ECONOMÍA

Bolivia exportará carne de res a China a partir de agosto, ayer recibió el aval


El país tiene un excedente de unas 40.000 toneladas del alimento para ser vendidas al exterior. Los ganaderos esperan tener una oferta de 200.000 toneladas y generar ingresos por $us 900 millones en una década. Morales destacó el logró


Morales destacó el avance genético conseguido por los ganaderos nacionales y los felicitó
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

01/07/2019

Algarabía, rostros con amplías sonrisas, abrazos, palmadas por el objetivo cumplido y bromas. Ese fue el escenario donde se informó que Bolivia consiguió la ‘llave’ para abrir un mercado de 1.400 millones de personas, por lo cual los frigoríficos ultiman detalles para que en agosto se realicen las primeras exportaciones de carne de res a China.

Pasadas las 10:00 en el salón del Cebú, del predio de la Feria Internacional de Santa Cruz (Fexpocruz), Juan Evo Morales, presidente del país, sostuvo que era una satisfacción el haber recibido de China el Protocolo sobre los requisitos de inspección, cuarentena y sanidad veterinaria para exportar carne bovina desde Bolivia a China, un documento que para el jefe de Estado es histórico, no solo para los ganaderos, sino para Bolivia.

Morales agradeció por el asesoramiento de los empresarios y ganaderos cruceños que permitió la apertura del mercado chino y destacó la labor realizada por la Cancillería y el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag).



El primer mandatario reconoció que las veces que probó carne a la parrilla, por su excelente sabor, pensaba que era argentina o paraguaya y cuando los ganaderos le dijeron que era boliviana no creyó e indicó: “Por eso mandé a mi agente de inteligencia, el ministro de Gobierno, con sus dos radares para saber si era carne boliviana y verificó que sí era”, bromeó Morales.

El jefe de Estado remarcó que la calidad de la carne boliviana mejoró mucho y que ahora ,debido a éste y a los futuros acuerdos de exportación, hace falta mejorar en la cantidad; para eso Morales subrayó que se deberá trabajar en el tema de la tenencia de la tierra y en su uso, a tiempo de aclarar que el Plan de Uso de Suelo (PLUS) está en manos de la gobierno departamental, por lo que los ganaderos deberán trabajar con esas autoridades.

Morales recordó que a China, desde 2018, ya se exportaron 600.000 toneladas de quinua y que ahora se suma la carne de res y en un futuro lo hará la soya, a tiempo de asegurar que los acuerdos comerciales con China, a diferencia con los otros que se realizaron en gobiernos anteriores, no tiene ningún condicionamiento.

“China no condiciona nada, salvo garantizar y cumplir los compromisos. Por eso esperamos que en agosto ya estemos exportando carne bovina”, dijo Morales, mientras la delegación china afirmaba con la cabeza cada palabra que decía el presidente boliviano.



Antes, Óscar Ciro Pereyra, presidente de la Confederación Ganaderos de Bolivia (Congabol), agradeció el trabajo realizado por el Gobierno y por conseguir el inédito pasaporte para vender carne de res a China.

Pereyra también agradeció al Gobierno chino por confiar en la producción boliviana y aseguró que no los van a defraudar, por ello subrayó que hoy en día el sector ganadero está preparado para la exportación y que la industria cárnica hizo importantes inversiones para ser competitiva y poder exportar a cualquier mercado del mundo.

“Actualmente exportamos a Perú, Ecuador, Venezuela, Colombia, Vietnam y ahora lo haremos a nuestros hermanos chinos y pronto...señor presidente sabemos que viajará a Rusia, ojalá nos traiga el mismo regalo que hoy nos da. Estamos preparados los productores, la industria y el sistema de sanidad”, indicó Pereyra. El titular de Congabol rechazó que la exportación beneficie solo a los grandes ganaderos y reafirmó que la venta de carne bovina a China beneficiará a pequeños, medianos y grandes productores y más cuando el sector proyecta en 2030 un crecimiento de un 5% que se traducirá en una oferta exportable de unas 200.000 toneladas que generarán alrededor de $us 900 millones de divisas para el país, aparte de ubicar a Bolivia entre las 15 mayores naciones del mundo en exportar el producto.

A su vez, Liang Yu, embajador de China en Bolivia, repasó el potencial económico de su país e indicó que en 2019 se celebra los 70 años de la creación de la República Popular de China y que en ese tiempo 740 millones de personas dejaron de ser pobres.

El diplomático precisó que China es la segunda economía del mundo, la más grande en comercio de bienes y la primera en tener las mayores reservas del mundo y agregó que las relaciones comerciales con Bolivia, en los últimos años, se han profundizado hasta lograr que China sea su segundo socio y la primera fuente de recursos financieros.



Yu explicó que su país firmó distintos protocolos para la exportación de quinua, café y soya y recordó que en abril de este año se firmó otro para la compra de carne de res boliviana, que a su criterio fue un gran paso que se concreta con la entrega del protocolo de exportación.

En aprontes

Tras conocer la confirmación china, José Fernando Céspedes, gerente general de Frigor, se mostró satisfecho e indicó que es un resultado positivo de varios años de gestión público-privada y que el hecho de recibir un protocolo significa la convalidación de parte de la aduana china de las normas bolivianas de producción y control sanitario en el tema pecuario.

“Ya se puede exportar, solo quedan un par de trámites operativos, como el certificado de exportación. Por eso consideramos que en agosto ya se realicen los primeros envíos. Tenemos la infraestructura, el personal y la capacidad para cumplir con el mercado chino”, dijo Céspedes.

Para Jaime Barrenechea, gerente general de Fridosa, el conocer las reglas de juego (por el protocolo), es una gran noticia, por lo que una vez que se cumplan con el certificado sanitario y de exportación que están en manos del Senasag, calcula que en agosto ya podrán exportar.

“Nos preparamos hace mucho tiempo realizando anualmente inversiones permanentes. Conocemos la logística de las exportaciones, solo esperamos la bandera verde para mandar nuestros productos a China”, precisó Barrenechea a tiempo de remarcar que este mercado los obligará a trabajar en la eficiencia. BFC, el otro frigorífico que se alista para la exportación ya realizó una inversión de $us 10 millones con una proyección de subir a $us 20 en los siguientes dos años.

Paulo Macedo, gerente general de BFC, detalló que están listos para exportar, sin descuidar al mercado interno y que en esta oportunidad pondrán al servicio del país su experiencia en el comercio internacional, pues ya venden (la sucursal de Paraguay) a 74 países.



 




En esta nota