ESCENAS

Lo bueno, lo malo y lo feo, un divertido anuario estará hoy en el snack Tía Ñola


Con un gran sentido del humor, cuatro actores resumirán sus evaluaciones del año que finalizó. Roberto ‘Chichi’ Kim, Marcos Vecín, Porfirio Azogue y Maxi Martens harán su propia recapitulación sobre los tropezones de la vida teatral


Roberto Kim será uno de los cuatro protagonistas. Interactuará con Porfirio Azogue
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

05/01/2019

“Los fondos recaudados irán directamente para apadrinar a un comediante. Nosotros no tuvimos doble aguinaldo”, dice con sarcasmo la invitación difundida por Facebook, para motivar al público a que asista a la presentación de Lo bueno, lo malo y lo feo-Anuario 2018, una comedia stand up que se presentará hoy, a las 20:00, en el snack Tía Ñola, ubicado en la calle Sucre # 532.

“Haremos un recorrido de los hechos más importantes del 2018 en el acontecer cultural, específicamente del ambiente teatral, una visión crítica, humorística, irónica y metafísica, por así decirlo, y se premiará con tres estatuillas doradas a lo bueno, lo malo y lo feo del 2018.

Los emprendimientos, los viajes, las giras, las temporadas, los festivales, el poco público, las peleas internas, los chismes, los rumores, las miserias como artistas son parte de las anécdotas de esta recapitulación de la vida teatral en Santa Cruz”, adelanta Porfirio Azogue, uno de los actores de la puesta en escena, junto con Roberto ‘Chichi’ Kim, Marcos Vecín y Maxi Martens.



Cada uno de ellos, a modo de divertido monólogo, abordará desde su visión particular lo que concibe como panorama del ámbito teatral a lo largo de la gestión que culminó. “Cada cual ha preparado su parte, y la temática es libre. La premisa es hacer un resumen desde una mirada personal”, explica Vecín.

El argentino Maxi Martens contará las aventuras y desventuras de lo que fue su llegada a Bolivia, en un monólogo claro y real desde sus múltiples profesiones como niñero, malabarista en semáforos, ayudante de carpintero, hamburguesero en la noche y, por si fuera poco, ahora también aspirante a comediante.

El español Marcos Vecín hará una observación sobre la política nacional, su vida personal y sus planes para el futuro. “Si creés que todo va mal y tu vida es absurda e imprevisible, escúchalo, te sentirás mejor”, recomiendan los protagonistas; sin embargo, con su característico sentido del humor, hacen una aclaración: “Nota: el resto de comediantes aclara que este sujeto no los representa”.

Porfirio Azogue y ‘Chichi’ Kim actuarán juntos, como organizadores de los premios Ñolita, junto al snack Tía Ñola, esta vez entregarán tres reconocimientos a personalidades: a lo bueno, a lo malo y a lo feo del 2018.



“Siempre hablábamos de hacer un anuario y este año por fin nos animamos. Tenemos el ánimo de reírnos de nosotros mismos, los premios Ñolita tienen esa inspiración, normalmente se premia a la obra con menos público, el director con menor trabajo, la productora menos eficiente, porque si nosotros no aprendemos a reírnos de nosotros, vamos a caer en egoísmos”, cuenta Porfirio y da detalles de la planificación.

Los actores que protagonizan el stand up se juntaron una noche para, literalmente, “que caigan sus egos” y para decirse las cosas como son, por eso hasta premiarán a la mejor publicidad. “Ese título en realidad siempre se lo lleva el peor espectáculo, pero el mejor publicitado, por ejemplo. Lo decimos porque quienes vamos somos los actores y actrices de teatro, queremos que sea una noche para sacarnos las máscaras, divertirnos. Es así como nace el anuario, con lo bueno, lo malo y lo feo.

El riesgo del ‘odio’

Sobre la posibilidad de que esas categorías no tan ‘aspiracionales’ sean motivo de incomodidad para algunos de los nominados, Porfirio dice que “ser odiado es otro condimento especial” (con risas de por medio).

“Siempre hay gente que nos odia porque no todos tenemos sentido del humor y no todos sabemos reírnos de nosotros mismos. Hay gente que seguramente decidirá no ir o no compartirá con nosotros, pero también sabemos que más del 70% del gremio espera y le gusta la idea. Creemos que intentamos decir las cosas como son, sin poses. Evidentemente existe el riesgo de que algunas personas sientan que nos estamos burlando o haciendo sátira de la profesión, cuando en realidad muchos mencionan que los premios y los anuarios son los más honestos del gremio, y son cosas que se escuchan, se rumorean, se piensan, pero a veces es difícil hablarlas. Corremos el riesgo de ser los odiados”, dice Porfirio.



Las entradas están a la venta en el snack Tía Ñola, tienen un costo de Bs 30 (precio único) y pueden hacerse reservas al número de celular 70855002.