ECONOMÍA

Jóvenes, los más golpeados por el desempleo en Bolivia, con una tasa del 8,5%


Las personas entre 15 y 24 años son las más afectados por la desocupación. El Gobierno admite que la tasa de desempleo juvenil es mayor a la tasa nacional. El plan Generación de Empleo logró insertar a 6.500 personas hasta el momento.


Los jóvenes son uno de los sectores más vulnerables al momento de buscar trabajo
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

13/07/2019

De acuerdo a los datos de la Encuesta Continua de Empleo (ECE) del Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa de desempleo juvenil se encuentra en un 8,5% en 2018, cifra levemente menor a la que maneja el Viceministerio del Empleo del 9,1% en 2017.

En tanto, las cifras del Banco Mundial están en 7,3% (jóvenes entre 15 a 24 años) y según el Plan de Generación de Empleo llega al 6,5% (jóvenes entre 18 a 35 años). En ese sentido, el Gobierno, a través de los distintos programas de empleos busca paliar la situación, para insertar a este segmento de la sociedad en los sectores público y privado.

Emilio Rodas, viceministro del Empleo, explicó que la difí- cil situación económica interna, provocada por la merma en los ingresos por hidrocarburos, hace que la tasa de desocupación juvenil se mantenga alta.



Por ello, indicó que están reforzando el Programa de Apoyo de Empleo (PAE) en el que un 60% fueron jóvenes. “Sigue siendo alto el desempleo juvenil, esperamos que a futuro haya una reducción porque hemos hecho intermediación la boral en la fábrica de cemento de Caracollo, en la fábrica de vidrios de Zudáñez y vamos a contratar personal para la construcción de la planta siderúrgica del Mutún; es decir, hay varios espacios económicos que impactarán los indicadores macro”, dijo Rodas.

Más de 6.000 empleos

Desde el Plan de Generación de Empleo (PGE), informaron que han fomentado la contratación en empresas privadas, entre los 18 a 35 años, que cuenten o no con estudios superiores o experiencia laboral.

Es así que se ha logrado beneficiar a la fecha a más de 6.500 jóvenes a escala nacional con empleos de calidad. Según los datos de esa entidad, la tasa de desempleo juvenil en esa edad, alcanzó un 6,6% en 2017 y solo descendió al 6,5% en 2018. Por su parte, Marcela Alcócer, responsable nacional del Servicio Público de Empleo, destacó que Bolivia cuenta con una de las tasas de desempleo más bajas de la región (4,27%), pero desglosando ese porcentaje la tasa de desempleo más alta se encuentra entre los jóvenes, situación que preocupa a las autoridades.



“El Gobierno debe realizar una política activa de empleo para disminuir esas tasas”, dijo.

Jóvenes sin experiencia

En el marco de la firma de una carta de intenciones entre la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno y el Ministerio del Trabajo, para insertar a los universitarios en los programas de empleo, la vicepresidenta del Ilustre Consejo Universitario, Belén Flores, manifestó que uno de los principales requisitos que piden las empresas es la experiencia.

“Salimos a buscar trabajo y nos exigen experiencia”, dijo. Para el economista Alejandro Banegas el empleo se ve afectado por la política del salario mínimo, debido a que lo que percibe la mano de obra calificada y la no calificada son similares y eso genera un desincentivo. Además, sostiene que más alarmante es el subempleo y los jóvenes profesionales que se dedican a actividades distintas a su carrera. Señaló que entre el 55% y 60% de los jóvenes cruceños ocupados se desenvuelven en ámbitos ajenos a su experiencia.



 




En esta nota