SOCIEDAD

Lenguas de Bolivia enseña cinco idiomas nativos desde el celular


La aplicación facilita el aprendizaje de lenguas originarias. Fue diseñada como una herramienta de fortalecimiento al uso y protección cultural del aimara, quechua, guaraní, moxeño trinitario y uru


Para utilizarla se necesita conexión a internet, un dispositivo móvil y cinco minutos diarios. Foto: Jorge Uechi.
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

17/04/2019

Lenguas de Bolivia es una aplicación que permite aprender cinco lenguas nativas, con lecciones de cinco minutos diarios. Está disponible, desde hace dos días, en Play Store, del sistema operativo Android y su descarga es gratuita, indicó César Córdova, representante de la Organización de los Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) en el país.

El diseño de la plataforma digital tomó dos años de investigación en su desarrollo y diseño, que implica un método de aprendizaje basado en audios y actividades interactivas.

Los idiomas en oferta son el quechua, aimara, guaraní, moxeño trinitario y uru, aunque en próximas entregas se pueden añadir otros idiomas, remarcó Córdova.



Explicó que la plataforma contó con el respaldo de personas hablantes de cada una de las lenguas incluidas y que conocen su escritura. Esa es la razón para que hayan sido elegidas para el lanzamiento de la aplicación.

“La construcción de esta plataforma se basó en audios, debido a que no existía material didáctico y pedagógico que permita el autoestudio. Los pocos que habían eran solo textos, siendo que las personas aprenden un idioma por el oído más que por la vista”, afirmó el representante de la OEI.

El manejo informático y el acceso a dispositivos móviles fue otras de las razones para hacer de esta aplicación una herramienta asequible y universal para la población.

Los datos reflejan que, en Bolivia, 8,7 millones de personas cuentan con conexión por celular a internet, según el reporte de marzo de la Autoridad de Transporte y Telecomunicaciones de Bolivia (ATT).



Contexto e importancia

Para la ministra de Culturas y Turismo, Wilma Alanoca, la plataforma informática tiene como propósito fortalecer el uso de las lenguas indígenas. Además, que a través de ellas, se protegerán las leyendas, historias y toda la riqueza ancestral de los pueblos originarios de Bolivia.

El sociólogo y escritor, Elías Caurey, destacó a la aplicación como un instrumento que debe ser acompañado por una política lingüística y cultural, que recoja la cosmovisión indígena, pues de lo contrario su impacto puede ser limitado.

Caurey detalló que existen normativas vigentes, que deben ser implementadas con más fuerzas. Entre ellas citó a la Ley Nº 269, la Nº 070 y la Nº 037, entre otras referidas a estas política, remarcando que para ese trabajo se necesita involucrar al Estado y las naciones indígenas. “Empero, es una iniciativa que agenda la importancia de los idiomas originarios en la era de la informática”, expresó.

En cuanto al aprendizaje y el nivel de expresión que se alcanza utilizando la aplicación, Córdova indicó que tomando las lecciones de cinco minutos con regularidad y constancia se puede llegar un nivel de comunicación estándar en dos años. Esta afirmación la hace basándose en en el Marco Común Europeo de Lenguas, que fue consultado para elaboración de la herramienta.



En contraposición, Caurey aseguró que, si bien la aplicación permite conocer y familiarizarse con algunas palabras de los idiomas originarios, tendría que pasar todavía por algunas pruebas para ser considerada de aprendizaje efectivo.

Apuntó a que el aprendizaje efectivo pasa por varios aspectos, como el deseo o voluntad de sus hablantes, motivación por aprender, necesidad de uso y un territorio o contexto, entre muchas características por citar.

Aunque destacó a la aplicación como una herramienta para la motivación de la comunicación oral y el uso virtual. Y situó el mayor interés en algunas clases de los colegios, que consideran el idioma originario dentro de su currícula escolar.

Carácter lúdico y deducción

Córdova explicó que para familiarizarse con la aplicación, además de dedicar los cinco minutos diarios a su uso, se debe sostener una disciplina, citando entre otras características la posiblidad de su empleo personal o grupal. Eso refuerza el carácter lúdico que se le dio a su diseño.

“La práctica es la que hace al aprendizaje. Lenguas de Bolivia trata de recoger consejos de otras aplicaciones internacionales para que las lenguas del país tengan posibilidades de cercanía con las personas”, rescató.

Para Córdova, si bien se consiguió un método que facilita el aprendizaje de las lenguas nativas, la aplicación todavía no toma en cuenta las diferencias de estos idiomas para algunas construcciones gramaticales. “La complejidad y particularidad de las lenguas dificulta que las personas adquieran las reglas gramaticales de manera consciente”, subrayó.



 




En esta nota