ESCENAS

Ilustraciones, arte sacro, música y conquista en una nueva muestra de Ejti Stih


La artista toma casi todos los ambientes de la Casa Melchor Pinto para presentar esta exhibición, de más de 120 piezas, que será la última del año de este espacio cultural cruceño. La exposición estará abierta hasta fines de enero de 2019


Stih invade la Casa Melchor Pinto con más de un centenar de piezas donde también hay encargos
Escuchar el artículo Pausar Lectura

05/12/2018

Un total de 127 piezas trabajadas por la pintora y gestora cultural Ejti Stih se verán desde hoy, hasta fines de enero, en todos los espacios con los que cuenta la Casa Melchor Pinto (calle Sucre # 50) y con la que el centro cultural cerrará esta gestión 2018.

En la megamuestra el público paseará por el mundo creativo de Stih y verá su versatilidad a través de las imágenes de diversas temáticas y geografías a las que la artista dedica su trabajo.

El pincel de Stih no para de pintar y de inspirarse, siempre presente, esta vez entre Santa Cruz de la Sierra, Chochís y Riberalta, en Bolivia; y Bled, Ljubljana, Postojna y Bovec, en Eslovenia.

“He recopilado cosas que fueron encargos. Cuando uno recibe un pedido es siempre difícil, porque es un compromiso con el ‘cliente’. Pero en tiempos antiguos, los pintores no tenían vergüenza de recibirlos, porque de eso vivían. Yo, a mis 61 años, y con los encargos que hice, he perdido la vergüenza de no ser una artista pura”, dijo Stih.

Rumi y el capitán

La pintora ilustró el libro para niños Rumi y el capitán, de la escritora eslovena Sasa Pavcek. Los 31 cuadros, de 1.10 x 0.70 m de esta colección son las imágenes que recrean la historia del capitán, un hombre que fue economista y que, al quedar jubilado, se embarcó en un viaje en su velero acompañado de su perro, Rumi.

Este libro fue editado y presentado en Eslovenia recientemente.

“El encargo fue hacer las ilustraciones en ese tamaño, como el de un cuadro”, contó la artista.

Pinceladas sobre Carnaval

Desde hace 10 años Stih protagoniza el Carnaval con la intervención de su trabajo. Pinta motivos de la fiesta para ilustrar casacas de comparsas. Son al menos 30 las de su autoría para 20 agrupaciones diferentes.

“Recibo el encargo y los pinto en un cuadro del tamaño original en que será impreso. Los carnavaleros se quedan con la obra, que pueden valorar y guardar como registro de un segmento de su historia”, explicó.

Paitití

La artista plástica disfruta de ir al campo. Se admira y cuestiona cómo hicieron los españoles para concretar la “conquista” de América, vencer las distancias en territorios vírgenes, relacionarse con los nativos y construir grandes obras.

En ese contexto Stih pintó la colección Paitití como un homenaje a la naturaleza. Lo hace con humor e ironía respecto a la incursión española que, cree, no fue tan gloriosa y simpática como se la presenta.

Lo que el público no ha visto

En Riberalta (Beni), la catedral Nuestra Señora del Carmen cuenta con las 14 estaciones del viacrucis pintadas por ella.

En el Santuario de Chochís también existe una pieza de la pintora, que data de 1992.

Por encargo del monseñor Nicolás Castellanos, Stih pintó para la iglesia del Plan Tres Mil a personajes latinoamericanos que fueron víctimas de la violencia. Quedaron representados en el altar el obispo salvadoreño Óscar Romero, santificado en 2018; el activista ambiental brasileño Chico Mendes y el sacerdote jesuita Luis Espinal.

En Eslovenia, la pintora ha realizado afiches y dibujos para los programas de la Filarmónica de su país natal, para la Okarina Etnofestival de Bled, para la Navidad en la Cueva de Postojna donde Stih ha realizado el pesebre en tamaño natural, además de una imagen de El Buen Pastor en Bovec.