ENTREVISTA

Jorge Rojas: “Compartir lo que sentimos por nuestra música nos alegra el alma”


Los Rojas es el proyecto musical del ex Nocheros y sus hermanos. Son las estrellas invitadas del Festival de Vinos y Quesos que hoy se inicia en la Expocruz

Alfredo, Jorge y Luciano dan vida al trío. En su espectáculo interpretan temas propios y de destacados compositores del folclore argentino
Escuchar el artículo Pausar Lectura

Hace 3 días

Jorge Rojas regresa a Santa Cruz para actuar junto a sus hermanos Alfredo y Luciano con Los Rojas, proyecto musical que alternan con sus carreras como solistas. El trío será el protagonista principal del Festival de Vinos y Quesos que desde hoy y hasta el sábado se realizará en el pabellón Brasil de la Expocruz. El cantautor conversó con EL DEBER acerca de sus orígenes y las motivaciones de cantar con sus hermanos.

¿Desde niños cantaron juntos o cada uno hizo su camino artístico por separado?

Cuando éramos changuitos cantábamos para la familia y los amigos, pero yo me fui muy temprano de casa, porque en esa época no había colegio secundario en esa zona del Chaco salteño así que me mandaron a estudiar a la ciudad. A los 13 años me separé de mis hermanos y volví a encontrarme con ellos mucho más adelante cuando ellos también salieron a la ciudad y cada uno había empezado su propio camino en la música. Luego cuando terminó mi etapa en Los Nocheros, hace diez años, empezaron a acompañarme en mi proyecto solista. Así que bueno, en el transcurso de nuestras vidas nos fuimos encontrando y cada vez que podemos juntarnos y compartir eso que sentimos por nuestra música nos alegra el alma.

 ¿Cómo fue el ambiente musical en el que se criaron?
El chaco salteño es nuestro lugar y tiene las características de todo el Chaco Boreal.  Crecimos en medio del monte, trabajando en el campo, rodeados de animales y  muy lejos de la ciudad. Teníamos  costumbres distintas, creo que el haber tenido que crecer en esas circunstancia nos ha hecho ver la vida de una manera distinta. Esas vivencias riquísimas, de contacto con la naturaleza, las reflejamos en nuestras canciones. Así ha transcurrido nuestra infancia y por eso es un momento muy especial cantar en este festival, porque tenemos muchos  familiares que están llegando para compartir con nosotros. Los 14 hermanos de mi viejo viven en el Chaco boliviano.  Entonces estas presentaciones  en Santa Cruz de la Sierra serán algo especial, porque nos reencontraremos con la familia. También mi viejo vendrá.

¿Es lo mismo trabajar con  hermanos  que con extraños?
Cuando elegimos las canciones, obviamente nos tienen que gustar a todos. Llevamos a la mesa de trabajo varias composiciones para cantarlas, sentirlas y todo eso va decantando las que vamos a poner en el repertorio, pero compartimos mucho el trabajo previo. La mayoría de las composiciones que interpretamos son propias y las otras son de autores que nos gustan mucho, pero cuando componemos también hacemos eso, porque Alfredo, Lucio y Yo siempre tenemos esa inquietud de hacer canciones. Lo lindo de esto es que cuando son canciones de nuestro repertorio, lo hace más especial. Después como toda producción: empezamos a trabajar los arreglos, trabajamos con los músicos, los ensayos, etc. Cada uno tiene una función para organizarnos y trabajar. No solo nos abocamos a cantar, porque el grupo se ha ido formando para distintas actividades. Lucio, por ejemplo, es el que arma los ensayos, los escenarios y  las luces. Se volvió un productor importante. Alfredo, en cambio, está mucho más con los arreglos y el repertorio, entonces conformamos un equipo lindo de trabajo por esta vocación que es cantar. 

¿Por qué  los tres decidieron  radicar en Córdoba?
Nos fuimos por nuestro trabajo. Córdoba está en el centro del país, lo que nos posibilita la llegada a distintas provincias y ciudades para llevar nuestra música. Acá tenemos nuestra base, pero nunca dejamos el Chaco salteño, porque allá está nuestro viejo y viajamos todo el tiempo allá, porque tenemos  también un trabajo solidario con nuestra fundación Cultura Nativa, que está enfocada en los chicos, para que puedan tener las herramientas para salir adelante.  

Nosotros hablamos de cosas lindas que tiene el Chaco salteño en cuanto a costumbres y paisajes, pero también es bueno que se sepa que ha sido postergado por muchos años. Es una región de difícil acceso con muchísimas dificultades en el tema de salud y educación. Esta vida de cantores nos ha dado muchos amigos profesionales que a medida de que les íbamos contando lo que ocurría en el Chaco se fueron sumando y hoy tenemos grupos de médicos con los que hacemos atenciones allá, hacemos jornadas de salud, educación y deportes. Ese es nuestro compromiso y nuestra idea de poder ayudar a la gente del lugar. 

¿Hace poco has vuelto a ser papá y es tu quinto hijo  ¿Podemos especular que a  futuro  habrá otro grupo de los hermanos  Rojas?
(Risas). La verdad es que no sé, por el momento estamos viviendo un momento muy especial por la llegada de Franco, que nació hace un mes.
En la medida en que vaya transcurriendo la vida ellos van a descubrir su vocación. Ojalá que tenga que ver con la música, pero uno como padre está a la expectativa de que ellos descubran su vocación y ahí apoyarlos. 



 




En esta nota