UN DESAYUNO CON...

Samuel Doria Medina Monje: “Es importante entender que Los Tajibos es emblemático”


El gerente de operaciones y comercial del hotel habla de las inversiones que han potenciado su marca. Y vienen más: pronto el restaurante Factory se incorpora


Doria Medina Monje, en uno de los ambientes especiales de Los Tajibos |
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

30/06/2019

Sabían que estaban haciéndose cargo de un hotel emblemático de Santa Cruz, como cuando se hereda una alhaja familiar a la que hay que venerar y poner en el sitial más alto. Así lo entendió el grupo inversionista del empresario Samuel Doria Medina, cuando adquirió el 78% de las acciones del hotel Los Tajibos en 2016. En tres años, el grupo ha conservado el carácter icónico del hotel, pero además le ha inyectado siete millones de dólares para actualizarlo, afianzando así su liderazgo en el olimpo de las cinco estrellas.

En esta nueva etapa, los directivos del grupo confiaron la gerencia de operaciones y comercial a Samuel Doria Medina Monje –tercer hijo del conocido empresario del mismo nombre–, quien no dudó en asumir el reto de rejuvenecer el legado hotelero. “Entramos sabiendo que este era un mercado competitivo, al que estaban ingresando marcas reconocidas a nivel mundial. Creímos importante entender que este era un hotel emblemático”, dice el joven gerente.

Doria Medina destaca que Los Tajibos también representa el turismo en Bolivia. De hecho, sus videos institucionales en internet promocionan los principales destinos turísticos de Santa Cruz de la Sierra y sus alrededores; de pronto el potencial cliente reconoce la simbiosis que existe entre esos lugares paradisíacos y los servicios de hospedaje que brinda el hotel.



Honrando las cinco estrellas

Las inversiones realizadas contemplaron el rediseño y reconstrucción del acceso principal y del lobby, el reformulado de casi el 100% de sus 208 habitaciones, el cambio de mobiliario, la instalación de televisores con sistema hotelero, nuevos equipos de aire acondicionado, wifi de alta velocidad, la remodelación de sus restaurantes Jardín de Asia, Piegari y La Terraza, entre otras mejoras.

Pero hay un sinfín de inversiones que quizá el público no ve –señala el gerente– y están asociadas a los servicios que prestan los 390 colaboradores del hotel y los 60 del centro de convenciones. “Gracias al equipo que tenemos, no hemos cerrado ni un solo día (para hacer las renovaciones); se ha podido trabajar sin causar molestias a los huéspedes”, destaca.

Ese personal, además, tiene la tarea de mantener impecables los inigualables predios del ícono cruceño: son 42.000 m2 de extensión, de los cuales 25.000 son jardines. Cuidar de pavos reales, tortugas, plantas y fuentes de agua demanda esfuerzo, pero esta ambientación no tiene precio para el usuario.

Y todavía van por más

El Grupo Comversa, al que pertenece la familia Doria Medina, seguirá potenciando la marca Los Tajibos. Nuestro entrevistado adelantó que en los próximos días el restaurante Factory abrirá sus puertas dentro del hotel, enriqueciendo así la ya variada oferta gastronómica de sus otros tres restaurantes.



“Dentro de nuestro plan maestro, estamos trabajando para desarrollar no solamente nuevos negocios y servicios, sino también el sector inmobiliario”, dice Samuel. “El hotel es el núcleo del plan, tenemos mucha extensión para crecer, para desarrollar algo diferente y novedoso para la ciudad”, anuncia.

El centro de convenciones seguirá apostando por brindar servicios de calidad para todo tipo de eventos. Y es aquí donde Samuel ratifica el aprecio que le tiene a su personal, mencionando a sus líderes por su primer nombre: “Nuestro equipo, comandado por Frida, brinda un servicio inigualable en Bolivia… Todos saben lo que tienen que hacer y operan de una manera que no pareciera que hay 2.000 personas comiendo o pidiendo bebidas”.

En sus proyecciones, la oferta de hoteles de cinco estrellas seguirá creciendo, aunque la demanda no acompañe. Incluso en los últimos años, indica, su competencia ha tenido que disminuir tarifas por debajo de niveles internacionales. Eso pone presión en hoteles de tres y cuatro estrellas.

Pese a todo, el grupo seguirá puliendo la joya que tiene en sus manos. “Trabajamos arduamente para mejorar la experiencia que uno vive en Los Tajibos”, finaliza el gerente Doria Medina.

El gerente nos abrió las puertas del hotel para la entrevista




 




En esta nota