REVISTA EXTRA

¡A pisar uvas! una mirada a la vendimia chapaca


Elixir de vida Uriondo, el valle donde el vino hace magia

Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

01/04/2018

Cuenta la leyenda que mientras se celebraba una fiesta celestial, una divinidad conmovida por ver este lugar desértico, otrora un gran lago, dejó escapar de su copa unas gotas de un elixir mágico. Y las gotas cayeron y cayeron, y la tierra quedó embriagada y las plantas, los árboles y las flores pintaron la vida de colores y desde ese momento el Valle de la Concepción albergó en su seno el secreto de aquella bebida mágica... 

Pasaron muchos años y llegaron aquellos frailes portando no solo una cruz sino también la planta capaz de revelar ese profundo secreto. Entonces en una perfecta comunión entre la tierra y la vid empezaron a producir un fruto divino que luego se transformó en ese elixir de vid.

Los abuelitos cuentan que el hombre aprendió a producir vino de una manera muy peculiar, convirtiendo la producción de vino en música y danza, porque más que un trabajo hacer vino es algo divino. Un pie, otro pie y otro pie, en un melodioso ritmo, mujeres y hombres pisan la uva y el jugo generoso brota, listo para convertirse en tan delicioso elixir.



La vendimia chapaca
Como ya es tradicional en esta época del año, recientemente se realizó la tradicional Vendimia Chapaca en su 33º versión, que le pone el marco al XI Encuentro del arte y el vino y a la Feria Productiva, que se llevó a cabo en la plaza principal de Uriondo, el Valle de la Concepción, que contó con la presencia de turistas y de representantes de diferentes medios de comunicación del país que se dieron cita en ese municipio tarijeño, donde el vino hace magia.

La noche de conciertos 
La celebración comenzó con la serenata de la Vendimia chapaca que tuvo invitados de lujo. El folclore de las unidades educativas ganadoras del Festiuva abrieron la noche. Cristian José, el ganador de la Fábrica de Estrellas,  se lució sobre el escenario, para luego dar paso a la música de María Juana que hizo vibrar a los más de 6.000 espectadores, mientras que el encuentro de Esther Marisol, Erick Claros y Ay Juna, los puso a bailar. 

Pasada la medianoche, las comadres bandeñitas, de Liliana Poita, ataviadas con sus característicos trajes de chapacas, le pusieron la nota de belleza a la velada y cautivaron a los presentes. Luego la música del grupo argentino Los Tekis y el gran show de Américo cerraron el festejo con broche de oro. 

Museo a cielo abierto
E l concepto de crear un museo de arte a cielo abierto es lo que se puede apreciar en Uriondo, gracias a los encuentros de arte y vino que se han venido realizando desde hace 11 años, cuyas obras aumentan cada año, convirtiéndose en una verdadera atracción.

Los visitantes pueden apreciar los bellísimos murales pintados en las calles aledañas a la plaza, donde hay hermosas obras talladas en madera y en piedra, otras forjadas en hierro y mosaicos.

La producción
El alcalde de Uriondo, Álvaro Ruiz destacó que cada año se producen 2500 ha de uvas, que se destinan un 60% al mercado fresco y 40% a la bodega. Agrega que el promedio de producción por ha es de 900 cajas, que son entre 20 a 22 kilos, siendo las primeras la variedad Moscatel de Alejandría, que es para la mesa y para la bodega de singani y la Red Globe e Italia para los vinos.





 




En esta nota