ECONOMÍA

El Gobierno revela que tiroteo fue un señuelo para pasar contrabando


Según el Ejecutivo, unos 15 camiones con mercadería ilegal, lograron ingresar al país desde Chile, luego del fuego cruzado entre contrabandistas y una patrulla militar. La CEPB advierte que hay mafias


Este año, 11 camiones fueron incinerados de los 90 vehículos interceptados con mercadería ilegal
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

22/02/2019

La provocación que experimentaron un grupo de personas, supuestamente contrabandistas en la población de Pisiga, en la frontera con Chile, contra una patrulla militar anticontrabando, fue solo una distracción para facilitar el ingreso al país de al menos 15 camiones cargados con mercadería ilegal, según las autoridades del Gobierno.

El miércoles a la 7:00, una de las patrullas militares del Comando Estratégico de Lucha contra el Contrabando, fue atacada por contrabandistas y comunarios de Pisiga. Producto de ese hecho violento, murió Edgar Freddy Villegas Ramos, de 40 años de edad, a quien identificaron como uno de los choferes de los cuatro camiones que intentaban ingresar al país con mercadería ilegal.

“Una vez generado el conflicto, donde mucha gente participó, obligó a las Fuerzas Armadas a retroceder hacia el interior, sin abandonar las fronteras. Una vez ocurrido esto, la gente hizo que pasen 15 camiones con contrabando por la línea principal, cruzando la población de Pisiga hacia el interior. El objeto de la violencia por la que reaccionaron fue para distraer a las unidades que luchan contra el contrabando y permitir que pase una mayor cantidad de camiones con mercadería ilegal”, informó ayer el viceministro de Lucha Contra el Contrabando, Gonzalo Rodríguez.



No sería la primera vez. La autoridad explicó que estos camiones, una vez ingresan a Bolivia, se camuflan en lugares preparados donde se esconden de la vista aérea y de las patrullas que trabajan en el lugar.

Añadió que en estos momentos, habrían hasta 200 camiones esperando la oportunidad de ingresar ilegalmente con mercadería de contrabando, desde el vecino país de Chile.

No hay control en Chile

En ese sentido, el ministro de Defensa, Javier Zavaleta, lamentó que Chile no colabore con erradicar los productos ilegales que atraviesan sus fronteras. Inclusive, el miércoles, de acuerdo a testigos del enfrentamiento, se evidenció que uno de los cuatro vehículos del convoy que fue interceptado, tenía placa chilena.



“Es importante establecer que de parte del lado chileno, no hay control igual que en la parte boliviana. Lamentamos que las autoridades chilenas no estén cumpliendo sus roles a la hora de controlar sus fronteras”, declaró.

Más militares

Zavaleta señaló que los operativos se incrementarán en las fronteras y que en la parte chilena se impulsan 19 puestos militares adelantados con la intención de asentar a al menos 760 uniformados.

“A medida que vamos avanzando con los puestos militares adelantados se irá incrementando el personal porque cada puesto tiene una capacidad para 40 personas. Hay cinco que están empezando a funcionar y en esa frontera van a llegar a 19”, declaró.

Mientras tanto, indicó que la Policía continúa investigando las circunstancias de la muerte de Villegas y de otro herido, supuestamente de bala.



Los operativos inciden

El gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, manifestó que es indudable que los operativos con el Ejército para disminuir el flagelo del contrabando, inciden contra esta actividad ilegal, especialmente en situaciones donde existe una lamentable baja de por medio.

“Pero antes de que ocurran estos hechos, la gente que se dedica a este delito, tiene que llegar a entender que ningún tipo de negocio que esté al margen de la ley, vale la pena arriesgar la vida. Si no se diera este tipo de represión, el contrabando aumentaría. Pero creemos, que a esta labor de represión, hay que acompañarla con mayor conciencia ciudadana”, manifestó.

Señaló que se debe aumentar la presión en contra de quienes delinquen, pero también pidió educar para que no resulte muy difícil disminuir esta actividad.

PARA LOS EMPRESARIOS, HAY MAFIAS ORGANIZADAS CON GRANDES CAPITALES
El presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Ronald Nostas, advirtió que los mayores contrabandistas están involucrados en mafias organizadas que manejan grandes capitales de dinero.

“Lo que hay detrás del contrabando no es una economía de subsistencia sino que la gente que lo usa están en las grandes mafias. Esto parece aquellas épocas cuando grandes mafias traficaban whisky y usaban a gente humilde para comercializar. En Bolivia estamos viendo algo similar. Cuando uno piensa que las mafias son capaces de enfrentarse a los militares se da cuenta del poder que tienen y la economía que generan”, sostuvo.

Nostas anotó que la medida que se ha tomado con la incursión de los militares es un “gran avance”, pero reiteró que se necesita una “política integral” tendiente a mejorar la lucha contra el contrabando que deja un efecto negativo a la economía y al pueblo en su conjunto.