. Compitieron periodistas de 18 países


El acto protocolar será entre marzo y abril de este año, en España
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

01/02/2019

Fueron ocho meses de amasar el trabajo periodístico en su totalidad, de ellos 11 días con labor de campo entre Beni y Pando, con énfasis en la población Sena, para estar cara cara con la realidad de la caza y el tráfico ilegal de los colmillos y de otras partes del jaguar.

Acompañado de un equipo con expertos en infografías, desarrollo web, análisis de datos, periodismo de datos, fotografía y diseño, Roberto Navia logró que el resultado sea el esperado, un producto con alcance multimedia que, según Nelfi Fernández, una de las participantes, le da mayor credibilidad al trabajo periodístico por el sustento con audios y videos, previamente planificados.

El coauspicio se logró gracias a un convenio entre EL DEBER y Mongabay Latam, un portal especializado en temas medioambientales, y que tiene sede en Lima (Perú).



El proceso

Una vez expuesta la idea se organizó el equipo para aprovechar mejor los materiales para los distintos soportes. Al finalizar el trabajo de campo, se potenció lo más que se pudo los materiales. “Si no se logra poner en horizontalidad todas las herramientas que da el periodismo digital, no se hubiera logrado el impacto con video, fotos y audios, que complementan los textos. Así el lector disfruta mejor el producto. Hay sustento de la historia de un cazador que cuenta su experiencia, también la de un traficante chino, logramos hacer una narrativa en audiovisual y también en podcast, es distinto a que solo haya fotos, hay más rigurosidad”, explica Nelfi, especialista en periodismo de datos.

Para ella, este tipo de investigaciones deberían hacerse más a menudo a lo largo del año y fruto de la iniciativa del trabajo en equipo. Cree que en Bolivia los premios más destacados son los de la Asociación de Periodistas de La Paz y de la Fundación Pedro y Rosa. “A partir de ahí paren de contar. Faltan iniciativas para incentivar el buen periodismo, que está para interpelar al poder; asimismo, hay que apostar más por el trabajo en equipo para analizar mejor los datos duros, a veces ocurre que el periodismo está peleado con los datos, se llega a conclusiones desde la ciencia y los números”, opina.

El trabajo de procesamiento de los datos, independientemente de la concepción de la idea y del trabajo de campo, tomó dos mesesy medio, entre 2017 y 2018.