ECONOMÍA

Las lluvias golpean La Paz, causan deslizamientos y se llevan 18 vidas


El ministro de Defensa indicó que la cifra de municipios en emergencia y desastre en el país subió a 48 y que hay más de 5.000 familias afectadas. En uno de los dos deslizamientos de ayer hubo cinco heridos


Unos 100 funcionarios con maquinaria pesada trabajan en el camino a Mallasa
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

14/02/2019

Este 2019, el fenómeno El Niño hace sentir su presencia en el departamento de La Paz. Ayer afectó a la ciudad sede de Gobierno, con un deslizamiento en la vía que une a la urbe del Illimani con Mallasa, Jupapina, Valencia y otras poblaciones sureñas. Un segundo deslizamiento, en la avenida Zavaleta (que une Obrajes con Miraflores), dejó cinco heridos. Mientras, la ruta a Caranavi, al norte, fue nuevamente cerrada por un nuevo desprendimiento de tierra y piedras. Además, con el hallazgo del cadáver de un niño, ya son 18 los muertos en Caranavi, de los 20 que hasta el momento han provocado las lluvias en todo el país.

La cifra, sin embargo, aún está lejos de la registrada en 2001, cuando una granizada que duró 40 minutos causó una inundación que se llevó la vida de más de 60 personas en la sede de Gobierno.

El ministro de Defensa, Javier Zavaleta, informó la mañana de ayer de que la cifra de municipios declarados en emergencia y desastre por los efectos climáticos ha subido a 48 y hay más de 5.000 familias afectadas en todo el territorio nacional.



El personal de la Brigada Especial de Rescate y Salvataje (Bersa) encontró el cadáver de un niño reportado como desaparecido tras los deslizamientos ocurridos en Puente Armas, en la ruta Yolosita-Caranavi, informó el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

Con este hallazgo, llegan a 18 los fallecidos, y 12 personas aún se encuentran desaparecidas.

A mediados de enero, otras dos personas perdieron la vida en Beni a consecuencia de las inundaciones, con lo que la cifra de fallecidos totaliza 20. Las regiones más afectadas son Tarija, Cochabamba y La Paz.

Las lluvias continuaron el martes por la noche y la madrugada del miércoles, lo que provocó que la ruta a Caranavi, que fue rehabilitada el fin de semana, vuelva a interrumpirse por derrumbes cerca de Puente Armas.



El municipio de Caranavi amaneció en medio de una torrencial lluvia y otra vez los ríos se desbordaron, llegando a anegar varias calles y viviendas de esta población, reportó la agencia ANF.

Según radio Fides, los ríos Yara y Coroico se desbordaron, al igual que el 2 de febrero, aunque con menor intensidad. 

La urbanización Nueva Generación fue nuevamente una de las zonas más afectadas por el desborde de ríos. “Estamos preocupados, otra vez la riada ha entrado a nuestra población”, dijo Pablo, un vecino.

En la ciudad

Cerca de las 7:00 se produjo un deslizamiento que inhabilitó la vía a Mallasa, al sur de La Paz. Carlos Espejo, que vive a unos 100 metros de donde se produjo el deslizamiento, relató que cuando estaba a punto de salir de su casa escuchó un estruendo. “Cuando vi lo que había ocurrido, pensé que el cerro había sepultado vehículos y que había muertos. Luego ayudamos a salir a un vehículo que se encunetó, había personas, pero no estaban lastimadas”.



No hubo heridos ni fallecidos, confirmaron más tarde por separado la Policía y la Alcaldía, pero don Carlos expresó que creía que había sido testigo de un milagro, porque explicó que a esa hora el tráfico vehicular es intenso, con los vecinos que salen hacia la ciudad para llegar a sus fuentes laborales o de estudio.

Al menos 100 funcionarios, decenas de volquetas y retroexcavadoras trabajaron arduamente durante la jornada para rehabilitar la vía, informó el subalcalde de Mallasa, Eduardo Campero.

Pasadas las 7:00, en la avenida Zavaleta, ubicada en la ruta al norte de la ciudad, se registró un deslizamiento de piedras de gran tamaño que cayeron del cerro. Una de ellas impactó en un vehículo que llevaba en su interior al chofer y cuatro ocupantes.

El director de Tránsito, Rodel Cano Leaño, señaló que fueron trasladadas a la Clínica del Sur, porque presentaban golpes, pero que no pusieron en riesgo sus vidas. La Alcaldía de La Paz emitió un comunicado en el que informó que la ruta por la avenida Los Leones y Zavaleta quedó suspendida. Los motorizados debieron utilizar otras tres vías alternas, lo que generó caos en el tráfico vehicular.