DINERO

El diseño del packaging tiene que seguir el ‘ritmo’ actual de consumidores


Realidad. En la actualidad, las personas están cada vez más concienciadas en cuestiones de respeto al medioambiente


Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

12/02/2019

El packaging (empaque) es una herramienta clave en la estrategia de ventas, ya que es el medio que permite que los productos lleguen a los consumidores y que este pueda acceder a ellos. Es, además, el mecanismo que introduce a la marca en el punto de venta y que la diferencia de sus competidores.

Como todos los elementos de la estrategia de marketing y publicidad, el packaging también está en proceso de cambio y de ajuste a los nuevos tiempos. En ese contexto, tiene que seguir el ‘ritmo’ de los consumidores y responder a sus cambiantes preocupaciones e intereses.

En la actualidad, los consumidores están cada vez más concienciados en cuestiones de respeto al medioambiente y en cómo sus pautas de consumo crean una huella.

Esto ocasiona que tomen nuevas decisiones de compra, pero también que sean cada vez más exigentes con lo que hacen las marcas y con cómo llegan sus productos a ellas, lo que implica que la cadena de producción y de comercialización tiene que ser mucho más respetuosa con el entorno, pero también que el packaging debe ser mucho más ‘verde’.

En ese sentido, las grandes empresas están mostrándose cada vez más preocupadas por este tema y están reduciendo el uso de materiales con un impacto negativo, como es el caso del plástico.

El nuevo estándar

A decir de Renzo Mori, director creativo asociado de Claps Publicidad, la concienciación medioambiental viene ganando importancia en todos los aspectos de la vida y cada vez más personas toman el buen hábito de reciclar, por lo que las marcas no pueden ser ajenas a esa situación.

“El packaging es una de las mejores maneras de transmitir los valores y filosofía de las marcas y si estas aplican su estrategia comunicacional al apostar por el ecopackaging, ayudarán a concienciar a los consumidores sobre el reciclaje, y a su vez, fortalecerán su imagen no solo como marca, sino en el aspecto sostenible”, explicó Mori.

En este contexto, el objetivo del ecopackaging es mejorar el futuro del planeta y fortalecer el ‘engagement’ de las marcas con sus consumidores.

En tanto, el experto en marketing, Mariano Cabrera, indicó que las nuevas generaciones como los millennials y la Z, son más ecologistas, por lo que buscan y consumen marcas que comparten esos mismos valores.

De acuerdo con Cabrera, algunas marcas han tomado nota de ese comportamiento y crean sus empaques con materiales reciclados, ya que se han dado cuenta que la contaminación no es un tema menor y que preocupa a sus consumidores.