REVISTA EXTRA

Michelle, fenómeno Obama


Capitalizó su experiencia. La ex primera dama de los Estados Unidos se convirtió en un hito en ventas en varios países cuando, en noviembre del año pasado, lanzó su libro titulado Becoming; en el que comparte sus memorias de mujer y de figura pública


Récord, un best seller según ranking de New York Times. Se baraja la cifra de 60 millones de dólares que pagó la editorial Penguin Random House por los derechos del libro de la exprimera dama
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

20/01/2019

Hace ya un par de años que entregó la investidura de esposa presidencial, pero la fama se niega a dejarla partir. Michelle Obama no necesita de la Casa Blanca para seguir brillando. Tuvo su oportunidad y le sigue sacando provecho, al capitalizar no solo la experiencia como primera dama afrodescendiente, sino las lecciones de esa y todas las etapas más importantes de su vida.

El año pasado, en noviembre, Michelle presentó su autobiografía de 400 páginas titulada Becoming, trabajada con el grupo editorial Penguin Random House, que también ya compró los derechos del libro que prepara Barack Obama. Firmó autógrafos en medio de una gira por varios puntos de Estados Unidos, y terminó de consagrarse como una mujer que es todo, menos indiferente. En Becoming narra cómo contribuyó a que la Casa Blanca alcanzara mayor apertura y pluralidad que en toda su historia; se erigió como defensora de las mujeres y las niñas, y promovió una vida saludable y activa en las familias.

La obra de la señora Obama entró en la selecta lista de los libros más leídos del New York Times, tanto en las ediciones impresa y digital, en la categoría de no ficción. Fue de los más esperados en Gandhi, La Casa del Libro y Amazon.



Solo en Estados Unidos se vendieron dos millones de copias en las primeras dos semanas, y las altas ventas en Europa la posicionaron en el primer lugar en países como España, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Holanda, Dinamarca, Noruega, Finlandia y Grecia.

No solo fue su libro el que causó sensación, sino también la gira promocional que causó tanto revuelo que muchos medios locales la compararon con la de grandes artistas musicales. En su paso por varias ciudades, no faltaron quienes pagaban miles de dólares por conocerla. En uno de esos eventos, en Dallas (Texas), los pases VIP, es decir en las primeras filas del pabellón, superaron los $us 10.000.

Barnes & Noble dijo que Michelle tuvo las ventas más grandes en la primera semana, comparado con cualquier otro libro de 2018.

Probablemente, mucho tuvo que ver la agenda de medios previa al lanzamiento oficial, que encendió las expectativas en torno a esta obra que además de testimonial es motivacional.



El libro empezó a darse a conocer con una historia de The Washington Post sobre sus revelaciones. ABC continuó con un adelanto de una entrevista que hizo Robin Roberts con Obama. Más tarde, el mismo medio compartió algunos audios de la edición de audiolibro de Becoming, para que los oyentes pudieran escuchar a la propia Obama hablando sobre Trump.

La entrevista completa de Roberts con Obama salió después al aire en un especial de ABC en horario estelar de fin de semana, y Roberts también tuvo la primera entrevista de Obama sobre el libro en Good Morning America.

Según la cadena CNN, los programas de televisión de la mañana son hipercompetitivos sobre los invitados, tanto que usualmente no aceptan una entrevista de segundos o terceros. “Pero Obama es una invitada inusual que salió en ABC, NBC y CBS la misma semana”, observó en una de sus notas de prensa.

Michelle también estuvo en la portada de la revista ELLE de diciembre de 2018, y Oprah Winfrey la entrevistó.

Aunque no está claro cuánto pagó Penguin Random House a la ex primera dama, según The Financial Times la guerra de oferta entre varias editoriales prominentes sobrepasó los $us 60 millones. El Financial Times dijo que la cifra es “un récord para las memorias de un presidente de EEUU”.



¿Preparando el terreno?

Si bien hace un par de años ya nada tienen que ver con la Casa Blanca, paradójicamente los Obama siguen figurando como dos de las personas más influyentes y admiradas del mundo, de acuerdo a una encuesta elaborada por la firma Gallup en Estados Unidos.

Michelle Obama se estrenó en el primer lugar de la lista con el 15% de las menciones y puso fin a 16 años de reinado de Hillary Clinton. En 2018 la exsecretaria de Estado, quien se hizo con el título de la mujer más admirada en 22 ocasiones, cayó a la tercera posición, con un 4% que la empató con la actual primera dama, Melania Trump, y por detrás de Oprah Winfrey.

El nombre de Barack Obama también estuvo en el podio de la lista masculina en diez ocasiones anteriores, lo que lo acerca al récord de Dwight Eisenhower —presidente de Estados Unidos entre 1953 y 1961— que fue considerado por Gallup como el hombre más admirado durante doce años seguidos.

Y así como capitalizó en millones de dólares su marca personal, Michelle asegura que no pretende hacerlo en la esfera política. Su gira nacional para lanzar el libro encendió las especulaciones si apuntaría a algún cargo público. “Permítame ser muy clara, nunca sucederá”, dijo la asesora de Obama, Valerie Jarrett, a Alisyn Camerota, en entrevista en Nuevo día.

La misma Michelle reiteró que la política no es para ella, aludiendo a su anterior negación de una posible candidatura presidencial en 2020. “Nunca he sido una fanática de la política, y mi experiencia en los últimos diez años ha hecho poco para cambiar eso”, escribe, según el The Washington Post. “Sigo desanimada por la maldad”.

Su vida en el ojo mundial

En una entrevista con Sarah Jessica Parker, Michelle dijo que había mucha diferencia entre la Michelle presidencial que tenía que ser perfecta a toda hora y estar atenta a no tener deslices; y la privada, esa que con su mano de carne y hueso redacta con honestidad las más humanas miserias, como los problemas de fertilidad, entre muchas otras cosas.

Aunque Becoming fue planeado por más de un año y medio, resume las 54 primaveras de Michelle. Las páginas describen sus luchas y triunfos privados en el libro, incluyendo su romance con su esposo, sus dificultades para tener hijos, incluido un aborto espontáneo y el hecho de que sus hijas fueron concebidas mediante la fertilización in vitro, y su trabajo para hacer suya la Oficina de la Primera Dama propia, según el periódico.

La obra también habla de que nunca perdonará a Donald Trump por haber expuesto al peligro a su familia por los rumores que él difundió cuestionando la legitimidad del certificado de nacimiento estadounidense de Barack Obama.

“Todo el asunto (del nacimiento) era loco y mezquino, por supuesto, su intolerancia subyacente y su xenofobia casi no se ocultaban. Pero también era peligroso, deliberadamente destinado a agitar a los locos y chiflados. ¿Qué pasaría si alguien con una mente inestable cargara un arma y se dirigiera a Washington? ¿Qué pasaría si esa persona fuera a buscar a nuestras niñas?. Donald Trump, con sus insinuaciones ruidosas e imprudentes, estaba poniendo en riesgo la seguridad de mi familia. Y por esto nunca lo perdonaré”, escribió.

Las reacciones

Shonda Rhimes, la productora detrás de los programas de televisión Grey’s Anatomy y Scandal, elogió las memorias como pioneras pero a la vez cercanas. “No creo que nadie esté necesariamente preparado para leer una memoria como esta, especialmente si viene de una primera dama. Me sorprendió gratamente, el nivel de franqueza. Me encanta la honestidad y el humor y la belleza con que ella abordó el romance de su matrimonio y las tribulaciones de su matrimonio y su maternidad, y todas esas cosas con las que nos podemos relacionar como mujeres”, dijo.

“He conocido a Michelle por 14 años, pero este libro es tan vulnerable, siento que ella estaba hablándome al oído”, tuiteó Oprah Winfrey.

Michelle, la embajadora de la minoría femenina y afrodescendiente, dijo en entrevista a Caras que la autoconfianza lo es todo. “Pasamos por la vida con nuestras historias ocultas, sintiéndonos avergonzados o asustados cuando creemos que no estamos a la altura de los ideales establecidos. Crecemos con mensajes que nos dicen que solo hay una manera de ser. Eso es hasta que alguien se atreva a comenzar a contar esa historia de manera diferente. Esa es mi esperanza. Que todas nuestras historias sean igual de importantes”.

1. Cómplices. El nivel de conexión entre Michelle y Obama es de dominio público, sobran las imágenes.

2. Comparados. Cuando Trump empezó su gestión, los medios se abalanzaron sobre su relación con Melania y la compararon con la de los Obama.

3. Populares. Entre los dos suman 150 millones de seguidores en las redes sociales Twitter e Instagram.

4. Socios. La pareja creó la compañía Higher Ground Productions para producir contenido para el servicio streaming Netflix.