ESCENAS

Festival Kolibrí, cine para niños y adolescentes, está en San Isidro


Se exhibirán siete cortos, hechos en Chile, México, Argentina y Brasil. Dos fueron filmados por niños y recibieron premios. Es la primera vez que se ven en Santa Cruz


Los niños y adolescentes son espectadores en Kolibrí y aprenden animación y recursos audiovisuales
Escuchar el artículo Pausar Lectura

13/10/2018

Desde 2006, el Festival Internacional Kolibrí premia la producción para niños y adolescentes. Fue creado en La Paz y mañana termina sus exhibiciones en esa ciudad.

En Santa Cruz, seis de los cortos que se vieron en cuatro escenarios paceños han sido enviados. Es la primera vez que se verán estos filmes en la ciudad. Se trata de un material que por lo general está fuera del circuito comercial habitual, así que no se ve en las cadenas de televisión.

La exhibición se hará hoy y mañana en el Centro Cultural San Isidro, desde las 17:00. La entrada es gratuita. El centro está entre Av. Radial 10 y Av. Che Guevara, Calle 1 Nº 42, en el Plan 3.000.

El Festival Kolibrí premia varias categorías. En la categoría Serie de televisión se mostrará el cortometraje Neurociencia, realizado en Chile y apto para quienes están entre los 11 y los 15 años de edad.

En la categoría Hecha por niños se podrá ver la producción brasileña Muchacho consumista en el campo (10-15 años de edad) y Lluna, un trabajo de España.

Animación es otra categoría del festival. México ha realizado Elena y las sombras y también presentará Los aeronautas; Argentina produjo Héroes. La categoría Ficción está representada por el corto Polvo de estrellas, una producción mexicana que estuvo entre las obras premiadas el viernes en La Paz. En total, Kolibrí seleccionó 127 obras que fueron exhibidas en cuatro salas paceñas y también se verán en Santa Cruz, Tarija y Sucre. En total, este año recibieron 200 obras audiovisuales.

La formación

Uno de los pilares del festival es la formación. Los talleres de formación audiovisual de Kolibrí han llegado a los niños y niñas migrantes de Yapacaní, a los de Urubichá y a la comunidad El Espino, de niños guaraníes. Este trabajo se hace con la fundación Semillas de Cultura, que también ha llegado a niños de la cultura yampara en Chuquisaca, afrodescendientes de Yungas y aimaras de la Isla del Sol.

Este trabajo obtuvo dos premios internacionales en Italia y en el festival de pueblos indígenas, además de haber publicado un manual para niños y maestros sobre formación audiovisual. Se ha realizado incluso un taller de animación, que concluyó con un video animado hecho por niños.