ECONOMÍA

Vía Santa Cruz-Trinidad, con trabajos de bacheo y aún sin solución estructural


Ante la presión del transporte pesado, la ABC comenzó a rellenar los baches en las zonas más observadas. El agro ve una medida paliativa que no soluciona el problema. Se espera que para fines de abril se inicie la reconstrucción de la vía


En al menos cinco tramos de la carretera entre San Julián y San Ramón es notorio el desgaste de la capa asfáltica. Situación que daña los motorizados y pone riesgo de accidentes | Rolando Villegas
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

05/04/2019

A fuego lento, muy lento, avanzan los trabajos de la carretera Santa Cruz-Trinidad, un tramo de 563 kilómetros, clave para el agro que se apoya en el transporte pesado para sacar sus productos. Ante el pésimo estado de la vía, la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) tomó un atajo y optó por realizar trabajos de bacheo para tapar los ‘cráteres’ que ponen en vilo a los choferes y así de esta manera desactivar la presión del sector que había optado por no pagar el peaje en señal de protesta.

Cristian Martínez, secretario general de la Asociación del Transporte Pesado del Oriente, que formó parte de la comisión, que junto con la ABC realizó un recorrido por los tramos más afectados por los baches, indicó que tras un informe técnico y fotográfico, la ABC se compromete a tapar los baches más peligrosos hasta el 13 de abril y que a fines del mes en curso el 90% de la maquinaria de las empresas encargadas de la reconstrucción de la carretera estará trabajando.

Martínez sostuvo que este informe no es el ideal, pues el transporte pesado ha insistido en que ya deben comenzar los trabajos de reconstrucción y obras que son de parche y que no dan una solución estructural y de largo plazo.



“No podemos seguir esperando y por eso aceptamos la propuesta de la ABC, pero en caso de que no cumpla con esta mínima tarea volveremos a las medidas de presión. Por seguridad, esperamos que esos baches sean rellenados”, indicó Martínez.

Las zonas de relleno

Los trabajos de bacheo que la ABC Santa Cruz está encarando se encuentran en la localidad de la Asunta, unos tres kilómetros más adelante de San Julián.

Los otros puntos de trabajo están ubicados en el tramo San Ramón-Yotaú y en Guarayos, en ellos se está utilizando relleno con base granular para tapar los baches que preocupan a los transportistas, especialmente durante la noche cuando la iluminación y la visión son menores.

Sobre el tema, Juan Yujra, secretario general de la Federación del Transporte Pesado de Santa Cruz, explicó que el acuerdo con la ABC es una decisión desesperada porque considera que es la única manera de poder presionar y obligar a que se empiecen los trabajos.



El dirigente remarcó que la promesa de reconstruir la carretera lleva varios años, mientras ellos no dejan de pagar todos los días el peaje por una vía en mal estado, que debido a los baches corren el riesgo de sufrir algún tipo de accidente.

“Sabemos que es una carretera que ya tiene un presupuesto definido, por eso no comprendemos por qué tardan tanto en empezar con los verdaderos trabajos, más cuando se trata de una vía muy importante para el transporte de ganado, madera y granos”, indicó Yujra.

Los lugares más críticos

En el tramo entre San Julián y San Ramón, que abarca 39,2 km, el desgaste la capa asfáltica es más evidente. Aparte de los incontables baches, uno que otro rellenado y nivelado con tierra, existen al menos cinco puntos donde no existe asfalto y el riesgo de accidentes es permanente por el alto tráfico y poca visibilidad que ocasiona el polvo.

Los operadores de transporte público de pasajeros y el sector del transporte pesado son los afectados y expuestos a accidentes viales. Estos últimos están en pleno movimiento de carga de granos de la cosecha de verano desde los campos de producción a los centros de acopio.

“El mal estado de la carretera acelera y destruye las piezas del sistema de suspensión y, lo peor, no vemos mejoras ni mantenimiento de las carreteras”, indicó un chofer.



Lectura de los productores

Para la Federación de Ganaderos del Beni y Pando (Fegabeni), la vía que comunica Trinidad con Santa Cruz, es fundamental para el transporte de reses destinadas al engorde, por lo que contar con una carretera en buen estado es de vital importancia, pues reduce tiempo y costos, aunque hicieron notar que los trabajos de bacheo son solo una solución parcial.

A su vez, para la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) el trabajo provisorio de relleno debe ser bien hecho para que no se vuelva a fregar con la primera lluvia. Edilberto Osinaga, gerente de la CAO, indicó que la importancia de esta vía reside en que pasa por zonas productoras como San Julián, San Ramón, Guarayos, de donde se extraen granos, frutas, verduras y madera para ser llevados a la capital cruceña.

“Todo arreglo es positivo eso no se puede desconocer, pero como lo vemos insistiendo el tema de la logística es fundamental para los productores. Por eso, es necesario contar con buenas carreteras y lo más importante tener un programa serio de mantenimiento en donde tanto el Gobierno central como los departamentales y municipales cumplan con el mantenimiento de las vías”, subrayó Osinaga.

La postura de la ABC

Adhemar Rocabado, gerente regional de la ABC-Santa Cruz, volvió a reiterar que para la reconstrucción del tramo Santa Cruz-Trinidad ya se cuenta con los recursos y con las empresas que realizarán esa tarea.

La autoridad recordó que el proyecto Contrato de Rehabilitación y Conservación por Estándares de la carretera Santa Cruz-Trinidad es una realidad y explicó que el mismo será desarrollado de forma paralela en cinco tramos, denominados ‘mallas’, que permitirán disminuir el tiempo de obras, al momento de detallar que los contratos tienen una duración de cinco años, dos destinados para la rehabilitación, que equivalen al 80% del contrato, y tres que están relacionados con el mantenimiento y eso corresponde a un 20% del contrato.

Sobre los tiempos de inicio de las obras, Rocabado sostuvo que está dentro de lo previsto; sin embargo, cabe recordar que desde hace dos años a partir de diferentes conflictos el Gobierno se comprometió a empezar con la reconstrucción del tramo por el que cada día circulan unos 2.000 vehículos entre unidades livianas y pesadas y como dice Yujra es un proyecto de vital importancia que avanza a fuego lento.



 




En esta nota