CULTURA

Fallece la cineasta cochabambina Julia Vargas Weise


Dirigió el largometraje Carga Sellada y fue una de las primeras fotógrafas del país. Fue notable su trabajo de educadora de niños y su lucha por los derechos de las mujeres 

Julia Vargas Weise falleció ayer en la ciudad de Gerona, Bacelona
Escuchar el artículo Pausar Lectura

02/04/2018

En la ciudad de Gerona (Barcelona) falleció ayer por la noche la fotógrafa, educadora y cineasta cochabambina Julia Vargas Weise.  


Vargas tenía 76 años su niñez y juventud las pasó en su ciudad natal, Cochabamba  y se formó profesionalmente en la “Ecole des Arts et Métiers” de Suiza. Es considerada la primera mujer fotógrafa de Bolivia, con formación académica. En esa labor recorrió el país captado, durante  50 años personajes y situaciones de la vida cotidiana  de los bolivianos.

Desde 1963 participó  en más de 30 exposiciones de fotografía, 17 unipersonales, en Europa, USA y Sud América, obteniendo varios premios internacionales y nacionales. Ha publicado un libro de Fotografía:“Tierra adentro” en 1988.

Creó y  dirigido desde 1980 una ONG de capacitación/comunicación que beneficia a niños y adolescentes trabajadores siendo capacitadora, guionista y fotógrafa en más de 80 producciones educativas audiovisuales y numerosos talleres.

En 1991 se inició como realizadora de cortos, y ha participado activamente de los movimientos latinoamericanos de video. Ha participado de numerosos festivales nacionales e internacionales. Su producción abarca cortos, documentales y largometrajes de ficción, como Guionista y Directora.

Es Co-Guionista y Directora del largometraje “Carga Sellada”, (2015) en coproducción con Ibermedia, Venezuela, México y Francia, “Esito sería…” (2004), “Patricia, una vez basta” (2005).

Vargas Weise fue también la responsable de grabar, en los años 90, la Cantata Elay, el espectáculo musical de Óscar Zambrano y Julio Barragán que cuenta la historia y el desarrollo cruceño.
 

Recuerdos 

En octubre del año pasado el Festival Internacional de Cine  (Fenavid) la distinguió con el premio Aporte al Audiovisual Boliviano, galardón que recibió en su nombre, su nieta Natalia Fajardo. "Con la muerte de Julia Vargas perdemos a otro de los principales referentes del cine nacional, otro modelo de cómo se debe hacer un buen cine, porque ella era disciplinada, exigente y capaz de luchar y no claudicar ante las exigencias de producción. Pero de Julia yo también destaco su trabajo en la enseñanza del audiovisual a los niños y su constante defensa por los derechos de las mujeres. Ella lo vivió en carne propia, porque fue muchas veces discriminada en el mundo audiovisual", comentó Alejandro Fuentes, director del Fenavid.

  



 




En esta nota