ESCENAS

Nadie se responsabiliza de la fallida presentación de Mago de Oz en La Paz y Potosí


El grupo español debía dar un show sinfónico en la sede de Gobierno, mientras que a la Villa Imperial no asistieron. Habrá devoluciones de entradas

El vocalista pidió aplaudir a los músicos de la Coral y la Filarmónica por sus trabajos
Escuchar el artículo Pausar Lectura

12/06/2018

La polémica por las presentaciones de la banda española de rock Mago de Oz continúa. A pesar de que la agrupación señaló que ayer informaría sobre la decisión que los llevó a no presentarse en Potosí (sábado 9) y de los cambios de espectáculos el viernes 8 en La Paz (30 aniversario por Diabulus in Opera) , finalmente no llegó el comunicado oficial.
Primer show: Santa Cruz

La icónica banda ya tuvo problemas un par de días antes (miércoles 6) en territorio boliviano. Al evento debían presentarse dos bandas locales (Ameba y Alive) como teloneras, pero finalmente esto no sucedió.

“La mánager (Ivone Cruz) y el productor (Gustavo Tobar) nos informaron que primero tocaría Mago de Oz y luego el resto de los grupos, que podríamos usar los equipos. Yo accedí porque  la representante de Mago de Oz nos dio su palabra”, informó el vocalista y líder de Alive, Billy Bilbao.

El músico boliviano contó que Cruz, al final, no dejó subir los equipos para tocar luego del show de los españoles. “Lo hizo de una manera muy maleducada. Eso es una falta de respeto a las bandas locales”, dijo Bilbao.

Segundo show: La Paz
Diabulus in Opera era el show que los paceños debían escuchar, pero que finalmente no pasó. ¿El motivo? De acuerdo con un comunicado de prensa posteado en sus redes sociales el viernes, al mediodía, y a la explicación del baterista y líder del grupo Jesús María Hernández (Txus di Fellatio) durante el inicio del concierto, la banda cambió de espectáculo porque la producción en Bolivia (FM Rock Producciones, de Tobar) no cumplió con algunos requisitos técnicos de montaje y sonorización, para que el escenario  (Teatro al Aire Libre) pueda albergar a los músicos de la Sociedad Coral Boliviana y la Orquesta Filarmónica de El Alto.

“El viernes, a las 10:00, nos informaron que el show se suspendía porque no llegó una consola que la banda había solicitado. Fueron tres meses de ensayo con los músicos, que tienen entre 14 y 25 años”, lamentó Fátima Vargas, coordinadora de la filarmónica.

Hasta el cierre de esta edición, Tobar no respondió las llamadas telefónicas ni los mensajes de WhatsApp, pero su hijo Brian indicó que la consola llegó el jueves al final de la tarde y que algunos cables no salieron de Aduana. “El viernes en la mañana la banda indicó que no tocaría, pero finalmente subieron con el espectáculo 30 aniversario. Ellos venían buscando excusas para no dar el show”, dijo sobre la primera jornada de la banda en La Paz.

Tercer show: Potosí

El sábado 9 Mago de Oz debía cantar en el Coliseo de Ciudad Satélite de la Villa Imperial, pero no lo hizo. ¿La razón? Se desconoce. Ni la productora boliviana lo sabe, ni la agrupación española lo explica.

“Alrededor de las 4:00 del sábado, la mánager de ellos nos informó que el show en Potosí no se realizaría. Es allí que se procede a la aprehensión de las tres personas”, contó Brian.

Durante ese día los extranjeros y la producción nacional llegaron a un acuerdo para la liberación de los mismos, con la condición de que los primeros se presenten y completen el show en el Teatro al Aire Libre de La Paz, que se tuvo que suspender una noche antes por supuestos problemas técnicos que ocasionó la lluvia. 

Allí, FM Rock Producciones informó en su fanpage que la gente de Potosí podía asistir al concierto de La Paz solo presentando su entrada. La lluvia ya no fue de agua, sino de insultos a la organización, por no tomar en cuenta el gasto económico que implicaría para un fanático recorrer los 537 kilómetros que separan a una ciudad de la otra, además que entre el público potosino había gente que llegó de otras ciudades  de Bolivia y de Argentina.

Brian Tobar indicó que en los próximos días se anunciará la fecha de devolución del costo de las entradas de Potosí.

No es la primera vez
En 2003 los seguidores de Mago de Oz pasaron por una situación similar, cuando aquella vez una disquera boliviana anunció el concierto en
Cochabamba.

De todo el país viajaron los roqueros y luego de realizar por horas las largas colas fuera del coliseo Don Bosco, finalmente la productora local informó que el espectáculo no se llevaría a cabo.

Miles de fanáticos se fueron a apostar en las puertas del hotel en que se alojaba la banda, exigiendo una explicación de los motivos. 
Finalmente, Mago de Oz procedió a realizar un show improvisado en la terraza del centro de hospedaje y durante 40 minutos deleitó a su público. Como resultado de lo que los seguidores llamaron una estafa, fue la quema de las oficinas de esta disquera.



 




En esta nota