ENTREVISTA

Ernesto Ferrante: “Se sentirá su partida, pero el show debe continuar”


Después del terremoto por la salida de ‘Oso’ Mier, un elenco renovado estrenará Ñeeflix el 20 de julio. Ferrante habla de ausencias y cambios

Ernesto Ferrante se queda con Hugo Daza como dueños de Chaplin y socios fundadores
Escuchar el artículo Pausar Lectura

28/06/2018

Fue un balde de agua fría para los seguidores de Chaplin Show. Hace un par de días, Adolfo ‘Oso’ Mier Rivas dio a conocer públicamente que no va más en las tablas que sostuvieron su talento por 33 años.  

Quien fuera uno de los tres socios fundadores de la empresa, junto con Ernesto Ferrante y Hugo Daza, vendió sus acciones para descansar, temporalmente, según aclaró, del teatro, y también para retomar el que fuera su oficio de juventud, el periodismo, pero surgen incertidumbres sobre el futuro de las tablas que son patrimoniales de Santa Cruz.

¿Qué cambios habrá?
Las instituciones van más allá de las personas. Como institución, Chaplin tiene programado para la subsiguiente semana su estreno el 20 de julio, el show se llamará Ñeeflix.

¿De quién es el guion?
Como ha sido últimamente, hemos estado escribiendo entre todos, hace tiempo que hacemos una mesa creativa, por ejemplo, mis personajes los escribo yo, el monólogo de Hugo, él; etc.

¿Hay buenas relaciones?
No tenemos por qué no, a través de una carta él manifestó que estaba cansado y que ponía sus cuotas de capital en venta. Entonces con Hugo vimos la posibilidad de endeudarnos nuevamente y comprar la cuota para seguir con Chaplin, porque la otra alternativa era cerrar. Le dimos la plata que negociamos.

¿Qué cambios hay?
Oliver, Sergio y Sibele se han ido, los invitamos a seguir el show pero cada uno tiene otra actividad, y en ese sentido hay tres personas que pondrán la sangre nueva, son de la sub 20. Hemos revivido un proyecto dormido, el objetivo es tener divisiones inferiores, como en el fútbol. Ahora están subiendo al elenco Andrés Salvatierra, Carlos Landívar (de Los Duques) y Flavia Meyer. Bruno Ferrante pasa a codirector y la dirección será de Andrea Bustos, ‘exchaplina’ que hizo la sub 20. 

¿Usted y Hugo quedarán solo con la parte artística?
También aportaremos a la dirección porque Andrea no es una persona cerrada. Cambiamos bastante el sistema, ahora hacemos una mesa creativa entre todos, incluso participa la gerencia que antes no tenía pito.

Adolfo dijo que retiraron a su hijo por presupuesto, aclarando que no fue la razón de su renuncia ¿Es tiempo difícil para el humor?
No es cierto porque su hijo no trabajaba para nosotros, son temporadas, pero son cosas muy internas de Chaplin. A su hijo lo contrató él para la temporada que terminó, así que mal podemos despedirlo porque él se fue y su hijo se fue con él. Sergio además se retiró a nivel actoral

¿No era un elemento importante?
Es un gran elemento creativo, buen humorista, pero el retiro de su padre como socio lo ha llevado a él a retirarse de Chaplin como artista porque, como bien lo dice Adolfo, él contrató a Sergio, era su asistente. A nivel económico y presupuestario el humor no está de capa caída.

¿Se siente la ida de ‘Oso’?
Por supuesto que se va a sentir, Adolfo es parte de los 32 años y medio de Chaplin, pero la vida continúa y el show debe continuar. Se sentirá la ausencia como la de Oliver y de todos los que pasaron por Chaplin, pero nosotros trabajamos no para una persona, sino para el show, para el público y eso ha hecho que Chaplin fuera declarado como patrimonio cruceño por el gobernador. Es lógico que el público extrañe un sistema de juego del equipo, pero el equipo seguirá jugando.

¿Cómo sostuvieron la sociedad por más de 30 años?
Las sociedades no son fáciles y esta ha durado más de 30 años. Adolfo se retiró porque él manifestó en una carta oficial que quería hacerlo, nosotros tomamos su deseo de descansar porque eso es lo que dice su carta, e hicimos un esfuerzo muy grande para mantener la estructura.

¿Se salió o ‘lo salieron’?
En ningún momento, no creo que él lo diga, ha sido un arreglo de todo tipo, para terminar la relación hubo un acuerdo y ese ha sido satisfactorio para todos. En absoluto diría ‘lo salieron’, él manifestó que estaba cansado, dejó incluso de venir un tiempo en la noche porque se cansaba. 

Él dijo si no hubiera quedado satisfecho con la compensación económica no se hubiera salido ¿Les salió caro dejarlo satisfecho?  
Es un tema muy interno, muy nuestro, pero si él lo ha dicho me alegro mucho porque el esfuerzo que hicimos para que eso pase ha sido grande.

Sergio Mier hizo público su malestar en las redes sociales y a EL DEBER
“Lamentablemente mi padre no tuvo despedida ante el público, ni plaqueta, menos un ramo de flores, y yo también dejé de ser parte de Chaplin. Podrán decir muchas cosas, pero cómo se explica que deje de hacer lo que me gusta de la  noche a la mañana, obviamente mi padre no salió con los mejores términos.

A pesar de no estar de acuerdo con los términos en que quedó, siempre lo voy a apoyar. Creaste una marca que ya no es tuya, no solo fuiste la cabeza, sino el alma de Chaplin”, posteó Sergio Mier, hijo de Adolfo Mier, en su cuenta de Facebook.

EL DEBER se comunicó con él para conocer su versión, en vista de que su progenitor dio otras señales. “Mi padre no se dio por cansado, otra cosa es que te cansen las actitudes. Cuento lo que puedo contar porque no soy el dueño, solo el hijo. Una vez que mi padre se retiró, diez minutos antes de que empiece el show me destituyen de mis labores como asistente de dirección, en frente de todos. Lo otro lo tendría que decir mi padre, no han sido buenos términos ni económicos ni éticos. Él dijo: “No me parece cómo están manejando las cosas de forma administrativa, me quiero salir”, le dijeron “mandá tu carta”, estuvieron apresurados”.
Según Sergio, le hicieron una oferta, de la que no dirá el monto, “pero fueron dos pesos, y él aceptó, la familia entera le dijo que no estaba bien, pero terminó aceptando para no estar metido en arbitrajes”, acotó.

Sergio siguió con el rol de actor un par de semanas después del despido, pero dice que decidió irse porque ya había un nuevo show y no iba a estar en un lugar donde no se trató bien a su padre.

Según él, su intención al desahogarse en las redes sociales no es encontrar una repercusión legal. “Ya está hecho, ya no somos socios de Chaplin, solo dije mi verdad, no espero más, no quiero más (...) Se cometió una injusticia, solo pagaron el patrimonio físico, muy por debajo el valor del lote dividido entre tres, pero de la marca, cero”, cuestionó.



 




En esta nota