ECONOMÍA

Bolivia apuesta por el consorcio suizo-alemán para tren bioceánico


El viernes, cinco ministros de Obras Públicas debatirán el proyecto en Lima. El Gobierno espera incluir en agenda de Evo el tema ferroviario en su visita a Rusia

El tren bioceánico tiene más de 3.700 kilómetros de longitud, desde Santos (Brasil) hasta Ilo (Perú)
Escuchar el artículo Pausar Lectura

12/06/2018

El Gobierno boliviano propondrá a los países miembros del Grupo Operativo Bioceánico (GOB), que se reunirá el viernes en Lima, que sea el consorcio suizo-alemán el que financie los $us 14.000 millones para la construcción integral del Corredor Ferroviario Bioceánico Central. 
“Están en el menú Suiza, Alemania, Reino Unido, España y Rusia. De esa variedad podemos elegir. Pero el acuerdo al que queremos llegar (como propuesta boliviana) el 15 de junio es que  nos sentiremos mucho mejor si trabajamos con el consorcio suizo-alemán porque avanzaron con nosotros desde el inicio”, señaló el ministro de Obras Públicas, Milton Claros.

Este viernes, cinco ministros de Brasil, Bolivia, Perú, Uruguay y Paraguay se sentarán en una mesa para delinear la ruta 
crítica de la megaobra que plantea niveles de ejecución de obras, modalidad de inversión, aprobación del reglamento interno del GOB, entre otros puntos, que definirán si el proyecto sigue interesando a los países del sur.

Por su parte, Ariel Torrico, responsable por Bolivia del GOB, aclaró que, si bien esa es una propuesta boliviana, “cada país es soberano en la búsqueda de conseguir los recursos necesarios para poder ejecutar el proyecto”.

Se sumaría Rusia

Entre tanto, Milton Claros informó de que se está proponiendo que en la agenda de trabajo del presidente Juan Evo Morales, quien visitará Rusia en los próximos días, se incluya el tema para que Rusia pueda firmar un memorándum de entendimiento, con lo que sería el sexto país interesado en invertir.

“Rusia desarrolló su propia tecnología en trenes. Para nosotros es importante. Hay qu analizar las condiciones. En Rusia, existe el interés de inversionistas. Serán bienvenidos”, señaló.
Integración física

El gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, explicó que el proyecto no es un tema menor, sobre todo para Bolivia, que se encuentra en el corazón geográfico de América del Sur y que precisa de la obra. 

“Por su costo, es una obra faraónica, pero hará realidad la integración física entre los países. Con la connotación que ello puede tener si se suma el corredor de integración de la hidrovía Paraguay-Paraná, que sumaría otros países. Habrá que ver el compromiso que asuman las naciones involucradas”, declaró.