ESCENAS

La Red Uno se hace dueña de la transmisión del Festival de Viña del Mar


El canal tendrá los derechos de emisión por cuatro años. Un equipo del país se trasladará para la cobertura de uno de los eventos musicales más importantes de Latinoamérica. Los Ch’ila Jatun volverán a representar a Bolivia en la competencia


Se presentarán con el tema Me cansé de amarte, del género musical chuntunqui
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

20/01/2019

Falta poco más de un mes para que llegue el día D, pero ya están en los correteos y afanes tan típicos del universo de la pantalla chica, sobre todo cuando se trata de definir los detalles de una cobertura internacional.

El equipo de trabajo de la Red Uno, encabezado por Hans Cáceres, hace poco confirmó que por cuatro años tendrá la exclusividad para la transmisión en Bolivia del Festival de la Canción de Viña del Mar, periodo establecido por la organización del evento para negociar la franquicia.

“En una de esas ferias a las que fui en Los Ángeles, me encontré con el distribuidor de Viña y me dijo que estaba liberado el festival, al parecer el contrato que tenían había vencido, entonces decidimos comprarlo. Nosotros hicimos una oferta y, como todo en la vida, quien tiene la mejor oferta es quien consigue”, explicó Hans Cáceres, que está metido de lleno en la elección de las personas que integrarán el equipo dedicado a esa labor.

Según Cáceres, en Bolivia habrá quienes se dediquen a ver el tema publicitario, mientras que en Chile el canal tendrá un productor, que se definirá si es un enviado desde Bolivia o un local de la ciudad chilena, para hacer los contactos que sean necesarios. Asimismo, emplearán un camarógrafo-editor, y elegirán un ‘rostro’, con la capacidad de hacer el trabajo de reporteo y despachos en vivo, especialmente para los noticiarios y el programa de cocina de las mañanas.

Red Uno tendrá claro los nombres de quiénes viajan en la primera semana de febrero, “cualquier equipo que mandemos a Chile, llegará el 21 o 22, aproximadamente, unos días antes. Sobre el ‘rostro’, debe ser alguien que haga el papel de presentador de enlaces con Bolivia, además debe tener la habilidad de ‘notero’, porque aunque parezca simple, es muy difícil conseguir personas que aparte de ser figura hagan un trabajo tan complejo como el reporteo en un festival con 500 periodistas detrás de un artista”, detalló Hans.

El énfasis

Considerado uno de los festivales de la canción latina más importantes del mundo, Viña del Mar recibe a los más renombrados artistas, que son peleados por los corresponsales enviados.

Cáceres dice que las acreditaciones de la Red Uno le permitirán entrar a todas las conferencias de prensa, a la gala y al backstage, en las mismas condiciones que todos los canales presentes en Viña, con excepción de las dos redes oficiales del festival, Canal 13 y TVN, que gozan de prerrogativas adicionales, entre ellas llevar a las más inalcanzables estrellas a un set propio, montado en la piscina del hotel Miramar o del O’Higgins.

Los materiales del backstage, apetecidos, serán ‘desmenuzados’ en las revistas de la Red Uno con más calma que en los noticieros, lo mismo ocurrirá con la llegada de los cantantes a Viña, por la expectativa que genera, y con la gala.

Para el festival ya está confirmada la participación de Marc Anthony, David Bisbal, Sebastián Yatra, Marco Antonio Solís, Carlos Rivera, Bad Bunny, Becky G y muchos otros.

La presencia del grupo boliviano Ch’ila Jatun también estará en la mira de Red Uno. El grupo quiere fortalecer su propia marca y desafiar el mal rato que pasaron en el festival en 2014.

Con el festival de Viña del Mar hasta el 2022, la Red Uno tendrá resuelta la época de desaceleración televisiva boliviana. “Conseguir estos derechos es caro (evitó dar cifras), pero nos gustó la idea de tenerlos. En verano no tenemos muchas cosas al aire, en Bolivia en verano, prácticamente todo es Carnaval. No hay mucha grilla”, comentó Cáceres.

Él último día de transmisión de Viña coincidirá con el corso cruceño, y a pesar de que la fiesta grande acapara la atención, la conducta ha ido cambiando. “No todo mundo salta o carnavalea, hay mucha gente viendo televisión. Lamentablemente este año Viña se nos cruzó con el Carnaval”, dijo.

La transmisión se realizará de forma diaria del 25 de febrero al 2 de marzo, en los horarios de 22:00 a 1:30.



 




En esta nota