BOLIVIA

La UPEA anuncia que vuelve a tomar medidas luego del diálogo sin acuerdos


La universidad alteña insiste en pedir mayores recursos para concluir la gestión. El Gobierno le muestra varias observaciones de auditorías hechas por la Contraloría y desecha modificar la Ley 195. Seguirán las marchas

El diálogo se realizó sin contratiempos, pero no hubo respuestas a lo que la UPEA pide
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

02/07/2018

Las autoridades de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) no salieron contentas de la reunión que se realizó ayer con el Gobierno. Luego de ver al menos 32 observaciones de las auditorías realizadas en  2014 a esa casa de estudios superiores y no escuchar ninguna propuesta económica, la UPEA anunció el reinicio de sus movilizaciones desde hoy, exigiendo mayor presupuesto para terminar su gestión académica este año.

Si eso sucede, el Gobierno amenaza con suspender el reinicio del diálogo programado para este lunes, tras haber declarado ayer un cuarto intermedio al acercamiento que hubo. 

La UPEA fue al diálogo esperando que se proponga la modificación de la Ley 195 (distribución de la coparticipación tributaria). Toda la universidad está en pie de lucha porque saben que no alcanza el dinero que tenemos. Andamos preocupados porque no hubo ninguna respuesta (en la mesa de diálogo). Las movilizaciones continuarán tal como se ha programado. La tregua de 72 horas ya concluyó”, manifestó el rector de la UPEA, Ricardo Nogales, al salir de la reunión, después de más de tres horas continuas.



El sábado, las autoridades de la institución, asentada en la segunda ciudad más grande del país, señalaron que había organizada una comisión que preparaba medidas de protesta por si el diálogo fracasaba.

Contraloría

El ministro de Economía, Mario Guillén, comentó que durante la reunión, el Gobierno mostró a la delegación de la UPEA una auditoría de la Contraloría General del Estado con 32 observaciones y determinó que la asignación de mayor presupuesto que requiere la universidad dependerá de las soluciones que se apliquen a todas esas contemplaciones en un trabajo conjunto y de otras auditorías que se realicen.

Respecto a posibles movilizaciones, condicionó que “si ellos vuelven a las medidas de presión, lamentablemente vamos a tener  que tomar la decisión de no seguir con este diálogo”.



La ley no se modifica

Desde la redacción de la carta de convocatoria al diálogo de ayer, el Gobierno fue enfático en exponer que no debatiría con la UPEA sobre la modificación de la Ley 195, y así lo mantuvo ayer.

“Es un diálogo en que no está en debate la modificación de la ley. Aquello no es viable y no se va a hacer. No hay que generar falsas expectativas. Las autoridades y dirigentes de la UPEA deben tener claro que el Gobierno nacional no va a someter a discusión ese punto”, dijo por su parte el ministro de la Presidencia, Alfredo Rada, quien participó de la reunión.

Lo que sí se planteó, añadió, fue la aplicación de auditorías especiales, el mejoramiento de la calidad educativa y la garantía de la transparencia en el uso de los recursos.

El ministro de Educación, Roberto Aguilar, quien también se hizo presente en el diálogo, señaló que si se modificara la Ley 195, esto va a repercutir en otras instituciones, lo que implicaría “tener que traerlas a todas las afectadas para que le digan a la UPEA, de manera directa como lo ha hecho la UMSA (Universidad Mayor de San Andrés) y la FAM (Federación de Asociaciones Municipales), que no van a permitir que se modifiquen sus presupuestos”.



La demanda

La UPEA lleva más de cinco semanas de movilizaciones en la ciudad de La Paz. Rechazó el presupuesto adicional de Bs 70 millones que le fue asignado mediante la aprobación de una ley en el Legislativo.  

No obstante, la universidad mantiene firme su posición de un presupuesto de Bs 152 millones para la presente gestión, bajo amenaza de un probable cierre. Esta demanda, través de la modificación de la Ley 195, se basa en su crecimiento de la población estudiantil de 47.000 universitarios en 60 carreras. El Gobierno exige transparencia del manejo de los recursos. 



 




En esta nota