REVISTA EXTRA

Cine desde la otra orilla


Reynaldo Pacheco. El actor boliviano de exportación se estrena como productor, con la mirada puesta en una ambiciosa meta, que el cine boliviano brille en las grandes ligas del séptimo arte


Dirección. Es probable que en unos años, Reynaldo explore una nueva faceta cinematográfica, ya como director de un filme
Escuchar el artículo Pausar Lectura

Hace 6 días

Vive en Los Ángeles, pero vino unos días a su natal Bolivia.

El actor Reynaldo Pacheco está haciendo las gestiones necesarias para estrenar en su patria el fruto de su debut como productor. Se ha puesto como plazo este 2019 para poner en salas el filme Fuertes, inspirado en la Guerra del Chaco y en el rol histórico del club de fútbol The Strongest en ese conflicto. Asimismo, quiso compartir una buena que recibió esta semana: tendrá un papel protagónico en el filme Qué León 2, junto al cantante puertorriqueño Ozuna y a Celinés Toribio. También está entrando a la pre producción de la biografía del intérprete boliviano Nilo Soruco, con la nominada al Óscar Adriana Barraza.

La trayectoria de Reynaldo es destacable. Entre sus grandes logros actorales está su papel como actor secundario en Our Brand is crisis, película producida por George Clooney, y en la que compartió la mayoría de las escenas con Sandra Bullock. Previamente, trabajó en Begginers, con Ewan McGregor y Christopher Plummer, y luego en Sin hombres, con Eva Longoria, Kate del Castillo y María Conchita Alonso. Junto a Ernest Borgnine, estuvo presente en el filme El hombre que tomó la mano de Vicente Fernández, y también en la adictiva serie CSI Nueva York.

Otro rol

En esta nueva etapa, Pacheco experimenta el mundo cinematográfico desde otra orilla, la de productor, y de una historia ‘made in Bolivia’, que le demandó en 2018 tres meses de filmación y un mes y medio de posproducción.

“Gracias a los 15 años de trabajo fuera del país he conseguido conexiones muy importantes para la exportación del cine boliviano, tenemos acceso a actores de nombre, trajimos a la actriz número uno de México en este instante, Adriana Barraza, y tenemos acceso a distribución, lo más importante para el cine. Otra de las razones para hacer cine en Bolivia es la enorme riqueza de historias, y siento que es momento de dar la vuelta a Hollywood, como está pasando en otros lugares, como República Dominicana, Colombia, España y empezar a traer proyectos acá a Bolivia, para producirlos con ese alto nivel”, explica. Para él, a pesar de ser una historia 100% boliviana, tiene todas las posibilidades de ser universalizada y exportada. “Más que la historia de The Strongest, y de la Guerra del Chaco, me movió la unión como fuerza”, dice.

Sobre el presupuesto, Reynaldo asegura que Fuertes será una película que marcará a Bolivia. “Hará historia por el altísimo valor de producción de los vestuarios, el manejo de cámaras, de colores, aparte de que es una historia de exportación, universal, no solo para los nacidos acá. El presupuesto ha sido un décimo de lo que costaría hacer cine en EEUU, abre una nueva industria en cine en Bolivia en la que todos los empresarios pueden participar y enterarse mucho más con el equipo de Atómica María o Reynaldo Pacheco Inc.”, sostiene quien tuvo que trabajar con un equipo que involucró a 6.000 extras, en el contexto de 1920 a 1940.

Reynaldo tiene diseñada su propia estrategia. Como productor está enfocándose en tres divisiones: “La primera consiste en desarrollar contenido boliviano; la segunda en conectar a Bolivia con estudios, actores de renombre e inversionistas; y la tercera en vender el contenido boliviano, ya sea a cadenas de cine o a distribuidoras”, detalla.

Tiene claro el poder de la distribución a la hora de estar en la lista de reconocimientos. Cuando llegó con Our brand is crisis a Canadá, y conoció a gente de la academia, supo que ellos estaban muy impresionados con el trabajo realizado, pero le dijeron que si la película hubiera tenido un buen reconocimiento en los cines, había la posibilidad de ser reconocidos por la academia, él como actor secundario. “No fue esa la situación y la película fue éxito en las cadenas televisivas, en los aviones, no en los cines”.

Bolivia debería

Cuando se le consulta qué requiere Bolivia para brillar en una gala de los Óscar, Reynaldo dice que primero hay que entender que el cine es una profesión muy seria. “Constantemente voy conociendo artistas bolivianos, cineastas que quieren incursionar sin una preparación, ya sea escribiendo guiones o actuando, o dirigiendo. Esto es extremadamente competitivo, yo siento que en Bolivia falta entender eso, que para escribir un guion hay que estudiar años de años, hablo más del escritor porque siento que es lo que más necesitamos en Bolivia”, reflexiona.

A los actores los exhorta a estar constantemente audicionando, “ese es el verdadero trabajo del actor, audicionar (lo dice tres veces), para que los directores de casting estén al tanto, y cada audición es super importante porque si no lleva a ese trabajo buscado, puede llevar al siguiente. También hay que entender que esto es una carrera de free lance, como la arquitectura y muchas ingenierías en las que llegan proyecto por proyecto, entonces es sumamente importante mantenerse ocupado entre proyectos, ya sea escribiendo guiones, produciendo, escribiendo obras de teatro, estudiando o dando clases”, dice quien ha dado cursos privados de actuación a Kendall Jenner, a Camila Morrone (hijastra de Al Pacino y novia de Leonardo Dicaprio) y otras celebridades.

También es consciente de que haber trabajado con ganadores o nominados a los premios Óscar no solo le dio palestra, sino la posibilidad de aprender de los grandes. “Trabajar con Christopher Plummer en Begginers me abrió las puertas y también demostró a Hollywood mi preparación actoral de muchos años. De su experiencia con Sandra Bullock, por ejemplo, sacó provecho: “Ella pone un comedy timing, como dicen allá, un tiempo de comedia. En Christopher Plummer observé que tiene un subtexto muy específico. Ernest Borgnine es muy espontáneo cuando improvisa, y de la misma forma he aprendido de los otros actores, entonces ese es más mi interés de trabajar con esas personas y ver su proceso actoral, y cómo ellos desarrollan un marco de narración, un personaje, sus intenciones, acciones, etc.”, reconoce.

1. Equipazo. Con el reparto y producción de Our brand is crisis
2. Sandra Bullock. Fue su compañera de escenas en la mayor parte de la película