REVISTA EXTRA

Este videojuego nos convierte en ‘víctimas’ del Bullying


Tiene una duración de 40 minutos. Está pensado para el profesor. Se puede descargar gratuitamente una guía para el docente. Habrá versión en inglés


Sin violencia. Esta captura de pantalla del juego muestra los diálogos que deben procesar los usuarios
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

14/07/2019

El grupo de investigación e-UCM de la Universidad Complutense de Madrid ha desarrollado el videojuego Conectado, una herramienta que permite a los usuarios meterse en la piel de las víctimas de acoso y ciberacoso escolar con el fin de generar empatía ante este problema.

El juego está dirigido a un público de entre 12 y 17 años y ya está disponible para Windows y Linux. Se puede descargar de forma gratuita (www.e-ucm.es/es/portfolio-item/conectado).

Actualmente, los profesores se encuentran con una falta de herramientas que les ayuden a tratar el tema del bullying y del cyberbullying en las clases y que conciencien a los estudiantes de las consecuencias de sus actos. “Este juego se acerca a los jóvenes y permite a los docentes trabajar sobre la experiencia común que se crea”, explica el investigador Antonio Calvo Morata.



Primer día

La partida arranca con el jugador en su primer día de clase en un nuevo centro de estudios. En ese momento, empieza a sufrir situaciones de acoso y ciberacoso por parte de un compañero. Esta conducta se extiende a otros estudiantes a lo largo de los cinco días que transcurren dentro del juego. El usuario verá cómo, progresivamente, sus compañeros lo ignoran, le mandan mensajes ofensivos y suplantan su identidad en las redes sociales, convirtiéndose así en víctima.

El videojuego permite trabajar con los sentimientos y la empatía y enfrenta al alumno con sentimientos como la impotencia, la inferioridad, la frustración y la soledad mediante varios minijuegos en forma de pesadilla.

En estos minijuegos el jugador no puede ganar para incrementar esos sentimientos. Además, a través de los diálogos el jugador puede responder de diferentes formas para decrecer el enfrentamiento pero nunca llega a una solución completa del problema hasta el desenlace del juego, ni tampoco respondiendo de forma violenta.





 




En esta nota