SOCIEDAD

El bullying va más allá de las aulas y oprime a los jóvenes en las redes sociales


En Bolivia, el 80% de los adolescentes sufrió algún tipo de acoso cibernético vía WhatsApp, Facebook u otros medios. En Santa Cruz, seis de cada 10 estudiantes padecieron de acoso escolar. Una experta advierte que la raíz del problema es la familia

En el colegio Edad de Oro, ante un exceso verbal o físico, activan medidas de prevención
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

03/05/2018

Como reza el dicho: el conocimiento se puede usar para construir, como también para destruir. En ese contexto, las redes sociales se convirtieron en herramientas para amplificar el denominado bullying o acoso escolar; además de otras formas de violencia social y marginación, tal como lo establecen datos de investigaciones realizadas por Voces Vitales y la UPSA. 

A escala nacional, se estima que el 80% de los jóvenes padecieron de alguna forma de cyberbullying, que los oprime a través del uso de medios digitales (redes sociales, chats, mensajes de texto y otros). A escala departamental, se estima que seis de cada 10 niños padecieron de bullying y no lo denunciaron.  

El activista de la plataforma Basta de Bullying, Alfredo Rodríguez, explicó que la tendencia es preocupante debido a que este tipo de situaciones conlleva decisiones extremas de quienes lo padecen. “La situación se agrava porque no hay confianza en la familia. No hay comunicación. Se ven solos frente al drama y muchos chicos manejan el suicidio como una opción”, alerta.



Ayer se conmemoró el Día Internacional contra el Acoso Escolar, impulsado por la Unicef y la ONG Bullying Sin Fronteras. Según estimaciones, a escala mundial, uno de cada tres niños sufre de acoso escolar.

El bullying en cifras
La directora de la organización Voces Vitales, Karen Flores Palacios, informó que, según encuesta realizada en 2017, el 80% de los jóvenes es víctima de cyberbullying o acoso cibernético, y consideró que es una tendencia que está en ascenso.

Señaló que WhatsApp y Facebook son las redes sociales más utilizadas con este fin, y que las chicas son las que más lo sufren.

“En La Paz, por ejemplo, los colegiales utilizan el Chismógrafo, que es una página en donde suben la foto de un estudiante y los demás usuarios de Facebook  comentan lo que quieren, muchas veces con cuentas falsas. Los ofenden tratándolos de ‘maricones’ o feas”, indicó.  

En 2014, un equipo de investigación de la UPSA, a la cabeza de la sicóloga Darlin Viviana Égüez Gutiérrez, publicó el Bullying en el departamento de Santa Cruz, el cual recoge datos nacionales de Voces Vitales, a la vez que se levantó una muestra de 1.610 estudiantes de 12 a 16 años. 

El estudio refleja que el 57% de los estudiantes recurre a la violencia verbal; cuatro de 10 estudiantes recurren a la violencia física y cinco de 10 estudiantes apelan a la violencia social (marginación o exclusión). 

En total, seis de cada 10 estudiantes fueron víctimas de bullying, y apenas el 1% acudió a un profesor para buscar ayuda. “En la mayoría de los casos, no la recibió”, señala el informe. 

Cuando se le preguntó a las víctimas sobre el tipo de violencia verbal que recibieron: el 40% afirmó que hablaban mal de ellos, el 37% que recibía insultos o apodos que los ofendían. En relación con situaciones de exclusión, el 29% dijo que no se les dejaba participar y el 22% declaró que era ignorado o marginado.

Al respecto, la directora de Voces Vitales argumentó que en la actualidad los índices de violencia física están en descenso y la tendencia es la violencia verbal o simbólica, que se complementa con el uso de redes sociales.



“Si bien el acoso escolar es algo más permanente (puede durar tres meses o más) y el cibernético más corto (alrededor de 10 días), este último es más dañino debido a que en el primero el estudiante se puede recuperar con tratamiento y tiene la opción de enfrentar a su agresor; en el cibernético es público, masivo y anónimo, y la víctima no tiene esa opción”, añadió Flores.

¡Basta de bullying!

El comunicador y escritor Alfredo Rodríguez lleva tres años junto con los activistas de Basta de bullying realizando talleres en colegios de Santa Cruz, La Paz y Oruro. Identificó el acoso y hostigamiento como un problema transversal del sistema educativo, ya sea público o privado, aunque reconoció que son los colegios ‘de renombre’ los más reticentes a dar a conocer estos hechos y combatirlos. 

“Tienden a invisibilizar el problema para evitar perjudicar el renombre de su colegio. Hubo casos en que los papás de los estudiantes nos invitaron a dar talleres, pero los directores nos cerraron las puertas porque dijeron que tenían su equipo de sicólogos”, recordó. 

Sin embargo, la activista de Basta de bullying, Lorena Méndez, destacó que existen colegios que sí llevan adelante un programa sostenido en contra de este problema en sus colegios, debido a que su combate ‘no es de un solo día’, sino que debe ser contínuo. Mencionó al colegio De La Sierra y a Edad de Oro. 

La directora académica del colegio Edad de Oro, Rosa Cecilia Pina, definió el bullying como un maltrato físico y sicológico que los lleva a perder la autoestima y sin tratamiento los lleva al suicidio o incluso al homicidio, a lo que recordó un caso de tiroteo en un colegio en Roswell (Estados Unidos), en el que el menor que agredió a sus compañeros era víctima de bullying. 

“Nosotros no permitimos el bullying. Los integramos al colegio porque es una forma de integrarlos a la sociedad. Los profesores tienen claro que cuando hay una burla hay que llamarles la atención de manera inmediata y enérgica. Si no hay resultados después de una explicación, se llama a los padres y se organiza una reunión. No se permite de ninguna forma y es motivo de suspensión”, advirtió la profesora. 

Para la educadora, la clave para evitar este mal en la sociedad parte de la familia y consiste en enseñar que ‘nadie es mejor que nadie’, y al contrario, se estimule al hijo transmitiéndole valores y fortaleciendo su autoestima.

En cifras



40%
De los estudiantes cruceños

Que fueron víctimas de violencia verbal, manifiestan haber sido ‘difamados’ alguna vez; mientras que el 37% dijo que fue insultado.

33%
De los encuestados

Que fueron agresores verbales de sus compañeros, señalaron que recurren al insulto; mientras que el 22% margina a sus víctimas.

48%
De los profesores en Santa Cruz

No sabe cómo reaccionar frente al bullying o no se entera, según el sondeo a estudiantes realizado por investigadores de la UPSA

¿Qué hacer?

Si su hijo es víctima
En el caso del cyberbullying, se debe ‘apagar’ el monitor, bloquear al agresor y guardar mensajes como evidencia. En el acoso escolar: comunicarse con el hijo, hablar con el profesor, discutir alternativas sin agresión frente a los acosadores. Si todo falla, buscar un abogado. 

Si su hijo es el agresor
Investigar por qué asumió ese rol; hablar con los profesores y pedirles ayuda, colaborar con el colegio, canalizar su conducta agresiva con deportes o arte.



 




En esta nota