SOCIEDAD

El aire amaneció respirable en Santa Cruz gracias a la reducción de las fogatas


Solo 96 hogueras fueron apagadas la noche sanjuanina; hace 10 años se registraron más de 900. En La Paz y Cochabamba despertaron con el aire contaminado


En Cochabamba, los niveles de contaminación amanecieron altos
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

25/06/2019

Santa Cruz de la Sierra despertó ayer con una calidad del aire buena, según las mediciones presentadas por la Secretaría de Medio Ambiente de la Alcaldía al cabo de la tradicional fiesta de San Juan, celebración que en años anteriores constituía uno de los factores de contaminación atmosférica por la proliferación de fogatas en una sola noche.

A decir de Michelle Laurence, secretaria de Medio Ambiente, en los controles ejecutados por funcionarios municipales y de la Policía, la noche del domingo y parte de la madrugada de ayer se apagaron 96 fogatas en barrios de los distritos 5, 6, 7, 8, 9, 10 y 12 (ver infografía), cantidad considerada baja en comparación con el San Juan de 2010 (inicio de los controles) cuando se extinguieron 978 fogatas, que al día siguiente ocasionaron una alta contaminación, comprendida en el rango de mala, pues los niveles de impurezas fluctuaron entre 150 y 200 puntos.

La capital cruceña amaneció ayer con un índice de 29 puntos, tomando en cuenta la medición internacional Fundamentos del índice de la calidad del aire AQI (Air Quality Index, que en castellano significa Índice de Calidad del Aire), que, con números y colores, mide los niveles de contaminación en el ambiente.



Por ejemplo, el valor de la calidad del aire es bueno y se pinta de verde de 1 a 50 puntos; de 51 a 100 la condición es moderada y el color, amarillo; de 101 a 150 es insalubre para grupos sensibles y de color naranja; de 151 a 200 el nivel es considerado malo y de color rojo; de 201 a 300 es una condición muy mala para la salud y trae el color morado; y de 301 a 500 es catalogado como peligroso y tiene color marrón.

“No hubo infracciones en actividades comerciales e industriales, solo quemas domiciliarias que tendrán sus sanciones. De las 96 fogatas apagadas, un 20% eran domiciliarias y las demás ardían en la vía pública. Ese 20% pagará una multa de Bs 500”, manifestó Michelle Laurence y agregó que el de ayer es “el mejor de los resultados y ejemplo para el país de que en Santa Cruz de la Sierra la ciudadanía ha comprendido la importancia de cuidar el medioambiente y se ha ajustado a la norma”.

El humo en otras ciudades

El diario Los Tiempos reportó “niveles alarmantes” de contaminación en Cochabamba por el encendido de fogatas y el uso de juegos pirotécnicos en la noche de San Juan. La ciudad amaneció contaminada, superando hasta por cinco veces el límite permitido por la Organización Mundial de la Salud, según los datos de la Red de Monitoreo de la Calidad de Aire (Red MoniCA).



La ciudad de La Paz también amaneció con un velo de humo por la contaminación atribuida a los festejos de San Juan y a incendios que se presentaron en el macrodistrito rural de Hampaturi.

El parámetro diario de contaminación permitido por la norma boliviana es de 150 mg/m3 (valor de la concentración de una sustancia en la atmósfera). Sin embargo, la OMS recomienda no superar los 50 mg/m3 por día, según el Programa Nacional de Gestión de Calidad del Aire.

DECOMISARON 100 KILOS DE PRODUCTOS VENCIDOS O SIN REGISTRO SANITARIO
El Departamento de Defensa del Consumidor de la Alcaldía decomisó 100 kilos de productos comestibles por carecer de registro sanitario o por encontrarse a la venta con fecha de vencimiento.

El inspector Pedro Galarza informó de que los controles se realizaron la semana anterior, incluyendo la víspera de San Juan, en supermercados y mercados populares periféricos, para precautelar la salud de la población.

Los decomisos se hicieron principalmente en mercados del Plan 3.000: Guapurú, La Campana y la rotonda del Plan, y, en menor grado, en el mercado Mutualista.



Galarza explicó que a los infractores se les emitió una cédula de comparendo, con sanciones a la actividad económica y un acta que detalla la cantidad de producto decomisado y la infracción cometida al vender productos sin registro sanitario o vencido, lo cual es un atentado a la salud pública.

“Este año, en comparación a otros, no se han visto muchas marcas sin registro sanitario. Significa que los que antes estaban en la categoría de artesanal, han tomado conciencia y han registrado sus productos”, dijo Galarza.



 




En esta nota