DINERO

Modernización, clave para hacer crecer el volumen de operaciones


Enfoque. Para las empresas que más impuestos pagan en el país, buscar la mejora constante es un modelo de negocios. Esa premisa, les permite obtener mejores réditos


Cobertura. Nibol tiene presencia en cinco ciudades. En 2020 se expandirá a Potosí, en 2021 a Oruro y el 2022 a Pando. Foto: Nibol
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

Hace 6 días

Las empresas que más impuestos pagan aplican ciertas estrategias para mantener e incrementar el volumen de sus operaciones, de acuerdo con sus líderes.

En el caso de YPFB, encara su accionar a través de la ejecución de planes estratégicos corporativos y planes de inversión. Ambas acciones deben necesariamente contemplar un análisis del entorno. Todo eso sustentado en procesos como la industrialización, la diversificación y la internacionalización, dijeron desde la estatal.

En tanto, CBN cuenta con un portafolio de marcas de lujo, señala Ibo Blazicevic, gerente institucional de la industria. Además, manifiesta el ejecutivo, la compañía (que genera 2.000 puestos de trabajo directos y más de 40.000 indirectos), brinda una serie de beneficios y condiciones laborales que la distinguen. “Nuestras cervezas han sido premiadas internacionalmente y se posicionan entre las mejores del mundo. Paceña simboliza el orgullo boliviano; su calidad ha conseguido más de 118 reconocimientos”, dijo.



Por su parte, Tigo se enfoca en la innovación y autogestión para el cliente. A decir de su gerente general, Pablo Guardia, la telefónica brinda una diversidad de servicios digitales interrelacionados y su participación de mercado varía según el servicio y segmento.

“Nos enorgullece el crecimiento del canal Tigo Sports, consolidado como el segundo mejor canal deportivo, después de Fox Sports, según un estudio realizado por el EGM. Además, la aplicación de Tigo Sports, ocupa el tercer lugar de audiencia después de YouTube y Netflix”, expresó Guardia.

Para Embol, según Luis Lugones, gerente nacional de asuntos públicos de la compañía, es fundamental escuchar al mercado y a los clientes, a quienes considera socios estratégicos del Sistema Coca-Cola de Bolivia. Señaló que la firma se enfoca en la introducción de nuevos productos en el mercado para satisfacer la demanda de los consumidores en todos los momentos de su vida diaria, con distintas opciones.

Por su parte, el Banco Mercantil Santa Cruz enfoca sus esfuerzos en diseñar soluciones innovadoras que, de la mano de la tecnología, le han permitido desarrollar productos y servicios que se adaptan a las necesidades específicas de cada segmento.



Entretanto, Nibol, al ser una compañía enfocada a los clientes, señala Carlos Paz, presidente ejecutivo de la empresa, se involucra en los proyectos de estos y les proporciona productos según sus necesidades. “Contamos con toda la oferta automotriz que una persona natural, la familia, un profesional, una empresa, un agricultor, un transportista, un minero o un constructor puede necesitar”, expresó Paz.

Así como Nibol, Credinform International orienta sus estrategias a satisfacer a sus consumidores. “La satisfacción del cliente es determinante en cualquier negocio; sin embargo, en nuestro caso es más difícil alcanzarla, ya que se materializa en el momento en que nos prueban, cuando asistimos a una persona. Si no hay un accidente es difícil medir la satisfacción”, dijo Juan Carlos Velarde, gerente comercial de Credinform.

Entre las innovaciones que ha desarrollado la firma sobresalen un café business en Ventura Mall y la digitalización de sus procesos de atención a los usuarios.

El aumento de contribuyentes es posible con dos mecanismos
El incremento de la base de contribuyentes por lo general pasa por dos mecanismos de política fiscal, sostiene Luis Valda, socio de la firma de abogados Criales&Urcullo.

Por un lado, dice Valda, hay que generar mayores mecanismos de control en los sectores típicamente ‘informales’ (construcción, venta minorista, etc.), pero considerando que la recaudación a través de fiscalización no constituye una forma de recaudar per sé sino un medio para generar sensación de riesgo e incentivar al correcto cumplimiento de las obligaciones tributarias.



Por el otro lado, según Valda, se deben generar políticas que simplifiquen la relación del pequeño contribuyente con la administración tributaria, de forma tal que el ciudadano común deje de considerar al SIN como el ‘malo de la película’.

El frecuente cambio de personal en la administración tributaria, la falta de información y muchas veces la desinformación a los contribuyentes, la complejidad de los procedimientos, la aplicación acrítica de la norma en procedimientos de determinación de oficio o sancionatorios, manifiesta el especialista, han hecho que la mayoría de la población considere la tributación como una verdadera pesadilla, resultando más conveniente mantenerse en la informalidad.

En tanto, Daniel Ayoroa, gerente jurídico de Agentax, indicó que en el país no existe progresividad impositiva; es decir, todos los contribuyentes pagan el mismo porcentaje de impuestos, sin tomar en cuenta sus genencias.

Para revertir esa situación, Ayoroa propone aplicar la progresividad de impuestos, para que cada contribuyente pague impuestos en función a los ingresos que genera. Esto, de acuerdo con el experto, incentivaría la creación de más empresas.

Además, para impulsar aún más la creación de nuevas firmas, señala Ayoroa, se les puede ‘devolver’ (ventajas fiscales) un cierto porcentaje de los impuestos que pagan.



 




En esta nota