EXTRA

Cantos de alegría y alivio al ser rescatadas en el mar; huyen del terror


Según Acnur, en 2018 casi 20.000 personas salen desde África hacia Europa vía marítima en busca de mejores días, 522 de ellas no fueron encontradas

Solo en 2017, más de 3.000 personas murieron ahogadas en el mar Mediterráneo. Por fortuna, ellas fueron rescatadas
Escuchar el artículo Pausar Lectura

24/04/2018

Cada día desde países africanos como Siria, Nigeria, Mauritania, Costa de Marfil, Guinea o Gambia cientos de personas se suben a embarcaciones modestas y se lanzan a altamar con rumbo a Europa.

Solo en 2017, más de 3.000 personas murieron ahogadas en el mar Mediterráneo, otras de frío o de hambre mientras intentaban llegar a países como Italia, España, Grecia o Francia, según datos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

El portal de Verne, correspondiente al diario El País de España, expone que la ONG Proactiva Open Arms intenta reducir ese número cada día con sus medios disponibles.

El 21 de abril rescataron a 500 personas que realizaban una travesía que para muchos termina en tragedia. Un video en redes sociales muestra imágenes del último rescate.

La escena muestra a varias mujeres de varias nacionalidades subsaharianas que habían partido de Libia. En sus rostros se aprecia que están cansadas. Cantan una canción. Cuesta entender la letra por las palabras que pronuncia la mujer más cercana a la cámara: "Gracias por mi vida", dice en inglés.

"¡Están vivas! Este es el Mediterráneo hoy. Nos emociona como la primera vez que llegamos aquí. Más de 500 personas rescatadas en unas horas", dice Open Arms en sus redes sociales. "¿Cuántas habrán perdido la vida mientras apenas había ojos humanitarios en el mar?", añaden. 400 de estas personas iban en una barca de madera y otras 100 en una lancha de goma. Fueron rescatas a en medio del mar, a 50 kilómetros de la costa de Libia.

Una portavoz de Open Armas, Laura Lanuza, asegura a Verne que este tipo de reacciones son habituales, especialmente cuando las rescatadas son mujeres: "Es una reacción instintiva, una explosión de alegría. Dan gracias por estar vivas. Son canciones populares". En este vídeo de la ONG se puede ver a otras mujeres cantando durante otro rescate.

El fundador de Open Arms, Óscar Camps, asegura -en declaraciones al canal televisivo La Sexta- que recibieron un aviso de la guardia costera italiana el 21 de abril por la mañana.

Open Armas difundió una imagen en Twitter en la que dan más detalles sobre el rescate: "Así las hemos encontrado: Aterrorizadas, convencidas de que iban a morir en el mar, personas que se han jugado la vida huyendo del más absoluto infierno, de las torturas y las vejaciones, de la esclavitud. Menos mal que llegamos a tiempo".

En el rescate de estas personas participaron dos barcos de Open Arms, el Aquarius y el Astral. Es la primera misión del segundo barco desde que fue liberado por la fiscalía de Catania.

La justicia italiana había inmovilizado el Astral en el puerto de Pozzallo bajo la acusación de tráfico ilegal de personas y asociación delictiva por haber socorrido el 15 de marzo a 218 personas en aguas internacionales y negarse a entregarlos a los guardacostas libios. El barco fue liberado el 16 de abril.

Open Arms asegura haber salvado a 59.000 personas en los dos años de vida de la ONG, la única española que se dedica a este tipo de misiones en el Mediterráneo.

“Con la crisis de los refugiados hemos pasado de la pena al hartazgo. Pero siguen llegando y siguen muriendo. Cerrar los ojos a que una persona pague 3.000 euros a una embarcación que no sabe si va a llegar es de una injusticia que no se puede ignorar”, señaló uno de los voluntarios de Open Arms.

Algunos huyen de la guerra, otros del hambre y otros dar mejores días para sus familias, cuando se lanzan al mar esta búsqueda se convierte en una lucha por la sobrevivencia. Algunos llegan a tierras europeas, otro no. Sucede todos los días.

Puedes leer:

 



 




En esta nota