ESCENAS

Bolivia insta a los jóvenes a no avergonzarse de su lengua nativa


En su discurso pronunciado en guaraní, el delegado boliviano propuso hablar no solo del año, sino del decenio de las lenguas, pidió inversión de recursos y respeto a los territorios


Elías Caurey (Der.) al lado de María Fernanda Espinosa y Diego Tituaña
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

06/02/2019

El 2019 es el Año Internacional de la Lengua Indígena (IYIL, por sus siglas en inglés), con el propósito de sensibilizar sobre los riesgos a los que se enfrentan estas lenguas, su valor como vehículos de cultura y dando una oportunidad para que los pueblos originarios demanden a los gobiernos políticas efectivas de valoración, conservación y recuperación de los idiomas nativos.

Tanto en la ceremonia oficial de inauguración que se realizó en la sede de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), en París, Francia, y en la sesión especial en la Asamblea Permanente de Naciones Unidas, en Nueva York, estuvo el sociólogo y antropólogo guaraní, Elías Caurey, como delegado de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe ante el Comité Directivo de la Unesco para la organización del IYIL 2019. En ambos actos se hizo hincapié en la vulnerabilidad a la que están expuestas las lenguas indígenas.

Según la Unesco, en el mundo hay casi 7.000 idiomas indígenas hablados por 500 millones de habitantes y la mitad está en peligro de extinción, razón por la que el debate en la ceremonia del IYIL se centró en qué hacer para evitar que las lenguas nativas continúen desapareciendo, razón por la que Caurey en su discurso dicho en guaraní en la Asamblea General de las Naciones Unidas, instó a los jóvenes a no avergonzarse de su idioma.



El decenio de las lenguas

Asimismo, en la ONU Caurey realizó una ponencia centrada en el tratamiento del conocimiento de las lenguas, mostrando que bajo el punto de vista guaraní existen tres niveles en los idiomas que deben respetarse que son el cotidiano, el formal y el sagrado y recomendó recuperar a los abuelos como pedagogos y enseñar el idioma de forma conjunta con la cultura de cada pueblo.

En su intervención, el sociólogo guaraní también propuso el decenio para las lenguas indígenas para que todo lo planteado no se quede en esta gestión, sino que se cumplan las propuestas. Además, pidió a los gobiernos que inviertan recursos y que respeten los territorios y los nombres.