ECONOMÍA

Sectores se adhieren al pedido de financiamiento para cumplir normativa


No hay respuesta del Gobierno sobre créditos. Los industriales advierten un ‘achicamiento’ de planillas


Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

15/05/2019

Empleadores del sector formal se suman al planteamiento de un sistema de financiamiento bancario para pagar el retroactivo del aumento salarial, teniendo en cuenta la falta de recursos.

El lunes, la Cámara Nacional de Industrias (CNI) abrió la posibilidad de pedir la creación de una línea de financiamiento bancario con una tasa de interés al 0%, esto en el hipotético caso de no ampliarse el plazo de pago que fue desahuciado ayer por el Ministerio de Trabajo.

El presidente de la Confederación Nacional de Micro y Pequeña Empresa (Conamype), Germán Canaviri, señaló que “seguirán insistiendo en un plazo porque no van a poder cumplir el pago”. No descartó que el sector también exija un financiamiento bancario, como los grandes empresarios, o pedir créditos más flexibles para la producción. “Estamos en crisis y aun no hay impulso al sector”, señaló.



Desde la Asociación Nacional de Propietarios de Estaciones de Servicio de Combustibles Derivados de Hidrocarburos en General (Asosur Bolivia), criticaron que no se haya tomado en cuenta el pedido de ampliar el plazo para el pago del retroactivo y puntualizaron que se van a sumar a los industriales, en el pedido para acceder a algún crédito bancario con bajas tasas de interés.
Susy Dorado, gerenta de Asosur, sostuvo que el sector tendrá dificultades para cumplir con la norma debido a que ellos deben pagar por adelantado por el producto que comercializan.

Luis Barbery, presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), afirmó que el sector cumplirá con la normativa y las disposiciones laborales vigentes, aunque cree que muchas empresas tendrán que aplicar técnicas financieras, para privilegiar, primero, el pago del retroactivo que tiene un plazo, y diferir o pagar anticipos de sueldos a sus colaboradores.

El presidente de la CNI, Ibo Blazicevic, manifestó que “no existe ninguna respuesta a su planteamiento de financiamiento” de parte del Gobierno por lo que tendrán que cumplir con el plazo establecido en el reglamento del decreto salarial.

Advirtió que “podría darse un achicamiento en las planillas de las industrias lácteas, textiles, de cueros y maderas, que son las más vulnerables. La onda expansiva alcanzaría a Tarija y Chuquisaca que tienen crecimientos negativos del Producto Interno Bruto (PIB) regional”.





 




En esta nota