REVISTA EXTRA

25 años de Jurassic Park, esa fascinación por los dinosaurios que ‘empezó’ en una isla costarricense


Hito. El filme de Spielberg inauguró esa etapa de imágenes digitales y de realismo pasmoso en la que se ha sumido buena del cine de Hollywood

Escuchar el artículo Pausar Lectura

17/06/2018

La historia del cine vio nacer su última revolución hace 25 años con Jurassic Park. El filme de Steven Spielberg ambientado en una isla costarricense llamada Nublar demostró que no hay imposibles a la hora de usar imágenes generadas por ordenador para asombrar a la audiencia y nos introdujo al mundo del realismo pasmoso al revivir a los dinosaurios.

Aquel hito, que acercó a miles de niños a la ciencia y la paleontología, fue la película más taquillera hasta Titanic (1997) y logró tres Óscar (efectos visuales, efectos de sonido y sonido). Además, dio origen a una franquicia que este mes hace su quinta entrega, Jurassic World: El reino caído, dirigida por el español J.A. Bayona. Un sexto capítulo llegará en 2021.

Pero sobre todo, nos fascinó al contemplar por primera vez, como hacen los protagonistas Sam Neill y Laura Dern, a ese enorme braquiosaurio alimentándose de la copa de los árboles, o al temible tiranousario rex persiguiéndolos con sus fauces bien abiertas.

Detrás de cámaras
Esas majestuosas creaciones a cargo de Dennis Muren encontraron el dúo perfecto en Stan Winston y la técnica animatrónica -mecanismos robóticos o electrónicos- para escenas como la del bebé velociraptor rompiendo la cáscara de su huevo o la del triceratops enfermo respirando con dificultad, todo aderezado con la magistral banda sonora de John Williams.

Phil Tippett, experto en animación física, recordó días atrás en un acto celebrado en Hollywood que cuando Spielberg vió que los dinosaurios podrían recrearse por ordenador, le dijo: “Te has quedado sin trabajo”. Y él contestó: “Querrás decir que estoy extinto”, un diálogo que figura en la película.

“Cuando me pidieron recrear dinosaurios, dije que era como llevar carritos de golf a la luna. No tenía sentido. Y justo ahí ocurrió, la revolución digital”, dijo Tippett.

La animación digital fue seguida por obras como Toy Story (1995) -el primer largometraje realizado totalmente por ordenador-, El señor de los anillos (2001) -la captura de movimiento para digitalizar al Gollum- o Avatar (2009) -con el mejor uso del 3D hasta hoy-.
Jack Horner, el paleontólogo que trabajó con Spielberg en el rodaje, dijo que todos en su gremio soñaron alguna vez con estar ante esos animales a los que han dedicado su vida. “Si me preguntan, diría que en 1993 lo logramos”, afirmó.

Caminando con dinosaurios
Dern, que encarnaba a la doctora Ellie Sattler, señaló que “grabar la película fue como meter pioneros en un rodaje independiente porque estábamos allí con inventores que estaban creando algo que nunca antes visto”, explicó la intérprete. “Estar junto a ese triceratops me hizo llorar. Era precioso. Su respiración, sus pupilas, su lengua, la manera en la que se movía y reaccionaba... era sobrecogedor”.

Sin embargo, no todo salió según el libreto y en 1992 el rodaje, en la isla hawaiana de Kauai, se vio afectado por el paso del huracán Iniki, que destrozó los decorados con sus fuertes vientos.

“El techo de la sala donde nos refugiamos se cayó. Fue aterrador, pero nos unió mucho y sirvió para incluir momentos de la tormenta en la película”, señaló Dern.

El filme termina con una escena final premonitoria que no estaba en el guión original. Mientras los protagonistas corren por sus vidas, el T-Rex irrumpe y acaba con el resto de dinosaurios.

Desde lo alto del edificio en ruinas cae una bandera que reza: “Cuando los dinosaurios dominaban la Tierra”. Y un cuarto de siglo después, gracias a la magia de Hollywood, siguen más presentes que nunca en nuestras vidas.