REVISTA EXTRA

Escenarios marinos: para navegar y admirar aún más al océano


Para navegar y admirar el océano ¡conocé algunos de los más curiosos e impresionantes lugares del planeta!

Islas coralinas. El atolón de Fakarava, en las islas Tuamotu, es como un gigantesco acuario de arena rosada y frondosos cocoteros. Es ideal para conocer los tesoros naturales de la Polinesia.
Escuchar el artículo Pausar Lectura

08/04/2018

El hablar de océano se nos viene a la mente el azul infinito del mar que se funde con el cielo. No obstante, los escenarios marinos no son solo eso. Al margen de los arrecifes de coral y las paradisiacas islas con playas de arena blanca con destellos dorados, el océano alberga algunos de los más bellos, impactantes y, a la vez, más curiosos lugares del mundo. 

Esos paisajes tan espectaculares pueden ser admirados desde el mismo mar en un paseo en barco o, desde el cielo, en un helicóptero, en avioneta, en globo o, incluso, para los más osados y amantes de la adrenalina, sobrevolándolos en un parapente o en ala delta. Hoy les mostramos algunos de esos paisajes marinos que vale la pena conocer.

Archipiélago de las Tuamotu
Este bello paisaje de la Polinesia francesa está formado por 35 islas y 83 atolones (son islas coralinas) arracimados en cinco archipiélagos que se dispersan por el Pacífico Sur a lo largo y ancho de una inmensidad acuática en la que podría caber casi toda Europa. Una maravilla de la naturaleza para disfrutar en pareja o en familia.

Paraíso turquesa 
Las Islas Cook integran un archipiélago perdido en la inmensidad desolada del Pacífico sur, entre Hawái y Nueva Zelanda. Cada año son más los visitantes de todo el mundo que buscan experiencias exóticas en este paradisíaco lugar, no solo por el azul esmeralda que destella en las retinas ni su arena fina y blanca como la harina recién molida, desde donde se levantan imponentes las bellísimas palmeras, sino también porque es uno de los paraísos más baratos del Pacífico. 

La unión de dos mares

Eleuthera, que significa libre,  es una de las tantas islas que se encuentra dentro del archipiélago de la Bahamas. Tiene una forma alargada y estrecha, donde se aprecia el contraste entre las aguas turquesas del Mar Caribe, poco profundas, y las oscuras y temibles del Océano Atlántico. 

Uno de los mejores lugares para ver esta extraordinaria unión es en el puente de la ventana de cristal, construido justo en esa división y donde pueden contemplarse, aunque con mucha precaución, hermosísimas vistas.

Las lagunas azules
Son como 2.000 islas coralinas situadas en el océano Índico, que en gran parte, apenas son una mancha de arena con algunas palmeras que sobresalen por sobre el mar. En las islas Maldivas, conocidas en todo el mundo por sus paisajes paradisiacos y sus complejos hoteleros de lujo hasta donde llegan turistas de alto poder adquisitivo, cada playa puede ser una variante en miniatura del paraíso de los sueños.
 
Cascada submarina
Uno de los paisajes marinos más espectaculares del mundo se encuentra en la Isla Mauricio, en el  océano Índico, a unos 2.000 kilómetros de las costas de África. Esta ‘catarata bajo el agua’, no es más que una ilusión óptica vista desde arriba y en la que la acumulación de depósitos de arena y lodo crean estas formas caprichosas.

Pirámide de ball
Está en el Pacífico sur, mide 562 metros. Está compuesta por el remanente de la erosión de un antiguo volcán de grandes dimensiones. Si bien parece una lejana y puntiaguda guarida de dragón, en realidad es todo lo que queda de un antiguo volcán y es poseedora de los últimos supervivientes de una especie animal muy especial, llamada Dryococelus Australis (insecto palo), que estuvo escondida durante unos 80 años.

La Atlantic Road
Se la conoce como la mejor carretera del mundo que, con tan solo de 8,3 km, desde el aire parece una serpiente marina gigantesca que une al continente. El lugar donde se encuentra es un entorno privilegiado. ¿Se imaginan cruzar el mar de Noruega a través de viaductos, puentes, y naturaleza salvaje? Esa experiencia pueden vivirla en esta vía.

El mar de siete colores
En el año 2000, la Unesco declaró al Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, en el caribe colombiano como la nueva Reserva Mundial de Biosfera, denominada Seaflower; forma parte de las 391 zonas ecológicas de este tipo que hay en el Planeta Tierra. Este archipiélago,  que atrapa al viajero en sus aguas cristalinas y de siete colores, es uno de los grupos de islas más aislado en las Américas.

4.  La engañosa impresión visual. Esta cascada bajo el agua está a unas 1.200 millas de la costa sureste de África. Su gran atractivo es que tiene la ilusión de una cascada submarina en el extremo suroeste de la isla Mauricio.


 




En esta nota