SOCIEDAD

Los toborochis están floreciendo hasta cuatro veces para sobrevivir


Un equipo de biólogos identificó cinco especies de este árbol en la ciudad. Señalaron que manifiestan un tiempo de floración irregular y que sufren de ‘estrés hídrico’ o falta de agua, lo que les hace crecer menos

A base de un muestreo se identificaron cinco variedades de árboles en la urbe cruceña
Escuchar el artículo Pausar Lectura

24/04/2018

En la mayoría de las ciudades del planeta, la llegada del invierno representa una temporada en la que el ecosistema urbano se envuelve en un manto estéril y gris. En Santa Cruz de la Sierra, el ingreso de la temporada de frío trae consigo el florecimiento de al menos cinco especies de toborochis, que con sus flores pintan las avenidas de colores diversos, como el amarillo, el rosado, el dorado, el jaspeado (manchado) o el blanco.

Tras un proceso de documentación, un equipo de biólogos identificó cinco especies de toborochis en la urbe cruceña: el emblemático toborochi rosado (Ceiba speciosa), el amarillo (Ceiba chodatii), mapajo (Ceiba Samauma), jaspeado (o Ceiba boliviana) y el blanco (denominado Ceiba SP/sin precisar).   

Sin embargo, alertaron también que, a raíz del cambio climático, estas especies de árboles acortaron su periodo de floración, que antes era de una vez por año y ahora se da entre dos y cuatro veces, además de que se evidenció una reducción en su volumen y altura, debido al ‘estrés hídrico' o falta de agua.

La palabra toborochi proviene de la voz besira/chiquitana ‘tobororish’, que significa de vientre prominente y hace alusión al tronco abombado que lo caracteriza. 

Es nativo de las selvas tropicales y subtropicales de Sudamérica y también recibe otros nombres, como palo borracho, árbol botella o árbol de lana.

Hay cinco especies

El biólogo y especialista en ecología Huáscar Bustillos Cayoja explicó que junto a un colega especialista en botánica estuvieron registrando las variedades de toborochis en la ciudad durante tres semanas, recorriendo cada una de las zonas tradicionales donde se los encuentra y como resultado de este trabajo lograron identificar estas cinco especies.

El toborochi rosado (Ceiba speciosa) es la especie más común que existe en la ciudad. Se caracteriza por tener una flor de color rosado intenso y los pétalos ondulados en los bordes, lo que le da una apariencia arrugada. Puede llegar a medir más de 20 metros y desarrollar abultamiento de reserva en el tronco. Esta especie es polinizada por una gran cantidad de insectos, como abejas y mariposas.

El toborochi jaspeado (Ceiba boliviana), conocido también como jorocho, es una especie que vive en la cordillera subandina, e incluso en la región de los Andes. Según Bustillos, se lo puede encontrar en la avenida Ejército Nacional, existiendo solo tres especímenes. Se caracteriza por tener una flor de pétalos crema con estrías guindas muy notorias. Es un árbol de porte medio bajo, llegando a medir de cinco a 10 metros de altura; tiene, además, un agradable olor y es polinizada por abejorros y avispas.

El toborochi amarillo (Ceiba chodatii), especie que habita el Chaco boliviano, también llamada yuchán, se caracteriza por poseer unas flores de un color que va del amarillo pálido al marfil. Se encuentra en el primer anillo (zona de la universidad y avión Pirata) y, por su edad, es posible que hayan sido sembradas por el profesor Noel Kempff Mercado en la década de los 70. Puede llegar a medir arriba de los 15 metros.

La cuarta especie identificada es el mapajo (Ceiba samauma), que se caracteriza por tener unas flores muy grandes y pétalos blanco cremosos, y poseen una densa pilosidad de color dorado. “Se lo encuentra en la zona del campus universitario y, al parecer, no son cultivados; son los últimos representantes de la flora de antaño. La Ceiba samauma puede llegar a medir más de 50 metros de altura”, indicó Bustillos.
El toborochi blanco (al que denominaron SP/sin precisar) es el más escaso en la ciudad; presenta flores blancas y brillantes que contrastan notoriamente con el follaje, los pétalos son ligeramente ondulados y presentan unas pequeñas estrías rojas. 

Al respecto, Bustillos aclaró: “Consultamos con otros expertos y acordamos clasificarlo así, debido a que no logramos precisar su especie, pero es evidente que es diferente a los demás”. 

Lucha por sobrevivir

El investigador botánico y ecólogo Iván Linneo Foronda indicó que tras el estudio realizado se constató que hay cinco especies de toborochis urbanos, mientras que a escala departamental se conoce que existen siete especies.

El biólogo botánico alertó que se verificó que presentan un tiempo de floración irregular y que padecen de estrés hídrico, lo cual influye en sus dimensiones. 

“Los toborochis tienen un proceso adaptativo. Apenas sienten el frío, pierden las hojas y florecen. Con el cambio climático (regional) los vientos de la ciudad ya no son húmedos como antaño, sino secos, y estas especies, al notarlo, reducen su metabolismo. No crecen y desprenden las hojas más rápido con el afán de prolongar la especie”, indicó. 

El investigador pone de ejemplo las especies amarillo y rosado, que florecen dos veces y cuatro veces al año, respectivamente. “En teoría deberían florecer una sola vez al año, para tener muchos frutos y semillas”, señaló. 

El botánico duda que pese a estos esfuerzos haya regeneración, debido a las características de la ciudad (pavimentación) y a que las lluvias ‘barrerían’ con las semillas, por lo cual recomienda realizar un censo para constatar si su número crece o se mantiene. 

“Depende del municipio, aunque es evidente que en este último tiempo la visión no es plantar árboles grandes, por lo que son relegados. Sin embargo, si uno pregunta qué cualidades destacan los extranjeros de la ciudad, el toborochi y sus colores aparecen en la lista”, añadió.

Para los biólogos, es importante continuar realizando este tipo de investigaciones para demostrar y preservar la riqueza del ecosistema urbano cruceño, porque consideran que en muchos casos no se conoce lo suficiente y, por lo tanto, no se lo cuida. 

El toborochi estará en el reverso de los nuevos cortes de billetes de bs 20 que se emitirán en julio

De acuerdo con el cronograma de emisión de los nuevos billetes de la moneda nacional, dado a conocer a través de los medios de comunicación por el Banco Central de Bolivia (BCB), en julio se emitirán nuevos cortes de Bs 20, en los que se incluirá una imagen del árbol de toborochi como parte de las figuras de héroes regionales, fauna y flora local que acompañarán a la moneda nacional en lo sucesivo. 

El nuevo billete de Bs 10 que circula desde inicios de abril trajo en el anverso las figuras de José Santos ‘el Tambor Vargas’, Apiaguaiki Tumpa, el ‘Moto’ Méndez, y las cavernas de Humajalanta de fondo.  

Así también se anunció que el billete de Bs 20 tendrá en el anverso a Tomás Katari, Genoveva Ríos, Pedro Ignacio Muiba y el Fuerte de Samaipata, mientras que en el reverso estará el árbol de toborochi.

Los nuevos cortes de billetes serán emitidos cada tres meses, es por esto que la emisión del billete de Bs 20 se realizará recién en julio, mientras que los billetes de Bs 200 saldrán a la luz en abril del próximo año. 

Inicialmente, una nota de prensa publicada por el BCB en 2016 daba cuenta de que el toborochi aparecería en los billetes de Bs 100; sin embargo, a través de las publicaciones de prensa se difundió que sería en los de Bs 20. 

Otras figuras emblemáticas del oriente boliviano que aparecerán en los nuevos cortes serán José Manuel Baca ‘Cañoto’ (billete de Bs 50); la paraba azul y la flor de patujú (billete de Bs 100). Según el BCB, los actuales billetes serán retirados del intercambio de manera paulatina en un plazo estimado de tres años.

Para tomar nota

Biodiversidad urbana
Se refiere a las formas de vida que conviven en las zonas pobladas por el hombre y los paisajes que se adaptan a las condiciones dentro de la ciudad. 

Alerta en Bolivia
En 2017 se registraron 140 municipios que sufrieron por sequía; hubo escasez de agua en El Alto y La Paz, y pérdida de glaciares, según Mongabay. 

Luz de curucusí
Es un programa que toca la temática ambiental y difunde investigaciones; se emite los lunes, a las 8:00, por Full Tv. 



 




En esta nota