SOCIEDAD

El veto a Huawei afectará más a los usuarios en Europa y en América Latina


Expertos señalan que el sistema seguirá funcionando en todos los dispositivos de los actuales usuarios, pero el fin de las actualizaciones de Android en los teléfonos de Huawei puede complicar rápidamente la vida de los usuarios de estos aparatos


El veto a la empresa china Huawei puede transformar el mercado de las aplicaciones móviles. Foto: JORGE UECHI
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

21/05/2019

La decisión de Alphabet (matriz de Google) y otras compañías estadounidenses de abandonar sus transacciones comerciales con Huawei para cumplir con la orden del presidente Donald Trump tendrá un gran impacto sobre el mercado europeo y latinoamericano, y uno mucho menor en EEUU y China. Desde que fuese tildada por el Congreso de ser una “amenaza para la seguridad” de EEUU, en 2012, Huawei apenas ha tenido presencia en el país norteamericano (su cuota de mercado es inferior al 1 %, según StatCounter), por lo que el veto se notará mucho más entre la industria y los proveedores que en la calle.

Y en China, quien no tiene prácticamente presencia es Google, por lo que los teléfonos de Huawei en ese país (que supone aproximadamente la mitad de sus ventas) operan con una versión modificada de Android que no lleva instaladas las aplicaciones insignia de la firma, como Google Maps, Youtube o Gmail, lo que no los preocupa.

Donde sí se sentirán los efectos es en el resto del mundo, especialmente en Europa y Latinoamérica, donde los teléfonos de Huawei (que usan sistema operativo Android) han logrado penetrar con fuerza en el mercado, y por tanto, es donde va a estar el porcentaje mayor de usuarios que se verá más afectado con todo esto. En Europa, por ejemplo, Huawei es, con casi un 18 % de cuota de mercado, el tercer actor por detrás de Samsung y Apple, mientras que en Latinoamérica las cifras varían mucho según el país, destacando el 28 % de Costa Rica, el 25 % de Perú, el 18 % de Colombia y el 17 % de Chile.



Cómo afectará en Bolivia
Para Juan Pablo Vásquez, de la empresa nacional Tecnobit, la guerra comercial entre Estados Unidos y China causará daños colaterales a millones de personas, pero cree que la separación entre los gigantes tecnológicos será “por ahora”, pues Huawei es el segundo mayor fabricante de smartphones del mundo, por ende, uno de los clientes más grandes de Google. “Para Google, perder a Huawei es un golpe muy duro, por lo que, por el interés de todos, habrá soluciones”, se esperanza Vásquez, quien explica cómo afectará a los usuarios y responde algunas interrogantes. Antes que nada, Vásquez aclara que Android es un sistema operativo de Google y no es como dejar de tener una aplicación.

El sistema seguirá funcionando en todos los dispositivos de la firma Huawei. Lo que quiere decir que los servicios de Google como Play Store, Gmail, Google Maps siguen y seguirán funcionando en todos los actuales teléfonos Huawei, por lo que descargar cualquier aplicación no será problema. Además, seguirán teniendo el soporte contra aplicaciones maliciosas de Play Protect. El punto en discusión, dado que Google dejará de dar soporte a dispositivos Huawei, son las nuevas actualizaciones de Android, lo cuál es incierto, por el momento, aunque Google ofrece una versión de Android de có- digo abierto (AOSP), que puede ser usada sin restricciones por lo que esta sería una salida para Huawei. El lado negativo es que esta versión no cuenta con todo el soporte de actualizaciones y parches de seguridad.

Comprar un Huawei
Alejandro Rincón, reconocido bloguero y youtuber boliviano que tiene su página web (www. rincontecnologico.com.bo) manifestó a EL DEBER que el principal motor de los móviles Huawei en la actualidad es Google, a través de la plataforma de Android que le pertenece y le brinda soporte. Por lo tanto, “si pensabas adquirir un Huawei en este momento te verás afectado directamente, ya que, a partir del 19 de mayo, Google dejó de dar soporte de actualizaciones a todos los teléfonos de Huawei que llevan su sistema operativo”.

Según Rincón “En lo que sí puedes quedarte tranquilo es que, tal como lo venías usando hasta hoy día tu Huawei, lo podrás seguir haciendo; es decir, tu tienda de Google Play no desaparecerá ni quedará obsoleto tu móvil, el único gran problema es el tema de las actualizaciones, tema para nada menor, debido a que constantemente los parches de seguridad llegaban con regularidad a nuestros móviles y lo mantenían seguro al mismo”, recomendó Rincón.



Por ahora, a decir de Rincón, no es un buen momento para comprar un teléfono Huawei, pues el no tener más el soporte de actualizaciones de Google, los modelos nuevos que aún no han visto la luz no podrán contar con YouTube, Gmail, Google Maps y Play Store. Sin embargo, Huawei puede perfectamente desarrollar un “fork” (versión alternativa) de Android, versión que le sería propia, aunque reutilizando la mayoría de los códigos de Android, que están en “open source”, es decir libres de derechos.

Ello le permitiría conservar un producto compatible con las aplicaciones desarrolladas para Android. En criterio de Alejandro Rincón, si bien el código de Android es abierto y cualquier empresa puede trabajar un sistema operativo en base a Android, no todas tienen acceso a los servicios de Google, cosa que sí se podría hacer, pero dando unos pasos extras y un poco complicados. “Para dar un ejemplo, el próximo Mate 30 está a meses de presentarse, pero vendría con su propio sistema operativo (se especula que se llamaría Kirin OS).

Lo que sucederá es que tendrá su propia tienda de Huawei, que de hecho ya la tiene, y lleva por nombre AppGallery, pero si queremos tener los servicios de Google tendremos que realizar unos pasos extras para poder tenerlos en nuestro móvil, y esto para el usuario común no será nada cómodo; recordemos que los usuarios de Android llevamos años acostumbrados a que tras que nos compramos un móvil podemos descargar nuestras aplicaciones favoritas de la Play Store de Google.

También se debe tomar en cuenta que, al ser un nuevo sistema operativo, los desarrolladores de las aplicaciones deben ajustar sus aplicaciones para este sistema operativo Kirin OS, y esto llevará su tiempo”, explicó Rincón.

El problema no es menor y, por el momento, no se avisora un buen futuro para la firma Huawei, que tiene más de 70 filiales y Estados Unidos ha metido a las 70 en la famosa lista negra, por lo que Honor, su segunda marca, también sufrirá igual que su matriz. Lo único que se sabe hasta ahora es que el Gobierno de EEUU podría dar una prórroga de hasta 90 días a las empresas que comercien con estos fabricantes para que puedan adecuarse a la nueva legislación sin perder la fiabilidad de sus redes de comunicaciones y equipos





 




En esta nota