ECONOMÍA

Invertirán $us 2.300 millones en 8 plantas de litio y abrirán fábrica de baterías en China


La alianza estratégica YLB-Xinjiang TBEA Group–Baocheng prevé llegar hasta el país asiático para garantizar el mercado chino en la industria de la batería de litio. Especialista advierte que los resultados beneficiarán más a China que a Bolivia


Los montos de inversión se sujetan a confirmación al concluir estudios de factibilidad
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

07/02/2019

Con una promesa de financiamiento de al menos $us 2.300 millones, Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB) y el consorcio chino Xinjiang TBEA Group–Baocheng prevén industrializar los recursos evaporíticos en los salares de Coipasa (Oruro) y Pastos Grandes (Potosí). El proyecto, la cuarta fase de la industrialización del litio en Bolivia, formula también, la instalación de una fábrica de baterías en China, cuyo financiamiento aún se desconoce.

“La propuesta de la empresa en el salar de Coipasa es la edificación de una planta de sulfato de potasio (con una estimación productiva de 450.000 toneladas/año); una planta de hidróxido de litio (60.000 t/año), una planta de ácido bórico (60.000 t/año); una planta de bromo puro (10.000 t/año); y una planta de bromuro de sodio (10.000 t/año) en sociedad con la empresa. Además se negocia la construcción en sociedad, de una planta de baterías en China”, destacó ayer el presidente Evo Morales, quien participó de la firma del acuerdo.

Las otras inversiones estarán en el salar de Pastos Grandes, donde se prevé instalar tres plantas: de cloruro de litio, de carbonato de litio y de litio metálico.



Morales manifestó su interés en la propuesta del embajador de China en Bolivia, Liang Yu, que con la compañía de baterías en el país asiático, se garantizará el mercado para toda la producción y se avalará la inversión que se quiera ejecutar.

El gerente de YLB, Juan Carlos Montenegro, firmó el acuerdo con el consorcio chino y explicó que para la industrialización en los salares, YLB participa con un 51%, mientras el socio chino se queda con el 49%. “Pero el financiamiento es enteramente del socio y se pagará con la misma producción de las plantas”, dijo a EL DEBER.

Factibilidad

En cuanto a la oferta de la fábrica de baterías, el analista Alberto Bonadona indicó que para asegurar el proyecto, se deberían analizar las condiciones básicas del intercambio que habrá entre los dos países.



“Con siete plantas que saquen el litio u otros tipos de compuestos que van a ser transformados en energía y baterías, parece ser que vamos a continuar en la misma situación, de producir los primeros pasos en la industrialización pero la mayor parte se la llevará China. Habrá que saber qué resultados vuelven a Bolivia. Suena a ser muy importante y conveniente, pero en los hechos no es así”, destacó el analista.

En cuanto al desarrollo de los salares de Coipasa y Pastos Grandes, el experto en litio, Juan Carlos Zuleta, indicó que “se repite el error de Uyuni, de escoger a dedo a las empresas chinas para estos emprendimientos, se obvia el detalle de que, por ley, los chinos no podrían estar habilitados para apoyar en la producción de compuestos minerales”, apuntó, a tiempo de indicar que duda de las grandes inversiones.

Cifra

1.300
Millones de dólares

Es el monto que corresponde al financiamiento en el salar de Coipasa.