ESCENAS

Explota el cielo, el disco de Track que acaba con 17 años de espera


Los trece temas del nuevo álbum están a punto de ser quemados en CD. El videoclip del primer tema está en producción. Dentro de un mes habrá un concierto de presentación para Explota el cielo, el nuevo álbum


Además de clásicos como Levantate vago y Ave Fénix, se oirán Largo camino y Atracción fatal
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

Hace 3 días

Se les puede decir Glennon y McDaniel. Glen Vargas y Daniel Pesce, guitarrista y vocalista de Track, están en una especie de idilio creativo.

Cualquier cosa que gesten ambos puede marcar la historia de nuestro rock, como lo hicieron con la mítica y siempre coreada Ave Fénix, canción siempre exigida en los conciertos desde hace casi tres décadas.

Lo que ya circula en las redes se llama Espía de tu amor, el primer corte de su nuevo álbum. El tema tiene el sello romántico y siempre metálico de Pesce; el segundo tema tiene el estilo duro y enérgico de Glen, que corta cielo, silencio y aliento; anoten, se llama Largo camino.



El álbum se llama Explota el cielo y se presentará dentro de un mes. En Spotify se oirá hoy o mañana, según lo que tome terminar trámites burocráticos que exige la plataforma de streaming.

Puesto que en Santa Cruz no hay un lugar que brinde una acústica decente, como ya se vivió en el concierto de Molotov, en el que también tocó Track, es posible que el concierto de presentación de Explota el cielo se haga en un espacio abierto pero con alguna posibilidad de resonancia: la Manzana Uno.

El trabajo de composición

No es raro que Glen Vargas tenga sueños musicales. A veces despierta y anota la melodía, pero otras ocasiones, ya en la vigilia, se da cuenta de que el sueño produjo apenas una melodía mediocre que ni se molesta en anotar. La pone en la papelera de su memoria, levanta su guitarra y ensaya algunos riffs.



Si le gusta alguna secuencia, la registra y vuelve a ella a los dos o tres días, y de las seis cuerdas brota la continuación del tema. Cuando tiene listo casi todo, puede ser buen momento para reunirse con Daniel Pesce, pero antes le dice: “No me cambiés la melodía”. Entonces Pesce piensa en la letra y ambos escarban sinónimos para respetar el tempo.

O quizá Daniel Pesce llega al estudio y empieza a golpear para dar a entender la canción que tiene dentro. En ese momento comienza la ‘glenificación’. Pesce respeta ese proceso, porque sabe que Glen es exigente y a veces molesto cuando se trata de perfeccionar el trabajo.

El grupo, que no generaba un disco nuevo desde Fuerza regresiva (2002), se fortalece con la colaboración del dúo. Hay más temas. ¿Glennon y McDaniel? Quizá es más apropiado recordar, en este caso, a la yunta Jagger-Richards.