REVISTA EXTRA

Big data para saber quién traicionó a Ana Frank


Investigación. Un día como hoy, hace 74 años, la joven holandesa fue enviada al campo de concentración de Auschwitz. No se ha determinado quién delató a su familia, que estuvo escondida durante dos años de los nazis en una casa de Ámsterdam

Escuchar el artículo Pausar Lectura

02/09/2018

Quería ser periodista. Su mejor regalo fue un diario, que recibió cuando tenía 13 años. Ahí plasmó las vivencias durante el tiempo que pasó escondida con los suyos, con otra familia y un dentista en la buhardilla de una casa de Ámsterdam, durante la Segunda Guerra Mundial.

El año pasado se supo que Otto, su padre, presentó una solicitud para emigrar a Estados Unidos y también intentó escapar a Cuba, para así evitar la deportación a un campo de concentración, procedimiento que era habitual para la Alemania nazi. El pedido no prosperó, en parte porque la embajada de EEUU fue devastada por un bombardeo en 1940 y los papeles se perdieron. La familia se recluyó el 6 de julio de 1942.

El final

Las últimas líneas en el diario fueron escritas por Ana el 1 de agosto de 1944. El 4 de agosto fueron encontrados por la Gestapo y deportados al campo de concentración de Weterbrok, un punto de transición en su camino hacia Auschwitz, donde llegaron el 2 septiembre de ese año. Un nuevo traslado la llevó al campo Bergen-Belsen en marzo de 1945 a los pocos días de que muriera su hermana Margot.

Siempre creyó que su padre había muerto en la cámara de gas. Una amiga de la escuela la vio en Bergen-Belsen. Ana estaba desnutrida y semidesnuda, apenas cubierta por unos harapos. Se deshizo de sus ropas, que estaban llenas de pulgas. Estaba calva.

El sospechoso

La versión que se ha repetido en la prensa, en las películas y en las obras de teatro que se presentaron después de la publicación del Diario de Ana Frank señalan como el delator a Wilhelm van Maaren.

Este capataz del almacén que funcionaba en la casa conocía muy bien el lugar. Otto Frank sospechó siempre de él. La versión nace de una supuesta llamada que llegó a la Gestapo el 4 de de agosto. Lamentablemente, la persona que pudo haber recibido la llamada murió en 1945 y no fue interrogada.

Gertjan Broek, conservador de la Casa-Museo Ana Frank de Amsterdam y autor de la investigación más completa sobre la detención de la niña, se muestra esperanzado: “Si hubo un traidor es posible que él o ella acabe por ser descubierto”.

Su teoría es que no hubo traición. Cree que la policía estaba en el lugar por otro motivo y que por causa del azar halló el escondite. Asegura que el grupo que detuvo a Ana Frank iba en busca de cupones de racionamiento falso y que durante el registro se encontraron con la casa donde se escondían los Frank.

Uno de los argumentos de Broek es que los de la Gestapo no estaban ese día en absoluto preparados para realizar un arresto masivo de judíos. Broek explica: “Mi investigación apunta a la posibilidad de que otras actividades ilegales, aparte de esconder judíos, fueron la razón por la que apareció la policía. Y sabemos que esas actividades tenían lugar en el edificio: dos comerciales de la compañía habían sido detenidos por traficar con cupones y comida y estaba claro que entre sus clientes estaban las personas que ayudaban a Ana Frank”.

La sospechosa

Gerard Kremer, de 70 años, hijo de un miembro de la resistencia en Ámsterdam, propone otra hipótesis en su libro, que se publicó hace dos meses en Holanda, El patio trasero del anexo secreto. En él cuenta que su padre vio a Van Dijk hablar con oficiales nazis sobre una casa en Prinsengracht a principios de agosto de 1944. El nombre de Ans van Dijk, que reconoció haber delatado a 125 personas, ya había salido en la investigación del periodista holandés Sytze van der Zee ¿Quién delató a Ana Frank?. Ans van Dijk fue ejecutada por delatora por otros casos en 1948.

El exagente del FBI Vince Pankoke ha abierto en 2017 “un caso frío” para revisar usando big data referencias cruzadas en toda la documentación disponible del caso: desde registros de teléfono hasta otras órdenes de arresto. En la Feria de Londres, celebrada en mayo de este año, se anunció un acuerdo con Harper Collins para publicar en 13 idiomas, entre ellos el castellano, un libro, The Cold Case Diary, sobre esta nueva investigación. Quienes deseen seguir la investigación de Pankoke pueden visitar coldcasediary.com.Es un recorrido sobrecogedor.

Versiones. La versión A es la original; la versión B fue revisada por la misma Ana. La versión C fue editada por Otto.
Bergen-Belsen. Una lápida en el campo de concentración. Ana y su hermana Margot murieron por tifus.
Merwedeplein. Su primera casa acoge a escritores perseguidos.


 




En esta nota