AFV

El Grillo te invita a ingresar en la máquina del tiempo


Concierto. El músico paceño llega a Santa Cruz como parte de la gira que conmemora los 20 años de Almaqueloide, el segundo disco de Llegas

Nuevos bríos Animado por los ‘sold out’ en el interior, Villegas actúa esta noche en Meraki Teatro Bar, desde las 21:30
Escuchar el artículo Pausar Lectura

12/10/2018

El Grillo Villegas está disfrutando mucho del momento. Procura hacerlo siempre. Esa actitud ha sido esencial para haber permanecido vigente en 28 años de carrera como un referente del rock boliviano con casi una veintena de discos grabados.

Es lo que le ha pasado este año con Almaqueloide, el segundo álbum de Llegas, la banda que el Grillo formó en 1996 y que se dio a conocer con Huye el sol.

Este 2018 se cumplen 20 años de Almaqueloide y, como una forma de cumplir con una asignatura pendiente (no pudo hacer el homenaje que hubiera querido al primer disco del grupo), Villegas decidió hacer una gira nacional conmemorando la salida del álbum, que dejó piezas como Momentos, Diamante, Títeres, Rocas y Monocordio.

Como parte de la gira (que agotó localidades en los escenarios del interior en los que se presentó), el Grillo retorna a Santa Cruz para brindar un único concierto esta noche, desde las 21:30, en Meraki Teatro Bar.

El público podrá disfrutar de una primera parte del concierto dedicada a las 11 canciones de Almaqueloide, siguiendo el orden del disco original, mientras que la segunda propondrá una selección de canciones infaltables en los shows del roquero.

Temas de los discos Huye el sol, Pesanervios, Revólver, Superjuguetes e Hidrometeoros 2 se escucharán junto a canciones nuevas, entre las que se encuentran algunas de Yo es otro, el álbum que marcó el retorno de Villegas en 2017 y el inicio de una tercera etapa en su trayectoria.

La actuación en Meraki viene con una oferta imperdible para los coleccionistas: la edición limitada de lujo Almaqueloide XX Aniversario Remasterizado, que contiene un CD con las 11 canciones del disco, además de siete bonus tracks con los demos que se hicieron para Sony Music y otras grabaciones (un trabajo de remasterización a cargo de Marcelo Navia, de Lado B).

Momentos

En 2015, el Grillo se fue a estudiar música a Argentina. Este alejamiento coincidió con los 20 años de la creación de Llegas y se convirtió en el cierre de un ciclo y en el comienzo de una serie de cambios sustanciales en su carrera. “Cuando se cumplieron los 20 años del Huye el sol, estaba viviendo en Buenos Aires y solo se me ocurrió hacerle un homenaje a través de un concierto grabado en solitario a través de YouTube. Fue algo muy lindo que a mucha gente le encantó. Y luego, cuando me doy cuenta de que estamos en 2018 y de que se cumplían 20 años del Almaqueloide, no dudé en animarme a hacer una gira. Ahora estoy disfrutando. Toda esta experiencia es nueva, pero muy divertida. Es una máquina del tiempo que he construido”, afirma el músico

Esta máquina, que abre el alma y las cicatrices simultáneamente, ha permitido al Grillo tomar conciencia del tiempo en el que dio vida al disco. Saber que realmente ya no es el mismo, que no queda casi nada del que escribió esas canciones, que ha venido trabajando para abrir nuevos caminos y que se convirtió en una especie de ejercicio purificador muy necesario.

Villegas ha basado su trabajo creyendo firmemente en el álbum, en el disco como el objeto principal. “Nunca me interesó la canción suelta, el single o el corte de radio como se lo conoce, a pesar de que ya los músicos de mi generación se caracterizaron por promocionar cortes de los discos en los medios junto con su respectivo videoclip. A mí me sigue costando eso mucho. De hecho, de un tiempo a esta parte, en una curva descendente, he ido desapareciendo de las radios. Y no soy de los que les interesa hacer videoclips, no escucho música en televisión. Respeto a los directores y a la gente que ha hecho grandes trabajos en videos, pero mi trabajo es sacar discos”, afirma el Grillo.

Al interpretar el álbum entero en vivo, Villegas reafirma los principios de un artista que busca moverse con tranquilidad en su hábitat, que le interesa lograr el control creativo de las cosas y manejar los tiempos de la manera más cercana a lo que busca. Es consciente de que esa forma de trabajo le ha costado granjearse enemistades a lo largo de su carrera, pero él lo prefiere, a tener que sacrificar sus convicciones.

Es con esa misma franqueza que se dirige a los que lo conocen y a los ocasionales personajes con los que se ha cruzado en sendas discusiones en las redes sociales, en las que el músico se ha mantenido en los últimos años como activo protagonista de encendidos debates y polémicas sin fin.

Ese es el Grillo que sus fans verán hoy y el que seguirán viendo más adelante. Si hay otra noticia al respecto, él las dará a conocer oportunamente. Por el momento, adelanta que en 2019 se desconectará, literalmente, del mundo exterior, para meterse de lleno en su siguiente disco.

“Tengo dos cosas a favor en mi nave que va hacia adelante. Una es que toco solo en teatros, eso me permite establecer una dinámica enorme, porque no parto de una franja de ruido, sino de un silencio muy lindo, con gente físicamente estática. El sonido viaja. Y también me siento libre de no depender de un éxito, de no tener que sonar en una radio. Puedo hacer canciones largas como antes. La vida me ha dado ventajas sobre eso. Tengo seguidores atentos a mis giras. Me puedo dar el lujo de hacer lo que quiero sabiendo que tengo un público fiel”, finaliza el Grillo.

Más detalles

Las 11 canciones
Momentos, Giras, Diamante, Títeres, Epílogo, Arlequín, Aún, Azul, Debería, Rocas y Monocordio.

Los músicos
Peque Gutiérrez (bajo), Ramón Rocha Scardino (guitarra, coros), Daniel Subirana (batería), Heber Peredo (teclados), Fulvia Fossati (voz), Grillo Villegas (guitarra, voz).

Equipo
Andrés Martínez (sonido), Joe Salinas, Vega Pereyra (luces), Lucho Aranda (visuales), Daniel Rosales (escenario).

Entradas
Cuestan Bs 120. Se vende en Meraki (Ballivián # 159)