ECONOMÍA

Evo habla de regular subvención a electricidad y al gas domiciliario


El mandatario dejó entrever que la medida apunta a cuidar los recursos del TGN y evitar una sangría económica del país. Industriales creen que no debe haber subsidios porque generan distorsión en la economía


El proyecto eléctrico en Cochabamba demandó una inversión de Bs 198 millones
Escuchar el artículo Pausar Lectura

15/09/2018

En Cochabamba. Con motivo de la inauguración de la línea de transmisión eléctrica en alta tensión San José-Santiváñez, el presidente Evo Morales habló de regular la subvención en algunos servicios, como el de electricidad y el gas domiciliario, para cuidar los recursos del Tesoro General de la Nación (TGN) y evitar una sangría económica de Bolivia.

El mandatario aseguró que el Gobierno tiene la obligación de subir “un poquito el costo de la energía eléctrica”, para cuidar la economía nacional y evitar caer en la situación de otros países, como Argentina, donde las tarifas de ese servicio se dispararon. Desde su perspectiva, una “exagerada” subvención puede afectar las arcas del Estado.

“Tenemos la obligación de un poquito subir el costo de la energía eléctrica para regular, porque no todo puede ser subvención, subvención, tienen que entender, porque la subvención, la exagerada subvención sería la sangría económica, hace daño a los recursos económicos del Tesoro General de la Nación”, justificó el Jefe de Estado.

Morales manifestó que “hay que empezar a pensar en que suba un poquito” la tarifa en el servicio de gas domiciliario. “Algunas familias, de acuerdo con datos oficiales, pagan entre Bs 8, 9 y 10 por mes, por lo que el incremento, aún sin fecha, sería de uno a dos bolivianos”.

Evo aseguró que la economía nacional seguirá creciendo, no solo en el ámbito energético sino también agropecuario y en la industria. Confesó que su deseo es que cada departamento produzca la cantidad de energía eléctrica que consume y que los excedentes sean exportados.

Ratificó que seguirá existiendo inversión para ampliar la cobertura de los servicios básicos y reiteró su optimismo sobre el crecimiento económico de este año, que se espera sea, nuevamente, el más alto de la región.

De acuerdo a datos oficiales de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), el costo del subsidio a las tarifas eléctricas llega a $us 216,4 millones. En el Presupuesto General del Estado 2018, divulgado por el Ministerio de Economía, se prevé que la subvención a los hidrocarburos, incluyendo combustibles y gas licuado, subirá de Bs 1.794 a 1.874 millones.

No se hacen eco del anuncio

Fuentes del sector empresarial nacional y dirigentes de la Central Obrera Boliviana (COB), por separado, evitaron pronunciarse sobre el tema señalando desconocer lo anunciado por el presidente Evo Morales.

Desde la Cámara Nacional de Industrias (CNI), su presidente Horacio Villegas, cree que el anuncio de ajuste de tarifa eléctrica y de gas domiciliario será en el ámbito doméstico porque en el industrial, en ambos casos, ya se registró una subida del importe este año. “El síntoma de la medida es de pretender sincerar los precios. No debe haber subsidios porque generan distorsión en la economía”, puntualizó.

Por dar un ejemplo, solo en la industria cementera, según Villegas, el ajuste de precio del gas industrial representa $us 2 millones anuales para ese sector.

Una mirada técnica

Para el especialista eléctrico Sergio Arnez, la subvención es buena para la población a corto plazo, pero mala a futuro porque impide desarrollar proyectos de energía renovable para reducir la contaminación (Bolivia actualmente produce 75% de su electricidad con combustibles fósiles).

A su criterio, levantar las subvenciones es positivo y necesario, pero debe hacerse gradualmente para no generar un shock en la población. “El Gobierno debe trabajar en mecanismos que permitan obtener energía renovable con los mejores precios. Licitar el suministro de energía renovable, en vez de hacer proyectos por su cuenta”, sentenció Arnez.